Público
Público

La Unión Europea alcanza un acuerdo que deja de lado las recomendaciones científicas contra la sobrepesca

España ha logrado reducir el recorte impuesto a la merluza en aguas ibéricas, la especie de mayor valor comercial, pero un tercio de las cuotas de pesca adoptadas no cumplen con los compromisos contra el exceso de capturas.

14/12/21. El ministro de Agricultura y Pesca, Luís Planas, conversa con el ministro esloveno, Joze Podgorsek, durante la cumbre celebrada en Bruselas a 13 de diciembre de 2021.
El ministro de Agricultura y Pesca, Luis Planas, conversa con el ministro esloveno, Joze Podgorsek, durante la cumbre celebrada en Bruselas a 13 de diciembre de 2021. Olivier Hoslet / EFE

La Unión Europea (UE) ha cerrado este martes, después de dos días de intensas negociaciones, un acuerdo sobre el reparto de las cuotas pesqueras en el Atlántico y las posibilidades en el Mediterráneo para 2022. Las medidas adoptadas superan las recomendaciones científicas para impedir la sobrepesca.

Ecologistas en Acción ha mostrado su descontento por las cuotas adoptadas por la UE. La ONG denuncia que en casos como el del lenguado, la merluza del sur o la cigala, se superan los límites de sobreexplotación a pesar de la recomendación científica de un recorte precautorio. La problemática llega por la falta de datos concretos de captura, a lo que se acogen los Gobiernos europeos. Los ecologistas lamentan la oportunidad perdida por la Comisión Europea de una explotación sostenible de los recursos marinos.

Ecologistas en Acción: "Ya no hay margen de error con la aceleración de la crisis climática y la pérdida de biodiversidad"

El Comité Científico, Técnico y Económico de Pesca ha evidenciado en su evaluación que, a pesar de la mejora de los pesqueros en el Atlántico noroeste, tan solo el 43% de las poblaciones marinas no se encuentra sobreexplotado. Ecologistas en Acción avisa: "Ya no hay margen de error con la aceleración de la crisis climática y la pérdida de biodiversidad".

La ONG europea Oceana, por su parte, se ha pronunciado a través de su portavoz Javier López: "España, y el resto de los estados miembros, han decidido exceder las recomendaciones científicas para el 35% de los límites de capturas acordados, y no aplicar las necesarias reducciones del esfuerzo pesquero en el Mediterráneo. Esta decisión no solo va en contra del medio marino, sino también de los compromisos vinculantes de la Política Pesquera Común".

España ha logrado reducir el recorte impuesto a la merluza en aguas ibéricas, la especie de mayor valor comercial

A pesar de la situación, el ministro de Agricultura y Pesca, Luis Planas, se ha mostrado satisfecho con las medidas. España ha logrado reducir el recorte impuesto a la merluza en aguas ibéricas, la especie de mayor valor comercial para la flota nacional, del 18,5% al 8%, según recoge EFE.

Además, se ha añadido el compromiso de revisar el modelo de evaluación de esa reserva, por lo que el ministro calificó de "magnífico resultado" lo acordado para la merluza. Por su parte, la bajada inicial para el lenguado, del 20%, quedó finalmente en el 5%.

El acuerdo sobre el reparto de los Totales Admisibles de Capturas (CE) y cuotas para el Atlántico fue aprobado por unanimidad, anunció Planas. Sin embargo, la reducción de los esfuerzos pesqueros, en el marco del Plan Plurianual para las pesquerías demersales del Mediterráneo, salió adelante solo por mayoría cualificada del Consejo, con el voto en contra de España, indicó el ministro.

Planas había insistido desde el inicio de la reunión en que España se oponía a rebajar el esfuerzo pesquero otro 7,5% para el arrastre y el palangre en el Mediterráneo, donde faenan unos 900 buques españoles. 

Más noticias