Público
Público

Torra decide acudir a los Juegos de Tarragona a pesar de la presencia del rey

El president ha comparecido este viernes en rueda de prensa: "He esperado hasta el último momento a que el rey pidiese perdón" pero ha sido en vano.

El president de la Generalitat, Quim Torra. - EFE

efe

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, irá finalmente a la ceremonia de inauguración de los Juegos Mediterráneos este viernes por la noche en Tarragona: "He esperado hasta el último momento a que el rey pidiese perdón" pero ha sido en vano, ha dicho en una declaración institucional.

Allí coincidirá con Felipe VI y con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. Torra ha dicho que irá porque es un acto en Catalunya y porque prevé entregar al rey el informe del Síndic de Greuges sobre el 1-O.

Torra había pedido que Felipe VI en una carta remitida ayer por el president, firmada conjuntamente con Artur Mas y Carles Puigdemont, que se viera con él aprovechando la ceremonia, para hablar de una negociación Estado-Generalitat sobre el proceso soberanista.

La carta destacaba que la inauguración de los Juegos Mediterráneos es una "oportunidad" para "reparar y recoser aquello que la violencia, la represión y la persecución contra el referéndum del 1 de octubre provocaron". El jefe de la Casa del Rey, Jaime Alfonsín, en nombre de Felipe VI, trasladó la misiva al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que también acude a la ceremonia de esta tarde.

En la víspera de la ceremonia de inauguración que tendrá lugar en el Nou Estadi de Tarragona, Torra ha viajado a Berlín para reunirse con su antecesor en el cargo, Carles Puigdemont, donde acordaron no acudir al acto para no coincidir con el monarca por su posicionamiento sobre la persecución policial en el 1-O.

El Govern no irá a actos convocados por el rey

No obstante, Torra ha anunciado que ningún miembro del Govern irá a ningún acto convocado por el Rey en los ucesivo ni le invitarán a actos institucionales de la Generalitat, y que renuncia a la vicepresidencia de honor de la Fundació Princesa de Girona (FPdGi).

Ha asegurado que actúa por la dignidad de las instituciones y el pueblo de Catalunya: "No podemos hacer como si nada y no haremos como si nada" ante la existencia de soberanistas presos o en el extranjero.