Público
Público

Una unidad de la Legión presume de la "toma de Badajoz", uno de los crímenes más atroces del franquismo

El Tercio 'Duque de Alba', con sede en Ceuta, reivindica el papel de sus antecesores en el asalto franquista de la ciudad, que estuvo seguido de miles de asesinatos de republicanos.

Legionario
Un legionario durante el acto del 101 aniversario de la fundación del Tercio de la Legión de Ceuta celebrado el 20 de septiembre de 2021. Antonio Sempere / EUROPA PRESS

El general Juan Yagüe se ganó por méritos propios el apodo de "carnicero". En agosto de 1936, este militar franquista encabezó una auténtica matanza en Badajoz. El asalto de esa ciudad por parte de las tropas sublevadas a cargo de Yagüe tuvo entre sus protagonistas al Tercio Duque de Alba de La Legión. Sus actuales miembros reivindican hoy aquel hecho "histórico", un crimen colectivo atroz que la dictadura premió con medallas.

La unidad legionaria asentada en Ceuta presume de su pasado pese la Ley de Memoria Histórica hoy vigente. En un apartado dedicado a su historia en la página web oficial del Ejército de Tierra, el Tercio legionario destaca que durante la Guerra Civil "se distinguió en los combates de Mérida y la toma de Badajoz, donde cayó gloriosamente, al completo de sus efectivos, la 16ª Compañía, en la denominada 'Casa de los catalanes', consiguiendo una Laureada de San Fernando y una Medalla Militar colectivas".

La "toma de Badajoz" a la que alude la Legión dio paso a una brutal matanza por parte de las tropas sublevadas. "La masacre que se desarrolló en la ciudad de Badajoz a partir del 14 de agosto de 1936, fue una de las primeras evidencias ante el mundo de la política de exterminio del adversario programada por los militares golpistas", destaca una reseña publicada por la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica de Extremadura (ARMHEX). 

El colectivo memorialista advierte que Badajoz podría ser "la ciudad española en que, en relación con su población, un mayor número de personas fueron asesinadas a consecuencia del golpe militar y de la masacre realizada tras su ocupación en agosto de 1936".

El horror conduce, entre otros escenarios, al cementerio de San Juan. "Allí fueron asesinadas muchas personas que pasaron luego a fosas comunes", apunta ARMHEX.

El historiador Francisco Espinosa abordó esta terrible historia en su libro La columna de la muerte (Editorial Crítica, 2003). En el marco de un exhaustivo trabajo, este investigador logró documentar unos 1.400 asesinatos registrados en los libros del cementerio y del Registro Civil. Espinosa comprobó además que la cifra de víctimas superaría en realidad las 3.800, ya que en un amplio número de casos los franquistas se ocuparon de que no hubiese registros.

Premios franquistas

En el apartado consagrado a su historia, el Tercio Duque de Alba destaca que ese mismo mes de agosto de 1936 "el Ayuntamiento de Ceuta dona la tercera Enseña Nacional, recibiéndola el Teniente Coronel D. Juan Yagüe Blanco", quien se encontraba precisamente a cargo de la masacre de Badajoz. 

La unidad reivindica que este cuerpo legionario "sobresalió también en los combates de la Ciudad Universitaria, por lo que se le concedió otra Laureada y otra Medalla Militar colectivas". El Tercio legionario alude así a una de las principales batallas libradas en Madrid entre las milicias leales a la República y las tropas sublevadas.

Las distinciones otorgadas por la dictadura franquista por aquellas actuaciones antidemocráticas siguen hoy vigentes y, de hecho, forman parte del listado de medallas que ostentan y reivindican los cuerpos legionarios.

Actos por los "caídos"

Lejos de abogar por cualquier modificación en ese ámbito, el Tercio Duque de Alba defiende que "sería conveniente" que se recogiese también las medallas individuales, "ganadas por los jefes, oficiales, suboficiales y tropa", con el objetivo de que "llegara al conocimiento de todos los españoles, la ejemplaridad de estas Fuerzas, su valor, abnegación, sacrificio y constante servicio a la Patria, y el mejor de los cumplimientos del deber y de la verdadera disciplina, de la que La Legión es ejemplo".

No en vano, la unidad legionaria asentada en Ceuta suele realizar homenajes en los que reivindica a sus "caídos".  Así ocurrió, por ejemplo, con motivo de un acto por los 100 años de la Legión celebrado el 20 de septiembre de 1920 en el ceutí Cuartel del Rey, la primera ubicación legionaria de la historia. 

Durante el evento hubo "honores a todos los caídos por España, teniendo un recuerdo especial a todos los que desde las filas de La Legión han ofrecido su vida por la Patria en estos cien años de andadura", indicaba la reseña publicada cuatro días después en un apartado de la página web del Ejército de Tierra.

"Hechos heroicos"

En un acto realizado el 10 de junio de 2017 en el acuartelamiento García Aldave de Ceuta, el coronel jefe del Tercio Duque de Alba, Félix Abad, se refirió a aquellas actuaciones como "hechos heroicos y ejemplarizantes de nuestros predecesores", según consta en un video difundido entonces por El Faro de Ceuta.

El militar sostuvo aquellos episodios "no deben ser olvidados y sí recordados para que nos sirvan de referencia y marquen el rumbo de nuestros cometidos y misiones y que el Tercio siga siendo una excelente y envidiada unidad". Tales declaraciones fueron realizadas frente al teniente general Juan Gómez de Salazar, Jefe de la Fuerza Terrestre del Ejército de Tierra.

Sus miembros han estado desplegados en Afganistán, Irak, Líbano o Somalia

El Tercio Duque de Alba tiene entre sus misiones el "combate convencional", así como el "combate en zonas urbanizadas" o también "en bosques" o "en desierto", además de "emboscadas de todo tipo". Sus miembros han estado desplegados en Afganistán, Irak, Líbano o Somalia, en este último caso para la "lucha contra la piratería en el Océano Índico".

Listos para actuar

"El Tercio Duque de Alba, como parte de la gloriosa Infantería española, tiene vocación de vanguardia. Por eso, nos preparamos diariamente para poder combatir en cualquier escenario bélico actual y para servir a España en todas aquellas situaciones en las que se nos requiera en tiempo de paz", afirma el coronel Zacarías Hernández Calvo, actual responsable de esta unidad, en su mensaje de bienvenida a la página web oficial del Tercio.

Desde ese mismo espacio en internet se reivindican los "combates" en los que sus antecesores tomaron parte con un objetivo tan claro como impune: derrocar a la República e instaurar a sangre y fuego una larga dictadura.

Más noticias