Público
Público

Socialistas de renombre atizan la presión sobre Sánchez para que acepte una abstención a Rajoy

Zapatero, González, Sevilla o Vara tratan de desactivar la posibilidad de que el secretario general del PSOE intente una alternativa de Gobierno con Unidos Podemos si el candidato del PP fracasa. El exministro propone, además, pedir 'in extremis' la cabeza del presidente para ofrecer el apoyo pasivo.

El expresidente José Luis Rodríguez Zapatero recibe a Felipe González, también exjefe del Ejecutivo, en La Moncloa durante el Gobierno socialista del primero.

MADRID. A las presiones del PP y Ciudadanos para que Pedro Sánchez, secretario general del PSOE, opte por la abstención de los 85 diputados del PSOE para favorecer una investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno, se van sumando socialistas de renombre, entre otros y sobre todo, los dos presidentes del Gobierno que lo fueron por el PSOE, Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero.

El último en pronunciarse, hace unas horas, ha sido Zapatero, que este jueves ha advertido en un acto en León de que sería "negativo e inconveniente" que se tuvieran celebrar nuevas elecciones y ha abogado por abrir un proceso de diálogo interno en el PSOE en torno al proceso de la investidura de Rajoy. Asimismo, el exlíder socialista ha añadido que el PP, como la fuerza que recibió un mayor respaldo en los pasados comicios, debe hacer "todos los esfuerzos" para conformar un Gobierno.

Fue el Comité Federal el que trasladó a Sánchez la imposible ecuación de no a las elecciones, no al pacto con Podemos y no a un  Gobierno de Rajoy

Lo que no concretó Zapatero es si, con lo de "diálogo interno", se refería a un debate en el seno del Comité Federal o a una consulta a las bases (que sí apuntó Sánchez antes del 26J), aunque, a tenor de varias reflexiones socialistas recabadas esta tarde, se refería más a lo primero. Precisamente, fue la última reunión del Comité Federal en la que se advirtió a Sánchez de la imposible ecuación de no a unas terceras elecciones, no a un pacto con Podemos alternativo al PP y no a un Gobierno de Rajoy. Recién ganadas las elecciones el PP, además, Alfonso Guerra, exvicepresidente del Gobierno con González, ya recordó a Sánchez que el triple "no" era imposible y le instó a elegir: o investidura de Rajoy o terceras elecciones.

En este sentido, González ha sido el más claro desde siempre sobre la salida a este imposible, aunque en su último pronunciamiento matizó su preferencia pasada de gran coalición PP-PSOE: hay que negociar con Rajoy (publicó en El País) y hay que dejarle gobernar aunque "no lo merece" (entrevista al diario argentino Clarín). La Ejecutiva de Sánchez se ha apresurado a contestar a González que "no es no" a Rajoy.

Sevilla pide al PP que "presente otro candidato que sea capaz de garantizar esa gobernabilidad que Rajoy, parece, no puede garantizar"

El líder del PSOE se encuentra, pues, acuciado por todos los frentes, salvo el suyo más próximo, que se esfuerza en derivar la responsabilidad a quien el rey ha encargado intentar ser investido, a Rajoy. "No nos toca", insisten en la Ejecutiva socialista. Sin embargo, también en este núcleo de confianza empiezan a abrirse grietas. Jordi Sevilla, responsable económico del programa de Sánchez, ha escrito este miércoles un artículo en el que aboga por "abrir la puerta a aquel candidato que aglutine un mayor número de diputados" (Rajoy, en este caso)

El exministro socialista, sin embargo, plantea una posibilidad in extremis para facilitar una investidura, sobre la que ni Sánchez ni su Ejecutiva se han pronunciado aún. Sevilla, en reflexión, añade que la Constitución deja claro que a Rajoy "no le basta con haber encabezado la lista más votada" para ser presidente, sino que "tiene que negociar y conseguir el apoyo parlamentario que le falta". "Y si no lo consigue -añade-, también puede renunciar a ser candidato y que el PP presente otro candidato que sea capaz de garantizar esa gobernabilidad que Rajoy, parece, no puede garantizar".

Jordi Sevilla, exministro de Administraciones Públicas y asesor económico del PSOE

Elorza, que hasta ahora venía manteniendo que Sánchez debía intentar su investidura, se declaró en las últimas horas partidario de la abstención

El presidente de Extremadura, Guillermo Fernández Vara; la presidenta de Illes Balears, Francina Armengol, o el exalcalde de San Sebastián y diputado Odón Elorza son otros de los destacados socialistas que se han pronunciado abiertamente sobre lo que creen que debería hacer el PSOE, aunque no siempre en el mismo sentido. Mientras Fernández Vara mantuvo siempre que debería haber abstención del PSOE para que gobierne el partido más votado (el extremeño sacó adelante su ley de presupuestos con la abstención del PP), Armengol es partidaria de intentar una alternativa progresista. La balear, que gobierna con una ídem en las Illes, se lo trasladó al rey, incluso, durante su recepción tradicional en el Palacio de Marivent este mes.

El exalcalde de San Sebastián, que hasta ahora venía manteniendo no sólo que el PSOE debe rechazar la investidura de Rajoy sino que Sánchez debe intentar la suya, se declaró partidario de la abstención en un artículo publicado en El Socialista Digital. En la línea de Jordi Sevilla, Elorza asegura que debe haber "condiciones claras y concretas" y siempre después de que el hoy presidente en funciones sea "castigado" en una primera votación.

Más noticias de Política y Sociedad