Público
Público
Únete a nosotros

Juicio al 'procés' El Supremo multa con 2.500 euros a Baños y Reguant por negarse a responder a Vox durante el juicio al 'procés'

Responder a las preguntas es obligatorio para los testigos, por ello el tribunal ha decidido multarlos y les ha dado cinco días para reconsiderar su posición, bajo la amenaza de imputarles por desobediencia. 

Publicidad
Media: 1
Votos: 3

El tribunal del 'procés' actúa penalmente contra Baños y Reguant tras negarse ambos testigos a responder a Vox. / TRIBUNAL SUPREMO

El Tribunal Supremo ha acordado multar con 2.500 euros a los exdiputados de la CUP Antonio Baños y Eulalia Reguant, después de que ambos se negaran a responder a las preguntas que le iba a realizar el abogado de la acusación popular ejercida por Vox durante el juicio al procés.

Paralelamente a la multa, el Tribunal ha concedido cinco días de plazo a ambos testigos para que puedan reconsiderar su postura y, de no hacerlo, se deducirá testimonio contra ellos por un delito de desobediencia.

Los testigos de los procesos judiciales están obligados por ley a declarar ante el tribunal que los convoca y su negativa a hacerlo, como han hecho hoy dos miembros de la CUP en el juicio del procés, acarrea multa y una posible persecución penal por desobediencia grave a la autoridad.

La decisión en el caso de Baños, que ha obligado al tribunal a parar la sesión durante unos segundos, se ha tomado después de que éste se haya mostrado también en contra de una solución inédita con la que el presidente del tribunal, Manuel Marchena, ha tratado de salvar la situación, proponiéndole que contestara al abogado Javier Ortega Smith pero con las mismas preguntas replicadas por el propio juez.

"Sepa que no responder a las preguntas de la parte puede tener consecuencias penales para usted que este tribunal no quiere poner en marcha", ha advertido el presidente del tribunal, Manuel Marchena a Baños. 

Marchena, a Baños: "Sepa que no responder a las preguntas de la parte puede tener consecuencias penales para usted"

Finalmente, tras un amago de solución con el propio Marchena de mediador entre Vox y los testigos, ambos han mostrado su deseo de no declarar "asumiendo las consecuencias", en palabras de Reguant. Y eso conlleva que el tribunal refleje en el acta la negativa y abre un nuevo escenario, la deducción de testimonio para el inicio de otro procedimiento penal por "desobediencia grave a la autoridad".

El Código Penal determina en su artículo 555 que quienes desobedezcan gravemente a la autoridad podrán ser castigados con la pena de prisión de tres meses a un año o multa de seis a dieciocho meses.


Más noticias en Política y Sociedad