Público
Público

Sesión de control Ofensiva de la derecha contra Ábalos por su encuentro con Delcy Rodríguez

La bancada de la derecha ha pedido a gritos la dimisión del ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, protagonista de esta primera sesión de control al Gobierno de coalición.

El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, durante la sesión de control al Gobierno celebrada este miércoles en el Congreso. EFE/Juan Carlos Hidalgo
El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, José Luis Ábalos, durante la sesión de control al Gobierno celebrada este miércoles en el Congreso. EFE/Juan Carlos Hidalgo

marta monforte

Primera sesión de control al Gobierno de coalición en el Congreso y Venezuela ha vuelto a acaparar el foco mediático en las formaciones de la derecha por el encuentro entre el ministro de Transportes, José Luis Ábalos, y la vicepresidenta del Ejecutivo de Nicolás Maduro, Delcy Rodríguez, el pasado 20 de enero en el madrileño aeropuerto de Barajas. PP, Vox y Ciudadanos han utilizado sus intervenciones para cargar duramente contra el socialista —que ha proporcionado versiones contradictorias sobre lo ocurrido— y han centrado la mayor parte de sus intervenciones en este particular.

De las seis cuestiones que los populares han trasladado al Ejecutivo, cuatro de ellas han hecho referencia al encuentro de Ábalos con Rodríguez. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha salido en defensa del ministro: "Hizo su deber que fue evitar una crisis diplomática con su intervención en el aeropuerto de Barajas" ha señalado Sánchez. El gobierno venezolano tiene prohibido pisar el espacio Schengen en virtud de las sanciones de la UE.

El primero en poner sobre la mesa de forma directa esta cuestión ha sido el líder de Vox, Santiago Abascal, que ha interpelado al presidente para preguntarle si fue él la persona que dio la orden de reunirse con Rodríguez y "evitar su detención". "Su interés por Venezuela y España es tan falso como los visados de Rocío Monasterio", le ha espetado el líder del Ejecutivo al ultraderechista. Posteriomente, Ábalos ha protagonizado un duro enfrentamiento con diputados de las tres derechas, que han llegado a proferir gritos de "dimisión" en el hemiciclo.

Las encargadas de fiscalizar a Ábalos han sido las populares Belén Hoyo, Valentina Martínez y Carolina España. Por parte de Ciudadanos ha intervenido el portavoz adjunto de Ciudadanos, Edmundo Bal. La portavoz popular en el Congreso, Cayetana Álvarez de Toledo, también se ha referido a esta cuestión en una interpelación urgente al Gobierno. Sin embargo, la polémica no tendrá mayor recorrido —al menos a nivel parlamentario— ya que PSOE y Unidas Podemos, con el respaldo de PNV, ERC, Bildu y los minoritarios, han denegado la petición del PP y Ciudadanos de que en el próximo Pleno se cree una comisión sobre dicha reunión.

Álvarez de Toledo ha leído desde la tribuna del Congreso las versiones de Ábalos respecto a lo ocurrido en Barajas: "Quédese tranquilo, no voy a exigir su dimisión porque eso conllevaría tener una condición humana y política previa, la dignidad", le ha espetado. Asimismo ha pedido una rectificación pública de Sánchez por referirse a Guaidó como el líder de la oposición —y no como el presidente encargado de Venezuela— y ha demandado retirar "los privilegios" del expresidente José Luis Rodríguez Zapatero: "Es un hombre denostado, sin autoridad moral ni legitimidad. Un agente del régimen, mediador de parte".