Público
Público

Silvia Clemente La presidenta de las Cortes de Castilla y León deja su cargo y abandona el PP: "No creo en este proyecto"

Silvia Clemente ha tomado esta decisión con la sensación de que la dirección ha "bloqueado" su iniciativa, ha actuado con "hipocresía" y ha alentado "campañas de difamación" contra ella.

Publicidad
Media: 1.50
Votos: 2

La presidenta de las Cortes de Castilla y León, Silvia Clemente, ha anunciado este jueves que deja su cargo y el PP. EFE/R.García

La presidenta de las Cortes de Castilla y León, Silvia Clemente, ha anunciado este jueves que deja su cargo y el PP, decepcionada con la dirección actual del partido y su presidente autonómico, Alfonso Fernández Mañueco, quien "no tiene palabra, capacidad y carece completamente de liderazgo".

"No creo en este proyecto", ha zanjado Clemente en una comparecencia ante los medios de comunicación para leer una carta en la que ha confesado que creyó en Mañueco pero se equivocó, y tras la que, visiblemente emocionada, no ha admitido preguntas de la prensa.

Tras cuatro años al frente del Legislativo de Castilla y León y consejera de varios departamentos de la Junta entre 2003 y 2015, bajo la presidencia de Juan Vicente Herrera, Clemente ha tomado esta decisión con la sensación de que la dirección ha "bloqueado" su iniciativa, ha actuado con "hipocresía" y ha alentado "campañas de difamación" contra ella.

"Piensan que cuando trabajas y aportas iniciativas positivas para los castellanos y leoneses les estás haciendo sombra, entonces toman la decisión de apartarte y ningunearte, y esa ha sido la consigna que han dado con respecto a mi", ha argumentado.

Sobre la figura de Mañueco, actual candidato del PP a la Presidencia de la Junta de Castilla y León, ha dicho que se equivocó cuando le dio ayuda para ganar las primarias para liderar el partido: "Lo único que pretendía era que yo no me presentara a ese proceso de renovación".

Un proyecto sin contenido

Sin desgranar los compromisos que adquirió Mañueco con ella, Clemente sí ha sostenido que "se ha incumplido la palabra dada" y la confianza que ella entregó al proyecto "quedó rota desde hace mucho tiempo" y "sin confianza no se puede trabajar en un proyecto político".

"He podido comprobar que este proyecto del PP para Castilla y León carece de ambición, no tiene contenido, no hay iniciativas para conducir a Castilla y León hacia un futuro mejor. No creo en este proyecto. No puedo creer en quien no tiene palabra y no tiene ambición", ha rematado Clemente.

"Todo ha empeorado de manera muy evidente y yo no soy capaz de seguir en este puesto ni un día más"

Además de las críticas a Mañueco, la hasta ahora presidenta de las Cortes ha sostenido que algunas de las últimas posiciones del Grupo Popular en materias como la Ley del Colectivo LGTBI+, en el cambio de presidentes del Consejo Consultivo y el Consejo de Cuentas y la falta de convocatoria de la comisión de investigación de las eólicas le han parecido "inasumibles".

Clemente ha asegurado que es una decisión "muy meditada y pensada", que toma "después de haber agotado todas las posibles vías de solución", pero que refuerza su idea de "servicio público". "Me he dejado la piel en ello, he trabajado sin descanso y he peleado por Castilla y León en todas las responsabilidades que he tenido", ha añadido.

"Todo ha empeorado de manera muy evidente y yo no soy capaz de seguir en este puesto ni un día más", ha afirmado sobre su marcha del Parlamento, a cuyos trabajadores ha agradecido la colaboración, del mismo modo que a los alcaldes, concejales, afiliados y simpatizantes del PP que le han dado apoyo.

La carta de Clemente cierra con un mensaje directo a Mañueco: "No se puede trabajar sin convicción, sin ilusión, sin creer en el proyecto ni en quien lo dirige en este momento, Alfonso Fernández Mañueco, una persona que no tiene palabra, que no tiene capacidad y que carece completamente de liderazgo".

La alcaldesa de un pueblo de Valladolid deja el PP

El pasado martes, la alcaldesa de Zaratán (Valladolid), Susana Suárez, anunció también que abandonaba el Partido Popular, al que ha representado en la Alcaldía desde 2013, pues lo considera como una formación que "está muerta", al tiempo que calificó a su presidente provincial, Jesús Julio Carnero, de "cínico" y recomendó que "nadie debería confiar" en él.

Más noticias en Política y Sociedad