Público
Público

El Vaticano no se opone a la exhumación de Franco, pero no aclara si consentirá el traslado a La Almudena

Gobierno y Santa Sede abrirán un periodo de diálogo sobre el régimen fiscal que tiene la iglesia en España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, con el secretario de Estado vaticano, Pietro Parolin. EFE/Presidencia del Gobierno

En la reunión celebrada este lunes entre la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, y el Secretario de Estado de la Santa Sede, cardenal Prieto Parolin, se aclaró definitivamente que la Iglesia no va a oponerse a la exhumación de los restos del dictador Francisco Franco, pero no quedó claro tras el encuentro si va a aceptar que los restos sea enterrados en la catedral de La Almudena de Madrid, como desea la familia.

Según una nota emitida por la Vicepresidencia del Gobierno, respecto a la inhumación, el cardenal y la vicepresidenta han coincidido en buscar una solución y seguir manteniendo el diálogo para llegar a un acuerdo, sin precisar nada más.

El Gobierno ,según la nota, ha agradecido a la Santa Sede la comunicación "cordial y fluida" que se está manteniendo sobre este asunto con el cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, y con el presidente de la Conferencia Episcopal, cardenal Ricardo Blázquez.

Para el Gobierno, el encuentro, que ha sido extremadamente cordial y fructífero, para intercambiar puntos de vista e información sobre diferentes cuestiones de interés para España y la Santa Sede.

Entre estos asuntos , se han abordado el régimen fiscal de la Iglesia en España, y el  Gobierno aprovecho la reunión para informar  sobre el proceso de revisión de
los bienes inmatriculados por la Iglesia. Según el Gobierno, el secretario de Estado del Vaticano ha mostrado su voluntad de abordar conjuntamente ambos temas para alcanzar puntos de encuentro.

También se ha abordado el tema de los abusos sexuales y, según el Ejecutivo, la Iglesia ha trasladado su preocupación por dar justicia a las víctimas de abusos y prevenir estos hechos en el futuro. En este sentido, el Gobierno ha informado a la Santa Sede de las modificaciones en el Código Penal para conseguir que estos delitos sean imprescriptibles.

Más noticias en Política y Sociedad