Público
Público

Bárcenas, al juez Ruz: "No suelo gastar mucho"

En su última declaración ante el juez, el extesorero dejó otras 'perlas': "Todos los documentos con peligro los guardo en la caja fuerte de mi casa",  "otras muchas personas tienen una cuenta en Suiza&

ANDRÉS MUÑIZ

"A mí el dinero no me gusta que esté ocioso nunca". Fue una de las frases empleadas el pasado 27 de junio por Luis Bárcenas en su última declaración ante el juez Pablo Ruz, que ese mismo día le mandó a la cárcel. El extesorero del PP aderezó su testimonio con otras 'perlas' que no tienen desperdicio en una persona que acumuló 48 millones de euros en cuentas suizas: "No suelo gastar mucho", "No he viajado jamás con dinero en efectivo a depositarlo Suiza", y "Otras muchas personas tienen una cuenta con activos depositados en Suiza".

Bárcenas insistió a lo largo de su declaración, cuyo contenido íntegro en audio fue trasladado este jueves a todas las partes personadas en la causa, en mantener al margen de sus cuentas suizas a su esposa, Rosalía Iglesias, hasta el punto de que, a preguntas de su abogado, Alfonso Trallero, llega a manifiestar: "La pobre, en sentido cariñoso, no ha tenido conocimiento absolutamente de nada".

Para dejar al margen a su esposa, dió una explicación un tanto retorcida de la existencia en el banco suizo Lombard Odier de una cuenta denominada 'Rosalía', que se investiga si era propiedad de su mujer. Aseguró que esa cuenta era suya, pero que la puso el seudónimo de "Rosalía" para diferenciarla de la cuenta que estaba a su propio nombre.

Añadió que la usaba para los gastos de consumo en sus viajes al extranjero, y que hizo depender de la misma dos cuentas corrientes, una a su nombre y otra al de su mujer, para ampliar el límite de dinero que podía sacar al día (un total de 24.000 euros). Ello, pese a que declaró que no era una persona a la que gustase gastar mucho. Sin embargo, aseguró al juez que su mujer nunca supo que tenía esa tarjeta a su nombre y que nunca la usó.

En otro momento de la declaración, al hablar de la documentación de una supuesta compraventa de arte, dijo el lugar donde guarda los papeles comprometidos: "Como toda la documentación que tiene cierto peligro, la guardo en la caja fuerte de mi casa". Y él sólo aclaró algo más de lo que considera 'documentos que tienen cierto peligro': "los que tienen cáracter de que no se pierdan".

El antiguo responsable de las cuentas del PP hace una alusión velada al 'caso Urdangarin' cuando atribuye a un error el origen de uno de los ingresos realizados en su cuenta suiza, al cree que baila un número entre su cuenta y la de otra persona. "Lo que viene siendo habitual en dnis y esas historias", añade aludiendo al asunto de las fincas cuya venta atribuyó por error Hacienda a la infanta Cristina. En otro momento, al hablar de las inversiones que gestionaba en Suiza, afirma que 6 millones de dólares es una "cantidad pequeña"

Estas son algunas de las 'perlas' de Bárcenas en aquella declaración, a la que ha tenido acceso 'Público':

--  "Suiza es el único sitio donde yo he tenido cuentas"

--  Sobre el origen de su fortuna en Suiza: "Hice inversiones con valores que se llaman chicharros, que me produjeron unas plusvalías muy importantes".

-- Entendía que ser gerente del PP no era una actividad que yo tuviese que comunicar (al banco suizo), porque era una actividad del ámbito privado. 

-- De mis tarjetas de crédito en Suiza sacaba moderadamente, porque no suelo gastar mucho.

-- Respecto a sus visitas a su banco suizo: "Yo pasaba a un despacho donde tenía la reunión y ella (su mujer) me esperaba en una salita tomándose un café y una coca-cola".

-- A mí el dinero no me gusta que esté ocioso nunca.

-- No he viajado jamás con dinero en efectivo a depositarlo a ningún sitio, ni tampoco a Suiza.

-- Otras muchas personas tienen una cuenta con activos depositados en Suiza

-- Nunca utilizó la tarjeta de crédito suiza en España. "Si el dinero está oculto al fisco español en cuentas en el extranjero, yo creo que es lo que hace todo el mundo por prudencia".

-- Sobre el papel de su mujer: "La pobre, en sentido cariñoso, no ha tenido conocimiento absolutamente de nada rellacionado con este tema. La existencia de estas cuentas no se conocía en mi casa, yo he sido siempre muy prudente y no me ha gustado que la mano izqueirda sepa lo que hace la derecha".

La carpeta con esa documentaciòn estaba en mi casa y como toda la documentación que tiene cierto peligro, por su caracter de que no se pierdan, estaban en la caja fuerte. los guardo en la caja fuerte de mi casa.