Público
Público

Susana Díaz: “¿Lo de Fernández Díaz sólo ha pasado en Catalunya?”

El escándalo del ministro de Interior protagoniza el mitin final de campaña del PSOE. La presidenta andaluza avisa que los votos de los socialistas sólo servirán para hacer a Sánchez presidente

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez (i), y la presidenta andaluza, Susana Díaz (d), saludan a los asistentes al mitin de cierre de campaña del partido esta noche en Sevilla. EFE/Julio Muñoz

MANUEL SÁNCHEZ

SEVILLA.- El candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, y la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, cerraron campaña en Sevilla en un multitudinario mitin con múltiples referencias al escándalo desvelado por Público de las conversaciones entre el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, y el director de la Oficina Antifraude de Catalunya, para conspirar presuntamente contra ERC y CDC.

La dirigente andaluza fue la más beligerante en este caso, y dijo que se sentía triste “teniendo al frente de España un ministro del Interior como el que tenemos”. Díaz fue más allá y se preguntó: “¿Lo de Fernández Díaz sólo ha pasado en Catalunya?”.

La presidenta andaluza, además, recordó sospechosos casos ocurridos en su comunidad que luego se saldaron con absoluciones. Y advirtió: “Luchar contra la corrupción sí, pero nunca voy a consentir que manchen la imagen de Andalucía por querer buscar un puñado de votos”.

El mitin final de los socialistas transcurrió por los senderos previstos, aunque con una mayor agresividad de Díaz.

Pedro Sánchez, cuando tomó la palabra, insistió en que no habría un país democrático en el mundo en el que siguiera Fernández Díaz al frente del ministerio del Interior, pero lo justificó irónicamente: “Si tiene un jefe que tampoco lo ha hecho tras los SMS a Luis Bárcenas, pues lo normal es que piense que puede seguir”, dijo.

Más allá de este escándalo, el mitin final de los socialistas transcurrió por los senderos previstos, aunque con una mayor agresividad de Díaz. La presidenta acusó a los dirigentes de Podemos de ser “los hijos de Anguita” y aseguró que quien vote a esta formación, “está votando al odio contra el Partidos Socialista”.

Y, al igual que hizo Felipe González por la mañana en Madrid, cerró cualquier puerta al acuerdo con Podemos, pero también con el PP. “Que Mariano Rajoy ni Pedro Iglesias ni lo sueñen, los votos de los socialistas sólo servirán para llevar a Pedro Sánchez a La Moncloa”, enfatizó.

La horquilla del PSOE es muy amplia, tanto hacia arriba, como hacia abajo.

En clave más electoral, Sánchez dijo lo mismo, y pidió a los ciudadanos que digan que no al populismo y al inmovilismo, y que sólo un presidente socialista puede traer el cambio que necesita España.

Los socialistas cerraron la campaña con buen ánimo, pero con muchas incertidumbres. Sánchez sobre qué puede ocurrir el próximo domingo. Sánchez dedicará todo el día de hoy a descansar con su familia y comerá con amigos en casa, y el domingo pasará toda la tarde en Ferraz. La horquilla del PSOE es muy amplia, tanto hacia arriba, como hacia abajo.

Más noticias de Política y Sociedad