Público
Público

Unidas Podemos quiere lucir músculo con las confluencias en una cumbre con Iglesias, los ministros y Colau 

El encuentro se celebrará el 22 de febrero y tiene como objetivo "reflexionar" sobre la situación política, la entrada en el Gobierno y los "retos" que esperan a la formación morada y al espacio confederal. Esperan congregar a más de un centenar de dirigentes de Podemos, IU, En Comú Podem y Galicia en Común.

Pablo Iglesias, Ada Colau i Jaume Asens en la presentació de la proposta dels Comuns. EFE / QUIQUE GARCÍA
Pablo Iglesias, Ada Colau y Alberto Garzón en el cierre de campaña de Unidas Podemos / Daniel Gago - Podemos

Los actores del espacio Confederal están en un buen momento. La entrada de Unidas Podemos en el Gobierno de coalición ha sido un balón de oxígeno para Podemos, IU y las confluencias, En Comú Podem y Galicia en Común, y estas fuerzas ultiman la preparación de un acto para lucir músculo en apenas 10 días.

Fuentes de la cúpula del partido morado explican a Público que el próximo 22 de febrero aspiran a reunir en Madrid a las direcciones de todos los actores de este espacio Confederal. De cumplirse el guion establecido, en este acto se darán cita el vicepresidente segundo y secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, los ministros que representan a Unidas Podemos en el Ejecutivo y tienen cargos orgánicos en este espacio (Irene Montero, Yolanda Díaz y Alberto Garzón), así como la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. 

Se espera la asistencia de más de un centenar de asistentes de las direcciones de Podemos, IU, En Comú Podem y Galicia en Común

Iglesias y Montero asistirán como máximos dirigentes de Podemos; Garzón lo hará como coordinador federal de IU, mientras que Díaz y Colau acudirán como integrantes de las direcciones de las confluencias gallega y catalana, respectivamente. Y, en cuanto a la cifra estimada de asistentes, basta recordar que  la dirección del partido morado (el Consejo Ciudadano Estatal) ya la componen más de 80 personas.

Oficialmente, la dirección de Podemos explica que el objetivo de este encuentro es "reflexionar sobre el momento actual, la entrada en el Gobierno y los retos" que les aguardan. Y esta cita llega escasas semanas después de que echara a andar el Gobierno de coalición, sólo algunos meses antes de las elecciones catalanas –aún sin fecha–, y poco antes de las ya anunciadas elecciones vascas y gallegas del 5 de abril.

En este acto no se esperan que trasciendan novedades sobre el análisis que hacen estas fuerzas del funcionamiento del Ejecutivo. Las formaciones que lo sostienen, PSOE y Unidas Podemos, aprovechan toda ocasión para incidir en su sintonía, en las buenas dinámicas que están generando -se vio tras su retiro en la finca de Quintos de Mora-, y apuestan por restar importancia a cualquier desencuentro. Lo cierto es que, de momento, no han trascendido disputas relevantes en su seno.

Sí pueden esperarse algunas claves de cara a las elecciones catalanas, a escasas semanas de que Podem y los Comunes de Colau sienten las bases para la nueva campaña. Y esta cita llega apenas un mes después del nombramiento de Jaume Asens, líder de Los Comunes en el Congreso de los Diputados, como nuevo presidente del grupo confederal, en sustitución de Iglesias.

Más allá de las buenas relaciones de Asens con ERC y otras formaciones soberanistas -y de que también goza de la confianza de Iglesias y Colau-, este relevo perseguía "fortalecer la confederalidad", hacer "hincapié en la madurez y la fortaleza de los vínculos en el espacio confederal", según fuentes de En Comú Podem. 

Hoy, estas fuerzas se preparan para una nueva demostración de la "fortaleza" de sus vínculos. Y, a diferencia de otros eventos similares, como la asamblea de cargos públicos celebrada en Zaragoza en 2017, en esta ocasión no habrá representantes del PNV o de partidos independentistas catalanes. Es una reunión y una reivindicación del espacio Confederal.

Por otro lado, el encuentro está previsto un mes antes de que se cierre el tercer congreso del partido (21 de marzo), conocido como Vistalegre III, aunque la formación morada ya ha informado de que previsiblemente tendrá lugar en la Cubierta de Leganés, y en ningún caso en el Palacio de Vistalegre.

Vistas las dinámicas del partido, y que Iglesias no cuenta con rivales de peso para revalidar su cargo, ni para plantear un proyecto alternativo, previsiblemente las aguas de la interna seguirán más o menos tranquilas el 22 de febrero.

Una semana antes, el 16 de febrero -como adelantó Cuarto Poder-, la corriente crítica Anticapitalistas, cuyos rostros más visibles son la líder de Adelante Andalucía, Teresa Rodríguez, y el eurodiputado Miguel Urbán, decidirán si abstenerse de participar en Vistalegre III, y si abandonar definitivamente el partido. 

Rodríguez y Urbán son miembros del Consejo Ciudadano Estatal, pero hoy nada hace contar con su asistencia el 22 de febrero.