Público
Público

Una testigo desmonta la historia de Bárcenas sobre su enriquecimiento con cuadros

La pintora Isabel Mackinlay admite que recibió 1.500 dólares por figurar como intermediaria en una venta de cuadros por la que el extesorero del PP justificó ingresos de casi 560.000 euros.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Isabel Mackinlay, pintora argentina y testigo del caso Gürtel, ha admitido ante el juez de la Audiencia Nacional, Pablo Ruz, que recibió un total de 1.500 dólares por figurar como intermediaria en la venta de varios cuadros por parte de Rosalía Iglesias, la mujer del extesorero del Partido Popular (PP) Luis Bárcenas, con la que justificó unos ingresos de casi 560.000 euros, informaron fuentes jurídicas.

La testigo ha asegurado que la operación fue llevada a cabo por el presunto testaferro de Bárcenas en Argentina, Patricio Edgardo Bel, que trabajaba en la empresa La Moraleja, del extesorero 'popular' Ángel Sanchís, también imputado en el 'caso Gürtel'. La compareciente, que ha reconocido que no es marchante sino pintora y restauradora de iglesias y hojas de paño de oro, figuraba con el nombre de Isabel Ardanaz, nombre de su primer marido, en un contrato fechado el 19 de enero de 2006 que recogía la supuesta venta de dos tablas del siglo XV.

La mujer ha relatado que el segundo contrato se firmó después porque Bel le dijo que la primera compra no era correcta y que en realidad no se habían vendido esos cuadros, sino una obra del pintor napolitano del siglo XVII Giuseppe Recco, y por esta otra operación ficticia la mujer recibió 500 dólares de comisión. La testigo ha dicho que este contrato lo firmó en presencia de Bel, Sanchís y también de Luis Bárcenas. En ese momento, ha narrado, no le presentaron a Bárcenas, pero luego supo que era él tras ver su foto publicada en relación con el caso Gürtel. 

La mujer de Bárcenas está imputada en un delito de fraude fiscal que la Agencia Tributaria cuantificó en junio de 2011 en 222.112,58 euros. Los cuadros supusieron al matrimonio Bárcenas Iglesias unos ingresos de 558.196,97 euros, que ambos vincularon a la venta de una serie de cuadros adquiridos el 15 de mayo de 1987.  La defensa de Bárcenas ha aportado a la causa otros dos contratos de intermediación que han sido exhibidos a la compareciente y en los que ella no ha reconocido su firma, según fuentes jurídicas presentes en la declaración.  

Más noticias en Política y Sociedad