Público
Público

Urkullu mantiene su plan de convocar elecciones en julio pese a no contar con el apoyo de la oposición

El lehendakari cita a los partidos a una reunión que tendrá lugar este jueves. De cara a ese encuentro, desde el Gobierno Vasco han llegado a advertir que si no se vota en julio, habrá que esperar a 2021 o, de forma más atemporal, hasta que se descubra una vacuna.

Urkullu parlamento
El lehendakari Iñigo Urkullu durante su comparecencia ante la Diputación Permanente del Parlamento Vasco.

Julio no será un mes cualquiera para Iñigo Urkullu y, en consecuencia, para quienes ejercen de oposición a su gobierno. El lehendakari mantiene contra viento y marea su intención de convocar las elecciones autonómicas para ese mes, en el que se prevé –asegura el mandatario vasco– una bajada en los contagios por coronavirus y, por tanto, una disminución del riesgo sanitario. Lo que no está claro es si también habrá una caída en el número de ciudadanas y ciudadanos que, pertrechados con mascarillas y guantes, se animen a depositar la papeleta.

Fue el gran anuncio del pasado viernes. En un salón de plenos prácticamente vacío –solo acudieron 17 de los 22 integrantes de la Diputación Permanente, órgano que funciona tras la disolución del Parlamento–, Urkullu comunicó a propios y extraños que, según sus planes, en un plazo de tres meses podría organizarse la cita con las urnas que tendría que haberse efectuado el pasado domingo 5 de abril y que se cayó, como tantas otras cosas, por la emergencia del coronavirus.

El lehendakari habló, concretamente, del mes de julio. La nueva convocatoria electoral se desarrollaría ese mes con unas características distintas a todas las anteriores: la situación actual indica que se realizaría bajo nuevas y estrictas medidas de seguridad, hasta ahora nunca vistas en unas elecciones –ni locales, ni autonómicas, ni estatales–. Galicia, que también tenía previsto realizar sus comicios autonómicos ese día, tomó la misma decisión. 

Allí, en un Parlamento semivacío, anunció además que citaría a los grupos políticos con representación autonómica a una reunión en la que se abordaría ese asunto. El encuentro se desarrollará este jueves y, según avanza la mayoría de participantes, no está claro que vaya a suscitar unanimidades.

"No se dan las condiciones"

EH Bildu, el principal grupo de la oposición, sostiene que "no se dan condiciones democráticas ni sanitarias para hacer frente a un proceso electoral que nadie sabe ni tan siquiera cómo se desarrollaría", según anunció Arnaldo Otegi tras la reunión mantenida el lunes por la mesa política de la coalición soberanista. De hecho, EH Bildu trasladará al lehendakari en la reunión del jueves que, de momento, "no toca hablar de elecciones".

La propuesta de Urkullu tampoco convence a Elkarrekin Podemos. "La intención del lehendakari de celebrar las elecciones en julio contradice el decreto que anuló los comicios de abril basado en las garantías de seguridad. ¿En base a qué se convocan las elecciones ahora? ¿Existe algún informe que indique que se va a superar la pandemia en julio?", afirmó vía Twitter la candidata de esa coalición de izquierdas, Miren Gorrotxategi.

Por su parte, el PP vasco ha advertido que el lehendakari "debe convocar elecciones con total garantía para la salud de las personas porque lo principal es acabar con la pandemia", según palabras del candidato conservador, Carlos Iturgaiz, quien fue impuesto como aspirante por Pablo Casado tras la fulminante destitución de Alfonso Alonso y que ahora encabeza la candidatura conjunta de PP y Ciudadanos.

Incluso desde el PSE, socio del PNV en el Gobierno Vasco, advirtieron que no hay nada claro aún. "Todavía hay que hablar de la reunión del día 30 y todavía no se puede decir que sea una decisión definitiva", matizó la candidata del PSE, Idoia Mendia, en una entrevista ofrecida al diario Gara.

"Cuando haya una vacuna"

Sin embargo, el portavoz del Gobierno Vasco, Josu Erkoreka, arrancó esta semana clave advirtiendo que si no hay elecciones en julio, quizás deberían postergarse hasta 2021 o, incluso, hasta que aparezca una vacuna contra el coronavirus. "A partir de septiembre las cosas pueden empeorar", dijo en ETB1. Ante las cámaras de la cadena vasca afirmó además que la convocatoria electoral pendiente era el "mayor problema político" que enfrenta Euskadi. 

Más noticias de Política y Sociedad