Público
Público

SMI Trabajo apuesta por una subida del salario mínimo y convoca a los agentes sociales la próxima semana

La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, destaca que en 42 años solo ha tenido lugar una congelación del salario mínimo interprofesional, con el Gobierno de Rajoy. Díaz insiste en la necesidad de que el SMI acompañe a las subidas de un 0,9% de las pensiones y del sueldo de los trabajadores públicos.

Díaz confirma que el Gobierno trabaja en una baja para padres con hijos en cuarentena con PCR negativa
La ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, en una imagen de archivo

alexis romero / manuel sánchez

La negociación para abordar la subida del salario mínimo interprofesional en 2021 ya tiene fecha. El Ministerio de Trabajo ha convocado a patronal y sindicatos a una reunión el martes de la próxima semana para afrontar una cuestión que los agentes sociales, especialmente los sindicatos, han puesto sobre la mesa en las últimas semanas.

La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha avanzado este viernes durante una entrevista en el programa Las cosas claras que ha convocado a patronal y sindicatos a un encuentro la próxima semana para abordar este asunto, y ha apuntado a que el Ministerio apostará por no congelar el salario mínimo, aunque ha evitado referirse a cuantías concretas de cara a una eventual subida.

"Vamos a convocar la mesa de diálogo social para la semana que viene. Durante 42 años de democracia en España nunca se ha congelado el salario mínimo interprofesional, con una salvedad, la del Gobierno de Mariano Rajoy, que congeló el salario y las pensiones por su política de recortes y devaluación salarial. Durante esos años, por cierto, hubo muchas crisis", ha defendido Díaz, después de que la patronal haya planteado una congelación del SMI al considerar que no es momento para actualizar los salarios.

Preguntada por la cuantía, y por la propuesta de los sindicatos de alcanzar los 1.000 euros de salario mínimo, la ministra de Trabajo no ha ofrecido una respuesta concreta, pero se ha referido a la necesidad de acompañar las subidas de las pensiones públicas y del salario de los trabajadores públicos, ambas del 0,9%.

"Acabamos de subir el 0,9% las retribuciones de lo funcionarios y las pensiones públicas. Nadie comprendería que no hiciéramos lo mismo con los trabajadores y trabajadoras que más lo necesitan para que no pierdan poder adquisitivo", ha explicado Díaz, que también ha insistido en que muchos países europeos han cerrado acuerdos para incrementar sus salarios mínimos en 2021.

Pese a no ofrecer una cuantía concreta, la ministra ha asegurado conocer el planteamiento de los sindicatos y se ha mostrado contraria a la "congelación" de los salarios, aunque ha emplazado todos estos asuntos a la mesa de negociación que se abrirá el próximo martes entre los agentes sociales y el Gobierno.

Derogación de la reforma laboral y reducción de la jornada

"Conozco por la prensa las pretensiones de los agentes sociales, pero la semana que viene conoceré el alcance de esas medidas. He sido clara, en 42 años no se ha congelado el salario mínimo ¿Por qué revalorizamos pensiones y el salario de los trabajadores públicos al 0,9% y dejamos a los asalarariados que más lo necesitan con pérdida del poder adquisitivo? No compartimos la congelación y vamos a discutir lo que dicen los agentes sociales", ha zanjado.

También ha hablado la ministra sobre la derogación de la reforma laboral y la reducción de la jornada de trabajo, dos de los temas que han centrado la agenda en las últimas semanas. Sobre el primer asunto, Díaz ha avanzado que seguirán negociando el desmontaje de la reforma laboral "en cuanto acabemos las tareas pendientes", en referencia a la mesa de diálogo sobre plataformas digitales que continúa abierta para tratar de acordar una regulación sobre los denominados riders.

Sobre la reducción de la jornada laboral, ha recordado que Trabajo ya está estudiando la propuesta, pero se ha referido a las 32 horas horas planteadas por Íñigo Errejón como una propuesta "rígida" y ha instado a ir más allá en la reformulación de los tiempos de trabajo.

"¿De qué vale no trabajar un día a la semana si estamos haciendo 6 millones de horas semanales extra, de las que el 42% no se retribuyen? ¿De qué me vale no trabajar un día? Este modelo no sirve para la corresponsabilidad y conciliación, y no sirve para determinados sectores. Además, se propone que este tiempo se sufrague con recursos públicos. Los países no están optando por opciones rígidas. Lo vamos a tratar y se llevará al dialogo social", ha avanzado.

Más noticias de Política y Sociedad