Público
Público

La treintena de los excargos del Govern encausados por el Tribunal de Cuentas presentan los avales

El Tribunal de Cuentas debe decidir ahora si acepta los avales del Institut Català de Finances (ICF) para garantizar las fianzas de la treintena de encausados que se han acogido al fondo.

Fachada del Tribunal de Cuentas. Foto de archivo.
Fachada del Tribunal de Cuentas. Foto de archivo. Europa Press

La treintena de encausados por el Tribunal de Cuentas que se acogieron al fondo del Govern han presentado este jueves por vía telemática los avales del Institut Català de Finances (ICF), que han recibido en la mañana de este jueves, y han enviado la documentación original en papel por mensajería urgente.

Según han informado a Efe fuentes jurídicas, esta misma mañana los ex altos cargos a quienes el Tribunal de Cuentas reclama 5,4 millones de euros de fianza por la promoción del procés en el extranjero han formalizado ante notario los avales otorgados por el ICF a través del Fondo Complementario de Riesgos creado por el Govern.

Aunque el plazo fijado por el Tribunal de Cuentas para las fianzas vencía este miércoles, los encausados no han podido presentar los avales hasta esta mañana, por vía telemática, puesto que el ICF no había iniciado los trámites para formalizarlos.

En paralelo, los han enviado por mensajería urgente al Tribunal de Cuentas, con la intención de que la documentación original pueda estar presentada a las 9.00 de mañana.

De los 34 ex altos cargos a los que se exige depositar fianza, cuatro han descartado recurrir al Fondo del Govern y han optado por pagar las sumas reclamadas o asegurarlas presentando bienes inmuebles como aval personal.

El Tribunal de Cuentas debe decidir ahora si acepta los avales del ICF para garantizar las fianzas de la treintena de encausados que se han acogido al fondo, quienes siguen evaluando el valor de sus bienes por si en los próximos días fuera necesario recurrir a un plan B y garantizarlas con su patrimonio, sumado a lo que recaude la llamada Caja de Solidaridad.

En una entrevista en SER Catalunya, Artur Mas ya advirtió este miércoles de las "altísimas probabilidades" de que el Tribunal de Cuentas rechace esa opción con la "excusa de que, como es un banco público que pertenece a la Generalitat, esta no puede directamente cubrir con un aval" a las personas encausadas.

Cantidades individuales

Según el acta de liquidación provisional, al que ha tenido acceso Europa Press, el Tribunal de Cuentas reclama a 34 ex cargos cantidades individuales por conceptos concretos que aprobaron cuando estaban en sus respectivos puestos en el Govern.

La mayor suma se le atribuye al ex secretario del Diplocat Albert Royo, a quien se le responsabiliza de 3,6 millones; le siguen la ex interventora de la Generalitat Mireia Vidal, por 3,1 millones; el ex conseller de Presidencia Francesc Homs, por 2,9 millones; el ex presidente Artur Mas por 2,8 millones; y el ex conseller de Economía Andreu Mas-Colell por 2,7 millones.

En el caso de Raül Romeva, uno de los nueve indultados por el Gobierno, la cifra alcanza los 2,1 millones de euros; Junqueras –también beneficiado por la medida de gracia– figura con una responsabilidad contable de 1,9 millones, al igual que Puigdemont. Aunque se les reclama a cada uno cantidades individuales, todos ellos deben responder al total de 5,4 millones de forma solidaria.

La Caja de Solidaridad deposita 1 millón

La Caja de Solidaridad del independentismo ha depositado un millón de euros ante el Tribunal de Cuentas para afrontar los intereses que el organismo reclama sobre las multas por el 9N, con lo que se levanta el embargo de propiedades que ahora podrán servir para cubrir fianzas por el 1-O.

En un comunicado, la Asamblea Nacional Catalana (ANC) ha detallado que este miércoles se abonaron 1.055.000 euros. Este depósito permitirá que se levante el embargo sobre propiedades de mayor valor que habían aportado algunos de los afectados por la causa del 9N, como el expresidente Artur Mas.

Una vez libres, estas propiedades podrían servir de garantía para cubrir las nuevas fianzas que exige el Tribunal de Cuentas a algunos de los que ya estaban encausados por el 9N y a quienes ahora investiga por la promoción del "procés" en el extranjero, en caso de que el organismo rechace los avales del Instituto Catalán de Finanzas (ICF).

El propio Mas se refirió este miércoles al movimiento de la Caja de Resistencia y apuntó: "Gracias a ello, algunos de nosotros liberaremos los pisos que tenían embargados y los volveremos a poner en la nueva causa".

Más noticias