Público
Público

Unidas Podemos Los recelos en IU a la alianza con Podemos pueden dar paso a la división de la izquierda

El futuro de Unidas Podemos depende del referéndum que celebra esta semana IU. Los principales dirigentes de la organización defienden la unidad, pero hay corrientes críticas que están haciendo campaña por el 'no'. Los resultados de las comicios andaluces, la crisis en Madrid y la falta de visibilidad son algunos de los motivos para rechazar la coalición. 

Publicidad
Media: 3.29
Votos: 7

El líder de Unidos Podemos, Pablo Iglesias, y de Izquierda Unida, Alberto Garzón, en sus escaños en el Congreso. E.P.

La alianza electoral de Unidas Podemos para las elecciones generales se pensaba que sería fácil de conseguir hace unos meses. Las direcciones de Podemos e IU confiaban en que no habría demasiadas dificultades — como sí preveían que pasaría en algunas Comunidades Autónomas y municipios — ya que tenían la experiencia de 2016. Sólo había que reeditar la alianza, no llegar a un acuerdo desde cero. Sin embargo, los resultados de los comicios andaluces, la crisis en Madrid tras la alianza de Manuela Carmena e Iñigo Errejón y el adelanto electoral puede hacer que la izquierda vuelva a presentarse fragmentada el próximo 28-A. Los principales dirigentes de IU defienden la unidad, pero también hay críticos que están haciendo campaña por el 'no' ante el referéndum sobre la coalición.

Los secretarios de organización de Podemos e IU, Pablo Echenique e Ismael González, anunciaron el acuerdo de Unidas Podemos el pasado miércoles. Pero todavía no es definitivo: las bases de IU deciden esta semana si apoyan la coalición o no. El resultado se conocerá este domingo 12 de marzo. 

El mejor ejemplo que hay ahora mismo de la división en IU es Madrid. A las pocas horas de que estatal anunciara el preacuerdo para las autonómicas, la dirección regional envió una carta a la militancia explicando que rechazan los términos del pacto. Entre otros motivos explican que Podemos no se encuentra en la misma situación que antes de la ruptura con Errejón y que las exigencias no deben ser las mismas. La última palabra, como ocurre con el pacto estatal, la tendrán las bases. Fuentes de la dirección regional apuntan a Público que se prevé que la Coordinadora Regional lo convoque dentro de unos diez días, una vez que haya pasado la consulta y las primarias estatales. Sin embargo, la cercanía de las fechas provoca que las diferencias autonómicas influyan en el plano estatal.

La semana pasada, las direcciones de Podemos e IU todavía no veían que peligrara el pacto a las generales. Sin embargo, este lunes hay quienes reconocen que las posibilidad de concurrir por separado ha crecido. Varios miembros de la dirección de IU consideran que los comicios andaluces, el cambio de la correlación de fuerzas y las expectativas electorales son hechos que deberían tenerse en cuenta para repensar la estrategia. "Siempre hubo críticos con la alianza, pero parece que en este referéndum puede haber más y que algunos territorios se oponen a la unidad. El resultado de las andaluzas y el poco margen que tenemos para llegar a un acuerdo por el adelanto de las elecciones dificulta el escenario", apunta uno de los dirigentes a este periódico. 

Un 76% de las bases de IU votaron que sí en la consulta en junio sobre la coalición

IU ya realizó un referéndum sobre cómo presentarse a las generales en junio. Según los datos de la organización, votó el 42,2% del censo de 29.510 afiliados: 9.539 (76,62 %) a favor del acuerdo, 2.574 (20,68 %) en contra y 336 (2,7 %) abstención. En Podemos también realizaron una consulta en el mes de marzo, pero los números fueron diferentes. La participación fue mucho más baja, un 16,15% de los inscritos, y el apoyo fue del 90,75%. Los dirigentes consultados por Público reconocen que les preocupa que el apoyo que obtuvo la coalición en junio baje considerablemente ya que entonces no hubo tantos militantes reconocidos de la organización que pidieran el 'no'.  

Además de estas dudas, la corriente de Más Izquierda ha lanzado un comunicado en contra de la coalición. En el texto critican que en el acuerdo actual se repiten las líneas generales de los acuerdos de 2016 que "han llevado a la situación de escasa visibilidad política en la que está IU". "La afirmación 'anteponemos la unidad a los intereses de las organizaciones' no deja de ser una mera expresión retórica y vacía puesto que la unidad sólo es tal cuando se fortalecen sus integrantes; si no es así, estamos en otra cosa", recriminan. Esta nota ha sido difundida por europarlamentarios como Paloma López o Javier Couso.

En la misma línea se ha pronunciado la Coordinadora de Militantes Independientes de IU en la que se encuentra Ricardo Sixto. Para el diputado valenciano "el grupo parlamentario no ha funcionado como una coalición si no que Garzón ha sido incapaz de marcar perfil propio y ha dejado que Podemos tomara las decisiones unilateralmente".

Los principales dirigentes defienden la unidad

A pesar de los críticos, los líderes más visibles hacen campaña por el 'sí'. Alberto Garzón ha publicado un artículo en el diario.es en el que defiende la unidad: "Yo creo firmemente en esta unidad estratégica, y por eso pido a militantes y simpatizantes de Izquierda Unida que voten SÍ al preacuerdo de unidad electoral con Podemos y otras fuerzas políticas. Si sale favorable, después de las elecciones estaremos en condiciones de repensar, reconstruir, consolidar y fortalecer nuestro espacio político (...) Sin este acuerdo, y sin muchos otros, estaremos divididos, fragmentados y dispersos ante monstruos para los cuales, paradójicamente y a pesar de nuestra obstinación, somos esencialmente lo mismo", defiende el Coordinador Federal. 

El PCE, que lidera Enrique Santiago, también ha sacado un comunicado en defensa de la alianza: "El acuerdo electoral, fruto de un largo trabajo de negociación, permite que tanto el PCE como IU y el proyecto estratégico que representan estén representados en las Cortes". El temor que hay entre los dirigentes es que si las formaciones de izquierda se presentan por separado IU pierda representación en el Congreso y, con ello, se pierda también la oportunidad de influir en las instituciones y formar un futuro Gobierno. 

Muchos otros miembros de la Coordinadora Federal y diputados del Congreso se han pronunciado por las redes sociales a favor del referéndum como ha sido la número dos hasta ahora en el Congreso, Eva García Sempere. 

Además, fuentes de la organización apuntan que IU ha debatido en varias ocasiones sobre la confluencia, el programa y la estrategia. "En enero de este año hubo un debate monográfico sobre la confluencia y la estrategia hasta 2020. Fue aprobado en los órganos de IU por abrumadora mayoría. Un 76% a favor y sólo un 13% en contra. Estos órganos representan a todas las federaciones y corrientes, también a las críticas, que son legítimas y hasta necesarias, pero que deben obedecer a la verdad", apuntan a Público.

Más noticias en Política y Sociedad