Público
Público

Tribunal Supremo Un exsenador del PP y un exsecretario de Gallardón, nuevos magistrados del Supremo

Vicente Magro entrará en la Sala de lo Penal y Pedro Román, ex número dos de Justicia, en la del Contencioso-Administrativo

Publicidad
Media: 5
Votos: 3

El exsenador del PP Vicente Magro y el ex número dos de Gallardón, Fernando Román (derecha). / EFE

El Tribunal Supremo acogerá mañana el acto formal de toma de posesión de tres nuevos magistrados entre los que se encuentra el expresidente de la mayoritaria Asociación Profesional de la Magistratura (APM), experto y muy comprometido en la lucha contra la violencia de género y exsenador del PP Vicente Magro, que entrará en la Sala de lo Penal. También jurará su cargo el que fuera secretario de Estado durante el periodo de Alberto Ruiz-Gallardón en el Ministerio de Justicia Fernando Román, que pasa a formar parte de la del Contencioso-Administrativo, pese a que una juez tenía mejor currículum.

La tercera nueva magistrada que entrará a formar parte este martes de la plantilla del alto tribunal es la progresista Luz García Paredes, en la Sala de lo Social. Los tres fueron designados por el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) en el Pleno que el órgano de gobierno de los jueces celebró el pasado 25 de enero.

Vicente Magro fue senador del PP por Alicante entre 1996 y 1997 y ha sido presidente de la APM, que representa a los jueces conservadores. Desde mañana ocupará la vacante producida por la jubilación de José Ramón Soriano Soriano y para ello en el Pleno del CGPJ obtuvo diez de los veinte votos emitidos por los vocales de este órgano.

Ingresó en la Carrera Judicial por oposición en 1987 y tuvo sus primeros destinos en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Cartagena y en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 5 de Elche-Elx, donde fue elegido juez decano; para servir luego en el Juzgado de Primera Instancia número 4 de Alicante.

Letrado del Servicio de Inspección del CGPJ en 1998, al año siguiente se incorporó como magistrado a la Audiencia Provincial de Alicante, de la que en 2001 fue nombrado presidente, cargo en el que permaneció hasta 2016, cuando obtuvo destino en la Audiencia Provincial de Madrid (donde fue uno de los jueces a favor de la querella contra Wyoming y Dani Mateo).

Elegido dos veces -en 1989 como juez y en 1994 como magistrado- para formar parte de la Sala de Gobierno del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana, ha sido miembro nato de este órgano gubernativo durante su etapa como presidente de la Audiencia alicantina.

Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género

Vicente Magro es desde 2002 asesor del Observatorio contra la Violencia Doméstica y de Género del Consejo General del Poder Judicial, formando parte de su grupo de expertos. Además, es autor de una veintena de protocolos, como el puesto en marcha en Alicante en 2001 para coordinar la lucha contra la violencia doméstica, el de prevención de la violencia juvenil de 2007 o el dirigido a la reeducación de los condenados por delitos de maltrato animal de 2016.

Además, cuenta con experiencia docente como profesor de la Universidad Cardenal Herrera-CEU de Elche-Elx, es autor o coautor de más de medio centenar de obras de carácter jurídico y ha publicado más de un millar de artículos doctrinales en revistas especializadas.

Apoyo del CGPJ

Por lo que respecta a Román, obtuvo también diez apoyos en el Pleno del CGPJ. En su votación no participó el presidente del Tribunal Supremo dada la relación de amistad entre ambos. Regresó en la Carrera Judicial por oposición en 1987, año en el que también superó las oposiciones de ingreso en la Carrera Fiscal.

Fernando Román tuvo su primer destino como en el Juzgado de Distrito número 13 de Barcelona y posteriormente solicitó la excedencia en la Carrera Judicial y se incorporó como abogado fiscal a la Fiscalía de la Audiencia Provincial de Santa Cruz de Tenerife. Tras ascender a la categoría de fiscal, sirvió en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid.

En 1993, tras superar la oposición restringida a magistrado especialista en el orden jurisdiccional contencioso-administrativo, reingresó en la Carrera Judicial como magistrado de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, con sede en Burgos.

Un año después se incorporó a la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Canarias, con sede en Santa Cruz de Tenerife, donde permaneció hasta 1999, cuando obtuvo destino en la Slaa de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional.

Ese mismo año fue nombrado jefe de la Sección de Recursos del Consejo General del Poder Judicial, donde también fue jefe de la Sección de Estudios e Informes antes de ser designado letrado del órgano de gobierno de los jueces tras superar el correspondiente concurso de méritos. Finalmente, en marzo de 2002 fue nombrado director del Gabinete Técnico del CGPJ.

Tras reingresar en el servicio activo, de nuevo en la Audiencia Nacional, Román fue nombrado en 2004 jefe del Gabinete Técnico del Tribunal Supremo, cargo que desempeñó hasta 2011. En esa fecha fue nombrado secretario de Estado de Justicia, puesto en el que permaneció hasta 2014. En la actualidad estaba destinado en la Sección Séptima de la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional.

Nueva magistrada de lo social

Por lo que respecta a María Luz García Paredes, hasta ahora destinada en la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, será nueva magistrada de la Sala Cuarta del Tribunal Supremo, en la que ocupará la vacante -correspondiente al turno general- producida por la jubilación de José Luis Gilolmo López.

García Paredes ha obtenido 13 de los 20 votos emitidos en el Pleno, al que no asiste el vocal Álvaro Cuesta. El también aspirante al puesto Ricardo Bodas Martín ha obtenido cinco votos, Juan Carlos Iturri Gárate uno y Juan Molins García-Atance otro.

La nueva magistrada de la Sala Cuarta del Tribunal Supremo ingresó en la Carrera Judicial por oposición en 1980 y tuvo su primer destino en el Juzgado de Distrito de Posadas (Córdoba), para servir luego en Juzgados de Distrito de Tarragona, Alcalá de Henares y Madrid.

En 1987 se convirtió en titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Leganés y un año después de la Magistratura de Trabajo -luego Juzgado de lo Social- número 7 de Madrid.

En 1992 entró a formar parte del Gabinete Técnico del Tribunal Supremo, adscrita a la Sala Cuarta, y en 2004 se incorporó a la Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, aunque desde el pasado mes de septiembre desempeña una comisión de servicio como magistrada coordinadora de nuevo en el Gabinete Técnico del Tribunal Supremo.

María Luz García Paredes fue juez decana de los Juzgados de lo Social de Madrid, cuenta con experiencia docente como profesora del Máster de Derecho Procesal Laboral de la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), ha participado como ponente en distintos cursos, jornadas y seminarios y es autora de diversas publicaciones jurídicas, tanto individuales como colectivas.