Público
Público
Únete a nosotros

Susana Díaz critica los "regalitos fiscales" de Rajoy por "urgencia electoral" de cara al 26-J

La presidenta andaluza carga contra el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, después de que abriera la puerta a una bajada de impuestos si es reelegido. Además, Díaz lamenta la ausencia de gobierno pero destaca que el PSOE fue el partido que buscó "con más interés, generosidad y ahínco" una salida. 

Publicidad
Media: 3
Votos: 2

La presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, durante su participación hoy en un desayuno informativo en Madrid organizado por Nueva Economía Fórum. EFE/Emilio Naranjo

MADRID.- La presidenta andaluza, Susana Díaz, ha criticado este miércoles los "regalitos fiscales" del presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, por "urgencia electoral", sin pensar en el "daño" que sus anuncios hacen a la imagen de España en un momento en el que se está negociando el déficit con Bruselas.

Díaz, en un desayuno informativo en Madrid organizado por Nueva Economía Fórum, ha sido muy dura con el anuncio realizado por Rajoy a través de una entrevista publicada en el diario británico Financial Times, en la que dice que evaluaría bajar impuestos si es reelegido en las elecciones generales del 26 de junio.

Un anuncio hecho a cuarenta días de los comicios, "sin criterio, sin ningún tipo de análisis y sin llevar a cabo una reforma fiscal que tiene que ser justa y solidaria", se ha quejado Díaz. Según su criterio, el sistema fiscal no puede estar "al arbitrio, el capricho y la ocurrencia" que antes de unos comicios vaya teniendo el equipo de estrategia electoral de Rajoy.

Díaz ha opinado que la política fiscal del Gobierno de Rajoy "se ha convertido en una tómbola", convencida de que "no es serio" efectuar ese tipo de anuncios en precampaña electoral.

La presidenta de la Junta de Andalucía ha considerado que España ya fue reprendida por los "regalitos fiscales" de Rajoy antes de las elecciones del 20-D y ha lamentado que ahora, ante una nueva convocatoria electoral, vuelva a poner el nombre de España "sobre el tapete" y lleve al país a una situación "delicada" ante la UE, justo cuando se habla de la multa que puede imponer Bruselas por incumplir el objetivo de déficit.

Además Susana Díaz ha advertido sobre el riesgo de que tras el 26-J haya que volver a repetir las elecciones y ha confiado en que haya generosidad para que, a través del diálogo y el acuerdo, se evite que España vuelva a tener otros seis meses de inestabilidad. "España no se merece estar otros seis meses más sin gobierno", ha dicho.

Por eso, ha confiado en que los partidos hayan aprendido la lección: "Quien cierra la puerta al diálogo y al acuerdo abre la puerta a la inestabilidad", ha avisado.

En cualquier caso, en su intervención inicial no ha querido cargar las culpas de la situación actual sobre ninguna fuerza política en concreto, aunque sí ha subrayado que el PSOE fue el partido que buscó "con más interés, generosidad y ahínco" una salida. Una salida que no fue posible porque faltaban apoyos parlamentarios, ha remarcado, convencida de que nadie puede poner en duda, eso sí, del "interés" que pusieron los socialistas.

"Ha habido demasiado ensimismamiento" en las fuerzas políticas

A su juicio, en estos meses transcurridos desde el 20 de diciembre "ha habido demasiado ensimismamiento" en sus posiciones particulares de las fuerzas políticas, que contrastaban con el "desconcierto, el desasosiego y el desánimo" de la mayor parte de los ciudadanos, que esperaban un Gobierno que diera soluciones a sus problemas.

Pero "lamentablemente", ha señalado, no ha sido posible formar un Ejecutivo y hay que acudir a las urnas de nuevo con la esperanza de que esta vez los políticos sean capaces de entender el mensaje de los ciudadanos.

"Los políticos pedimos confianza, pero es más importante dar confianza a los ciudadanos. Lamentablemente, no hemos dado muchos motivos a los ciudadanos de cara a las próximas elecciones de que estemos en condiciones de ser más generosos, diligentes y estar a la altura de lo que este país necesita", ha lamentado. "Tendremos que confiar en que son sabios y que esta vez sí depositen su confianza con claridad", ha añadido.

El populismo es uno de los dos "viejos fantasmas" que reaparecen en Europa en los momentos difíciles, junto al nacionalismo

Durante su intervención, Díaz ha alertado contra el populismo como el del candidato republicano Donald Trump, cuyo ascenso ha vinculado con el respaldo de personas que se sienten perjudicadas por la crisis y que optan por el cambio aunque no sepa dónde les va a conducir. El populismo es uno de los dos "viejos fantasmas" que reaparecen también en Europa en los momentos difíciles, junto al nacionalismo, y en algunos casos adquieren formas antieuropeas, como pasa con el referéndum sobre la salida de la UE del Reino Unido.

Ha señalado que en el caso concreto de España el caldo de cultivo del populismo se abona también con la corrupción y con la cuestión territorial. Para acabar con la corrupción, en opinión de Díaz, hay que "querer acabar" con ella, tener voluntad para hacerlo, porque no basta sólo con poner más jueces o aprobar más normas.

También ha hablado de la crisis de refugiados y ha sido para criticar la "vergonzosa" falta de iniciativa de los gobiernos europeos, incluido el español, a quien ha pedido una actuación más proactiva para decidir hacia dónde va Europa.

Díaz reclama a Otegi que "pida perdón y muestre arrepentimiento"

Por otro lado la presidenta andaluza se ha referido al líder de la izquierda abertzale Arnaldo Otegi, al que reclama que "pida perdón y muestre arrepentimiento real" del pasado de ETA antes de participar en foros de diálogo: "A partir de ahí, seríamos capaces de hablar, de entendernos e invitarlo a cuantos foros fueran necesarios, pero hay que pedir perdón y arrepentirse de lo que ha pasado", ha recalcado.

Díaz ha transmitido este mensaje en referencia a la visita que Otegi hace este miércoles al Parlament de Catalunya invitado por la CUP y en la que se va a ver con otros grupos políticos, como ERC y Catalunya sí que es Pot.

La presidenta andaluza ha aprovechado para censurar a Podemos por sostener que el líder de la izquierda abertzale  es "un hombre de paz".

Entre los asistentes al evento, se encontraban la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes; la ex ministra Elena Salgado; el ex fiscal general del Estado Cándido Conde-Pumpido, y los ex diputados socialistas Eduardo Madina y Gaspar Zarrías.

Más noticias en Política y Sociedad