Público
Público

UGT amenaza con abandonar las mesas de negociación con el Gobierno si no hay propuesta sobre el SMI en septiembre

El secretario general de este sindicato, Pepe Álvarez, exige que La Moncloa avance en esta materia. "El SMI tiene que seguir aumentando este año, en 2022 y 2023, para cumplir con las expectativas europeas", afirmó. 

Pepe Álvarez
El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, en una imagen de archivo. Rober Solsona / EUROPA PRESS

El sindicato UGT ha avisado que la paciencia se acaba. En declaraciones realizadas este martes en Murcia, el secretario general de esta organización, Pepe Álvarez, ha afirmado que si en septiembre el Gobierno no ofrece una propuesta de subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), UGT se levantará de todas las mesas de negociación.

Tras una reunión con el presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras, en el marco de unas jornadas de trabajo centradas en la defensa del medio ambiente, el compromiso con los servicios esenciales y con el empleo de calidad, Álvarez ha vuelto a mostrar el compromiso de este sindicato con el aumento del SMI.

En tal sentido, señaló que se trata de una cuestión que "no puede esperar más", al tiempo que afirmó que ha trasladado ese punto al Gobierno y al presidente Pedro Sánchez "cada vez que ha tenido oportunidad". "Nuestra paciencia se ha agotado, si no hay una propuesta en firme en la primera reunión en septiembre, con nosotros que no cuenten para el resto de mesas de negociación", subrayó.

 "No podemos poner una sonrisa mientras no se mejora la vida de los trabajadores. El SMI afecta en torno a 4 millones de trabajadores y trabajadoras, en el caso de Murcia, cerca de un 19% de la población se vería beneficiada por esa subida", sostuvo Álvarez, quien remarcó además que "una subida de 25 euros al mes no supone ninguna diferencia seria para la viabilidad de las empresas".

El secretario general de UGT  señaló que abandonar la mesa de negociación "será el primer paso" pero habrá más medidas si el Gobierno no responde y pretende seguir decidiendo dónde se negocia y dónde no, porque eso tiene un nombre, y es prepotencia".

"Empezamos a estar hartos de declaraciones en las que parece que deciden todo ellos solos, que son autosuficientes. No pedimos ninguna cuestión que no esté en los programas de Gobierno de los partidos que están gobernando. El SMI tiene que seguir aumentando este año, en 2022 y 2023, para cumplir con las expectativas europeas", afirmó.

A finales de julio, la ministra de Economía, Nadia Calviño, aseguró que el Gobierno se plantea subir el SMI en septiembre si el mercado laboral y la economía evolucionan de forma saludable tras el verano. Tanto la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, como Unidas Podemos reclama que se adopten medidas en ese sentido. 

Más noticias