Público
Público

Subvenciones Los partidos recibirán casi 30 millones en un año por sus resultados en el Congreso

Las formaciones reciben dos tipos de subvenciones el primer año tras las elecciones: una partida de los Presupuestos Generales destinada a cubrir sus gastos de la campaña electoral y otra, con cargo a los Presupuestos del Congreso.

Publicidad
Media: 1.50
Votos: 2

Vista general del hemiciclo del Congreso de los Diputados / EFE

Los resultados de las elecciones generales no marcan solo el futuro político de los partidos, sino también su futuro económico. Los comicios del 10-N han dejado importantes cambios en la distribución de los escaños en el Congreso, con dos principales modificaciones que han destacado por encima del resto: el ascenso de la extrema derecha, con Vox como tercera fuerza política del Parlamento, y el hundimiento de Ciudadanos, que de casi 60 parlamentarios ha pasado a ocupar tan solo 10 asientos en la Cámara.

Tanto este movimiento como el resto que se han producido a raíz de los comicios, influyen sobremanera en la economía de las formaciones políticas, ya que sus recursos dependen en buena medida de sus resultados electorales. Cuanto más escaños y más votos obtengan, mayores serán las cuantías que perciban; lo que a su vez se traduce en mayor capacidad para aumentar sus recursos (trabajadores, sedes, espacios...) El primer año de legislatura (si finalmente sale adelante una investidura) las formaciones percibirán casi 30 millones de euros.

Los partidos reciben dos tipos de subvenciones, ambas provenientes del erario público y dependientes de los resultados de los últimos comicios generales. La primera de las partidas está destinada a cubrir los gastos originados por la actividad electoral, sobre todo durante la campaña (actos, desplazamientos, equipos...). Se entrega con cargo a los Presupuestos Generales del Estado y, concretamente, al Ministerio del Interior. 

Esta primera partida se divide en dos cuantías, una en función de los escaños obtenidos y otra, en función de los votos. A raíz de la aplicación de la reforma de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General (LOREG) que se llevó a cabo en 2016, esta subvención se redujo en cuatro millones respecto a la que se entregó tras las elecciones de abril, ya que los comicios fueron una consecuencia directa del fracaso en una investidura.

La orden ministerial que estableció las cantidades de las subvenciones destinadas a cubrir el gasto electoral de los partidos fijó estas partidas en 14.817,35 euros por cada escaño obtenido en el Congreso o en el Senado, y en 0,57 euros por cada uno de los votos obtenidos por cada candidatura al Congreso. Es precisamente la Cámara Baja la que otorga el resto de subvenciones a los partidos, con cargo a su presupuesto y en función de los grupos parlamentarios.

El Régimen Económico de los Diputados fija una subvención de 29.026,04 euros mensuales para cada grupo parlamentario y otra de 1.670,17 euros mensuales por cada diputado. Con estos datos, el PSOE, ganador de las elecciones generales con más de 6,7 millones de votos y 120 escaños, percibirá unos 5,6 millones de los Presupuestos para sus gastos electorales. Además, al año los socialistas recibirán más de 2,7 millones de euros con cargo al Presupuesto del Congreso. En total, el PSOE percibiría en su primer año de legislatura más de 8,3 millones.

En el caso del PP, los conservadores se harán con algo más de 4 millones de euros vía Presupuestos y con más de 2 millones de euros al año en el Congreso. Los de Pablo Casado obtuvieron más de 5 millones de votos y 89 escaños en los comicios de noviembre, unos resultados por los que se llevarían más de 6,3 millones en el primer año de la legislatura.

La extrema derecha se convirtió, con más de 3,6 millones de votos, en la tercera fuerza política del Parlamento; por sus resultados electorales, Vox recibirá del Ministerio del Interior más de 2,8 millones en subvenciones y del Congreso, casi 1,4 millones al año. En los primeros 12 meses los de Santiago Abascal percibirían más de 4,2 millones.

Ciudadanos desploma sus subvenciones

Con 35 escaños y casi 3,1 millones de votos, Unidas Podemos recibirá casi 2,3 millones para sufragar sus gastos de la campaña electoral. Del Congreso, los de Pablo Iglesias recibirán algo más de un millón al año, y si la legislatura durara al menos 12 meses obtendrían 3,3 millones. ERC, quinta fuerza del Parlamento, recibirá casi 690.000 euros por sus 13 escaños y sus casi 870.000 votos. Sus parlamentarios y el hecho de tener grupo propio les permitiría percibir casi 609.000 euros al año, y en sus primeros 12 meses sus subvenciones ascenderían hasta los casi 1,3 millones.

Para el gran perjudicado de estas elecciones, Cs, sus 10 escaños y su más de millón y medio de votos le valdrán algo más de un millón de euros con cargo a los Presupuestos y casi 550.000 euros al año en el Parlamento. En su primer año la formación naranja llegaría a percibir 1,6 millones. El PNV, que obtuvo más de 377.000 votos y seis escaños, percibirá del Ministerio del Interior más de 300.000 euros, y obtendrá alrededor de 470.000 euros al año en la Cámara Baja; en total, llegaría a percibir más de 770.000 en los primeros 12 meses de legislatura.

A Bildu, que también tiene grupo propio, le corresponderían casi 232.000 euros de gastos electorales y casi 450.000 al año por sus 5 escaños y sus casi 280.000 votos. En el primer año de legislatura recibirían casi 680.000 euros. Los partidos integrados en el Grupo Mixto (JxCat, Más País, CUP, Coalición Canaria, Navarra Suma, PRC, BNG y Teruel Existe) suman 20 escaños y casi 1,8 millones de votos. Con estos resultados, se repartirán casi 1,3 millones de euros con cargo a los PGE para cubrir actividades electorales y 749.000 euros al año en el Parlamento. En el primer año de legislatura los partidos integrados en el Grupo Mixto percibirían más de 2 millones de euros. 

Más noticias en Política y Sociedad