Público
Público

Juicio independencia El Supremo rechaza devolver a Santi Vila la fianza de 50.000 euros para eludir la prisión provisional: aún aprecia riesgo de fuga

El exconseller, entre los tres procesados -de un total de 12- que no están privados de libertad, justifica esta petición destacando los elevados costes de desplazamiento, alojamiento y manutención que debe asumir para asistir al juicio a la cúpula del procés, y alegando que está en una situación de "extrema necesidad". "Esto no justifica la devolución de la fianza, ya que el factor decisivo" es "el mayor o menor interés para ponerse fuera del alcance de la autoridad judicial".

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El exconseller de Empresa Santi Vila. EFE/Archivo

El Tribunal Supremo no devolverá al exconseller Santi Vila la fianza de 50.000 euros que le permitió esquivar la prisión provisional, por más que alegue que se encuentra en una situación económica de "extrema necesidad". En un auto dado a conocer este miércoles, la Sala de lo Penal del Alto Tribunal rechaza la petición de Vila, que se sienta en el banquillo de los acusados en el marco del juicio a la cúpula del procés catalán.

La sala que preside el magistrado Manuel Marchena razona que la situación económica del procesado "no justifica la devolución de la fianza", ya que "el factor decisivo" sobre esta cuestión es el riesgo de fuga, y los 7 jueces del tribunal entienden que este riesgo sigue existiendo.

El exconseller afirmó estar en una situación económica de "extrema necesidad", dada la "drástica disminución de su actividad laboral"

"El elemento determinante es el riesgo de sustracción a la acción de la justicia, que precisamente la fianza pretende conjurar mediante la ejecución pecuniaria que supondría tal sustracción de manera efectiva", reza el auto.

El exconseller, entre los tres procesados -de un total de 12- que no están privados de libertad, justificó su petición alegando su dificultad para costear los elevados costes de desplazamiento, alojamiento y manutención que necesariamente conlleva su asistencia al juicio. Las sesiones suelen celebrarse al menos tres días por semana, si bien, como ocurre en esta 13 semana, hay jornadas de juicio de lunes a jueves, ambos incluidos. 

La Fiscalía y la Abogacía del Estado reclaman una pena de 7 años de prisión para Vila, por los supuestos delitos de malversación y desobediencia. El exconseller depositó la fianza el 3 de noviembre de 2017, tras pasar una noche en prisión provisional. 

El escrito que presentó ante el Alto Tribunal recordaba también la "relevante disminución de los únicos ingresos económicos" que percibe, dada la "drástica disminución de su actividad laboral". Lejos de tener en cuenta esta situación, la sala recuerda a Vila que la cantidad que depositó "se sitúa en un tramo inferior a la que han prestado otros acusados en su misma situación personal".

Más noticias en Política y Sociedad