Público
Público

Los 'tres mosqueteros' de Junqueras: "Si los presos no salen pronto tendremos que paralizar el país"

'Público' reúne a tres de los impulsores de la campaña 'Free Junqueras', vecinos y amigos del presidente de ERC, al que visitaron en Estremera, donde hace cuatro meses exactos que está encarcelado.

Los hermanos Maxi y Lolo Calero y Domingo Alfonso, amigos y vecinos de Oriol Junqueras y impulsores de la campaña 'Free Junqueras'. M.F.

MARC FONT

Sant Vicenç dels Horts, un municipio del Baix Llobregat de casi 28.000 habitantes, fue el escenario el pasado 10 de febrero del inicio de la campaña Free Junqueras, que reclama la liberación del presidente de ERC y del resto de presos vinculados al procés, es decir Jordi Sánchez, Jordi Cuixart y Joaquim Forn. La elección de Sant Vicenç como punto de partida de la iniciativa era obvia: es el pueblo del vicepresidente del gevern cesado a raíz de la aplicación del artículo 155, y algunos de sus vecinos han sido claves en el impulso de la campaña.

Es el caso de los hermanos Maxi y Lolo Calero, amigos personales de Junqueras desde que se creó Junts per Sant Vicenç, la plataforma política municipalista que permitió al ahora máximo dirigente de ERC llegar a la alcaldía en 2011. Los dos hermanos, junto con Domingo Alfonso (otro íntimo del dirigente republicano), se desplazaron a Madrid el 2 de noviembre, el día que declaró en la Audiencia Nacional y la juez Carmen Lamela decidió su ingreso en prisión. Y el 23 de diciembre, dos días después de las elecciones al Parlament, fueron a visitarlo en el centro penitenciario de Estremera.

Público los reúne en un bar del municipio. Los hermanos Calero son originarios de Malcocinado, un pueblo de Badajoz, mientras que Alfonso proviene de Huelva. Hasta hace pocos años no eran partidarios de la independencia de Catalunya, opción que hoy defienden a pesar del matiz que introduce en Maxi ("yo no soy independentista, soy comunista, pero ante la imposibilidad de llegar entiendo que el independentismo es una vía para llegar al menos a la república") pero por encima de todo se proclaman oriolistas.

Mientras que en Maxi, el hermano mayor, siempre ha sido una persona politizada e implicada en formaciones comunistas (como el PSUC o, posteriormente, el PCC), Lolo admite que su participación en política está ligada a conocer Junqueras: "Él me adoctrinó, pero de corazón y alma porque llega mucho a la gente. Aunque pensándolo bien, me ha adoctrinado más Rajoy".

Tras décadas de hegemonía del PSUC e ICV, en 2003 el PSC llegó a la alcaldía de Sant Vicenç dels Horts, que conservaría durante ocho años, con una fuerte contestación social especialmente durante el segundo mandato. Es en ese momento que se articula Junts per Sant Vicenç, con la idea de crear un movimiento que ampliara el espacio tradicional de ERC y uniera gente de entornos y barrios diversos del municipio para poder llegar al gobierno municipal. Lolo, por ejemplo, era entrenador de uno de los equipos de La Guardia, uno de los históricos clubes de fútbol del pueblo, mientras que Maxi presidía la Asamblea de Parados.

"En este proceso, aunque participaron muchas personas, Oriol fue clave, porque tenía la capacidad de unirnos, nos servía de aglutinador y de entrada lo que teníamos en común básicamente era el rechazo al actuación del gobierno socialista", recuerda Lolo Calero. "A nosotros siempre nos trató como iguales, nunca nos miró por encima, y ​​enseguida nos unimos mucho", subraya, mientras que su hermano añade que, para llegar a la alcaldía, "hacíamos campaña yendo a la casa de los vecinos con Oriol, a tomar un café, y se juntaban hasta 40 personas. A la gente le encantaba escucharlo aunque no estuvieran de acuerdo ". Desde su salto a la política nacional, considera que el proyecto local "ha perdido capacidad de liderazgo y ahora necesita una recomposición política".

Los "tres mosqueteros"

La relación política se fue transformando progresivamente en amistad, y Lolo y Maxi Calero convirtieron en acompañantes habituales de Oriol Junqueras en numerosos actos, como las masivas movilizaciones independentistas de las Diada  o mítines de formato más reducido en varios puntos de Catalunya.

Paralelamente, su visión sobre la relación política entre Catalunya y el España evolucionó. Mientras que en Maxi subraya que "nosotros, como comunistas, ya defendíamos desde siempre el derecho a la autodeterminación de los pueblos, y en el caso de Catalunya también lo teníamos claro", su hermano comenta que "gracias a Oriol entendí muchas cosas, y pasé a defender la independencia de Catalunya ".

La implicación fue tal que Súmate, la plataforma de castellanohablantes partidarios de la república catalana, ideó en una reunión en Sant Vicenç dels Horts, con los dos hermanos Calero presentes, y en el que se decidió que Eduardo Reyes, posteriormente diputado de Junts per Sí, sería el primer presidente. En la jornada del 1 de octubre, tanto Maxi como Lolo Calero fueron de los cientos de vicentinos que pasaron horas en un colegio electoral para defender el derecho a voto de sus conciudadanos en el referéndum.

A la hora de preguntarles qué han aprendido con Junqueras, Lolo Calero afirma que "a ser mejor persona ya escuchar a los demás", mientras que su hermano apunta que "la serenidad y la estrategia, y también destacaría que él entiende que la diversidad hace mover el mundo y ayuda a unirnos".

Domingo Alfonso, que también se ha unido a la conversación, añade "que él es una persona buena, que quiere que sume y se implique en el proyecto y está donde está por creer en sus cosas". Desde que está encarcelado, los tres visitan cada semana la mujer de Junqueras, Nieves, y sus dos hijos, Lucas y Juana, y de hecho comparten un grupo de WhatsApp en que se han bautizado como "los tres mosqueteros".

No es el único grupo de mensajería móvil vinculado al líder de ERC, ya que Lolo confiesa que también forma parte de otro en el que hay varios dirigentes de la formación, por lo que no le sorprendió que la juez Carmen Lamela decidiera que ingresara en prisión. De la visita a Estremera recuerdan que, curiosamente, coincidieron con el ex presidente de la Generalitat Artur Mas y el exalcalde de Barcelona Xavier Trias, que charlaron fundamentalmente con Quim Forn y casi no intercambiaron palabra alguna con Junqueras, concentrado en sus amigos vicentinos.

"Es injusto que haya gente en prisión"

"Últimamente he tenido discusiones con varios amigos que celebran que Oriol esté en prisión", relata Domingo Alfonso, mientras que Lolo Calero admite que también ha tenido la misma experiencia a pesar de matizar que "en Sant Vicenç hay mucha gente que no es independentista, pero que está en contra de que Oriol esté en prisión, y yo intento hablar con quien puedo para que se den cuenta que un vicentino, un vecino suyo, está cerrado y no ha hecho nada ".

Hay que recordar que Ciudadanos fue la formación más votada en el municipio en las elecciones del 21-D, con el 36% de los votos, por delante de ERC, con el 26,4%.

Según Maxi, "tenemos que hacer mucha pedagogía tanto con el tema de la prisión como con presentar la República catalana como oportunidad para cambiar las muchas cosas que no funcionan en España, pero en cualquier caso es profundamente injusto que haya gente cerrada simplemente para reivindicar y defender sus derechos".

Los tres se confiesan pesimistas a corto plazo y no prevén que ni Junqueras ni el resto de presos queden en libertad. "Con el proces, España está quedando con el culo al aire, y, en privado, Europa reconoce que no funciona la separación de poderes. A ver si hay una orden de un juez europeo que cuestione la justicia española y la haga rectificar; pero de momento hay que movilizarse y denunciar el papel que está jugando el Partido Socialista. Debemos poder trasladar a Europa el déficit de democracia que hay en España. En el fondo, saben que Oriol es un líder natural, y eso les da miedo", dice en Maxi.

En cualquier caso, su hermano Lolo avisa: "Si tardan mucho en salir, tendremos que paralizar el país, porque no hay derecho a que estén cerrados". Cuando acabamos la conversación, los tres mosqueteros vicentinos marchan a pegar carteles de la campaña Free Junqueras por las calles del municipio, que al día siguiente se despertará con cientos de rostros de su vecino más ilustre y, sobre todo, más ausente.

Más noticias de Política y Sociedad