Público
Público
Únete a nosotros

Trillo renuncia a su puesto de embajador en Reino Unido

El exministro de Defensa pide al Gobierno que le "releve" de su cargo tras la polémica por el Yak-42. El Consejo de Estado culpó al ministerio que dirigía en 2003 del accidente. Trillo se marcha de Londres sin pedir perdón y sin hacer ninguna alusión a las víctimas.

Publicidad
Media: 4
Votos: 6

El exministro de Defensa Federico Trillo, en una imagen de archivo. EFE

MADRID.- Federico Trillo ha anunciado que a partir de este viernes dejará de ser el embajador en Reino Unido tras la polémica por el accidente del Yak-42. El que fuera ministro de Defensa en el momento de la tragedia ha comunicado su decisión en una rueda de prensa desde Londres que apenas ha durado unos minutos y en la que no ha aceptado preguntas. Trillo se marcha de la capital británica sin pedir perdón y sin hacer ninguna alusión a las víctimas de la tragedia.

En concreto, Trillo ha pedido al Gobierno que le "releve" del puesto que ha ocupado desde 2012 para "no interferir en la agenda" del Ejecutivo. Su salida de la sede diplomática llega después de que el Consejo de Estado culpara al ministerio que dirigía en 2003 en el segundo Gobierno de José María Aznar del accidente aéreo en el que murieron 62 militares españoles que regresaban de Afganistán.

El máximo órgano consultivo del Gobierno señaló en un informe que "hay, anteriores a la fecha del siniestro, hechos que habrían permitido a la Administración ponderar el especial riesgo concurrente en el transporte de tropas en que se produjo el accidente. Dicho con otras palabras pudieron ser advertidas circunstancias que habrían llamado a la adopción por los órganos competentes de medidas que pudieran haber despejado el riesgo que se corría". 

El dictamen es el primer reconocimiento en 13 años de la responsabilidad patrimonial del Estado en la mayor catástrofe de la historia moderna del Ejército español en tiempos de paz. Asimismo, supone un severo varapalo para los responsables del Ministerio de Defensa de la época, al determinar que el accidente pudo haberse evitado si éstos, dirigidos por Trillo, hubieran cumplido con su deber de velar por las condiciones en que viajaban los soldados.

El Consejo de Estado destacó la importancia del informe secreto del Centro de Inteligencia y Seguridad del Ejército (CISET), que un mes antes del accidente advertía de que se corrían "altos riesgos al transportar personal en aviones de carga fletados en países de la antigua URSS, su mantenimiento es como mínimo muy dudoso". Sólo hubo tres responsables condenados en los tres procesos judiciales abiertos por el siniestro: tres mandos militares, responsables de la deficiente identificación de los cadáveres de los fallecidos. Fueron condenados por la Audiencia Nacional, pero Mariano Rajoy los indultó al poco de llegar a la presidencia del Gobierno.

El Gobierno ha tratado por todos los medios de desvincular a Trillo y su salida de la embajada de Londres del informe del Consejo de Estado. Tras la publicación del dictamen, y sobre todo después de que la actual titular de Defensa, María Dolores de Cospedal, asumiera las conclusiones del texto, arreciaron las exigencias para que el Gobierno cesara a Trillo de modo "fulminante".

Trillo es hasta la fecha el único embajador político ─que no es diplomático de carrera─ nombrado por Rajoy. Su cese estaba previsto para "las próximas semanas o meses", según confirmaba este mismo miércoles Alfonso Dastis, ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación. El Ejecutivo tiene pendiente renovar un total de 72 embajadas, entre ellas la de Londres, y el propio jefe del Ejecutivo había indicado este jueves, unas horas antes de que hablase Trillo, que su relevo se iba a producir dentro de esa rotación prevista, porque "toca".

"La palabra de Trillo ha dejado de tener valor"

Tras el anuncio de Trillo, Curra Ripollés, portavoz de la Asociación de Familias de Víctimas del Yak 42, ha pedido al Gobierno que aclare si el todavía embajador ha sido cesado o ha sido él quien ha decidido dejar el cargo. En declaraciones a Europa Press, Ripollés ha explicado que, para las familias de los 62 militares muertos, "la palabra de Trillo ha dejado de tener valor" y que ahora sólo esperan que el Ejecutivo aclare si el exministro deja de ser embajador "porque lo hizo mal".

"Lo que nos importa es la palabra de un presidente del Gobierno diciendo si Trillo ha sido o no cesado", ha apuntado la portavoz de la asociación. "Que el Gobierno se lo diga a toda España", ha manifestado. Sobre el hecho de que el exministro de Defensa siga sin pedir perdón a las familias de los militares fallecidos, algo que la asociación lleva años reclamando, Ripollés se ha limitado a decir que "el perdón no se pide, sino que se otorga, como las condecoraciones".

Por su parte, Podemos ha celebrado la renuncia de Trillo, pero ha subrayado que el exministro nunca debió ser designado embajador y ha hecho hincapié en que aún le queda pedir disculpas a las familias. Según ha escrito en Twitter el secretario Político de la formación morada y portavoz de Unidos Podemos, Íñigo Errejón, Trillo tiene que disculparse por "su soberbia y negligencia". En tanto, el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha dado la "enhorabuena" a las familias. "Su victoria es gracias a la lucha incansable por la dignidad", ha escrito en redes sociales.

En la misma línea que la formación morada se ha expresado el PSOE, que ha considerado que Trillo dimite "tarde y mal", e incluso "arrastrado", y que debe "pedir perdón" a las familias, ha escrito en Twitter el portavoz socialista, Antonio Hernando. En tanto, desde Ciudadanos ven "positiva" la renuncia del exministro de Defensa, pero han lamentado que llegue "13 años tarde", según ha declarado Miguel Gutiérrez, secretario general del grupo parlamentario de la formación naranja en el Congreso. 

Más noticias en Política y Sociedad