Público
Público

Venezuela González y Zapatero mantienen posturas antagónicas sobre Venezuela

Felipe González asegura que Juan Guaidó es "el único representante legitimado democráticamente" como presidente de Venezuela frente la "tiranía" de Nicolás Maduro, mientras que Zapatero cree que Pedro Sánchez hace bien no recibiendo al líder opositor y llama al diálogo.

Los expresidentes del Gobierno Felipe González (i), José María Aznar (d) y José Luis Rodríguez Zapatero a su llegada a un acto conmemorativo de las primeras elecciones de 1977 organizado en Madrid. EFE/Zipi
El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero en el plató de Público.- CHRISTIAN GONZÁLEZ (ARCHIVO)

público | europa press

Los dos son expresidentes. Los dos son socialistas. Los dos han liderado el PSOE. Se les supone cierta afinidad ideológica, pero en lo tocante a Venezuela mantienen posturas totalmente antagónicas. En medio de la polémica generada por el hecho de que Juan Guaidó, autoproclamado presidente de Venezuela que este sábado llega a Madrid, no vaya a ser recibido por el jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, sino por la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, y por la reunión del ministro de Fomento, José Luis Ábalos, con la vicepresidenta venezolana, Delcy Rodríguez, en el aeropuerto de Barajas, Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero han expresado su opinión sobre lo que acontece en el país sudamericano, y son como la noche y el día

Felipe González lo tiene claro: Juan Guaidó es "el único representante legitimado democráticamente" como presidente de Venezuela frente la "tiranía" de Nicolás Maduro.

En un comunicado remitido a la agencia EFE, González subraya que Guaidó es el presidente de la Asamblea de Venezuela y el presidente encargado del país, y que así ha sido reconocido por las principales democracias de la UE, de América Latina y del Norte, como Estados Unidos o Canadá. "Es el único representante legitimado democráticamente, de acuerdo con la Constitución de Venezuela, frente al poder fáctico representado por la tiranía de Maduro y sus apoyos espurios de la llamada Asamblea Constituyente, del Tribunal Supremo o de la cúpula militar", afirma.

A su juicio, "a Maduro sólo hay que creerlo cuando dice que nunca más convocará elecciones para perderlas". "La democracia en Venezuela ha desaparecido y ha sido sustituida por una dictadura tiránica que ha convertido a la república en un estado fallido", recalca González.

Felipe González: "La democracia en Venezuela ha desaparecido y ha sido sustituida por una dictadura tiránica que ha convertido a la república en un estado fallido"

González señala que todo ello se lo ha reiterado directamente a Guaidó, con quien dice que se mantiene en comunicación.

En la orilla completamente opuesta transita el otro expresidente socialista, José Luis Rodríguez Zapatero, quien este viernes ha afirmado que Pedro Sánchez, "no se equivoca, acierta" no recibiendo a Juan Guaidó.

En una entrevista en la Cadena Ser, Zapatero, quien ejerció de mediador entre el Gobierno de Maduro y la oposición se ha mostrado convencido de que el "enfoque sobre Venezuela antes o después tendrá que cambiar en muchas actitudes políticas y cabezas" porque, en su opinión, es un "error" promover sanciones económicas que hacen sufrir a un pueblo "y no llamar al acuerdo, al entendimiento entre dos sectores de la sociedad".

"El principio de la legalidad internacional, la salida pacífica de los conflictos debe tener más vigencia que nunca después de lo vivido en Oriente Próximo e Irak", ha sostenido tras recordar que él "algo" sabe de Venezuela, adonde ha viajado en 38 ocasiones.

Desde 2016, Zapatero ejerció una labor como mediador que se concretó en la liberación de algunos presos políticos pero que terminó fracasando en 2018 porque la mayoría de la oposición percibía al español como una figura demasiado escorada hacia el régimen de Maduro.

Zapatero: "El enfoque sobre Venezuela antes o después tendrá que cambiar en muchas actitudes políticas y cabezas"

El expresidente ha cuestionado la situación creada en la comunidad internacional desde el reconocimiento de Juan Guaidó. En concreto, se ha referido a la decisión del Gobierno de Estados Unidos de dar los bienes y activos del Ejecutivo de Venezuela "a unos señores que no tienen ningún título más que se reconocieron (...) miles de millones que nadie controla y están por ahí, una situación para el derecho internacional insólita para la seguridad jurídica, las empresas, los españoles que están allí".

Zapatero ha reconocido que, a este respecto, la posición de España ha sido de "prudencia" al mantener relaciones con las dos partes, una de las cuales, el Gobierno de Maduro, guste o no es el que retiene el "control de la autoridad".

El expresidente ha advertido también de que, en su opinión, el 90% de la información que le llega a los ciudadanos españoles sobre Venezuela está "sesgada hacia una dirección".

Exteriores pide elecciones libres y democráticas

También se ha referido a la visita de Guaidó la ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya, quien ha recordado que fue España quien lidero hace un año el reconocimiento de Juan Guaidó como líder de la Asamblea Nacional y presidente encargado de Venezuela y ha insistido en la celebración de comicios en el país.

A través de un apunte en su cuenta de Twitter, la jefa de la diplomacia española ha asegurado que "un año después" del reconocimiento de Guaidó la posición de España sigue siendo las elecciones "libres y democráticas", el "rechazo total a la violencia y el apoyo a la población".

Las palabras de González Laya llegan además después de que el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, definiese este jueves al presidente de la Asamblea Nacional como "un dirigente político muy importante de la oposición en Venezuela" y, en ese sentido, señaló que "está bien" que le reciba la ministra de Exteriores y no el presidente del Gobierno.