Público
Público

Congreso de los Diputados Rifirrafe entre Domènech y Santamaría: "El PP es el problema de Catalunya" 

En su intento por laminar a Xavier Domènech, candidato de Catalunya en Comú el 21-D, la vicepresidenta del Gobierno acusa, una vez más, a Podemos y a Comú Podem de hacer campaña por el independentismo.

Publicidad
Media: 3.22
Votos: 9

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, a su llegada al Congreso. | JUAN CARLOS HIDALGO (EFE)

La proximidad de las elecciones catalanas marca cada vez más las sesiones de control al Gobierno. En una escena ya repetida cada miércoles en las últimas semanas, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y Xavier Domènech, portavoz de En Comù Podem, Xavier Domènech y candidato a las elecciones del 21-D, protagonizaron otro rifirrafe en el Congreso.

La estrategia de Sáenz de Santamaría es clara: alimentar la tensión y alinear a Podemos y sus aliados de En Comú con el independentismo para laminar a Domènech, candidato en las elecciones catalanas del 21 de diciembre por esta Catalunya en Comú. Desde hace semanas la vicepresidenta del Ejecutivo acusa a Domènech de hacer campaña por los independentistas.

"Solo les falta aceptar el 155", respondió Sáenz de Santamaría a Domènech, quien antes había preguntado a la vicepresidenta si pensaba abrir una negociación bilateral con el nuevo Govern de la Generalitat surgido de las elecciones del próximo 21 de diciembre.

Sáenz de Santamaría reprochó a Domènech que vaya al Congreso a hacer campaña con el independentismo y a traer "el independentismo secundario, que es secundar todas la propuestas electorales que hacen los independentistas".

"Su programa electoral parece más bien al escrito de defensa de los independentistas ante el Tribunal Supremo. Solo le falta a usted aceptar el 155, es lo único que le falta para ser exactamente igual que ellos", ironizó la vicepresidenta.

La número dos del Gobierno echó en cara a Domènech que pida un referéndum para volver a la "casilla de salida" o que exija una negociación bilateral ahora, después de que lo hayan reclamado las dirigentes de ERC, Marta Rovira, y del PDeCAT, Marta Pascal.

"Y pide hasta un pacto de claridad, más vale que se lo apliquen a ustedes, que se hagan un test de claridad en Podemos, a ver si se aclaran entre el señor Iglesias, la señora Bescansa, el silente Errejón y usted mismo", ha enfatizado la número dos del Ejecutivo.

Domènech se preguntó por qué se puede negociar de forma bilateral con el País Vasco y Navarra y no con Catalunya

Domènech escuchó estos reproches después de acusar al Gobierno y al PP de ser el "problema" para Catalunya y de no plantear ninguna propuesta más allá de la "solución Aznar" para buscar un Gobierno de Ciudadanos con apoyo de populares y socialistas y dejar en "papel mojado" sus promesas al PSOE para reformar la Constitución.

Pese a las críticas de Santamaría, el candidato de Catalunya En Comù Podem defendió que tras las elecciones del 21 de diciembre se recupere la "bilateralidad" en una negociación entre el Gobierno y la Generalitat. Y se preguntó por qué se puede negociar de forma bilateral con el País Vasco y Navarra y no con Catalunya.

"¿Por qué la comisión bilateral no se reúne desde que Rajoy es presidente, el 2011? ¿Por qué se puede negociar bilateralmente el cupo vasco y no con Catalunya?", enfatizó el diputado del grupo confederal de Unidos Podemos-En Comù Podem-En Marea.

La vicepresidenta, en su turno de réplica,  consideró "llamativo" que hasta en el programa electoral los independentistas tengan "mucho en común con los comunes" y que hasta les copien los carteles.

"Lo que tendríamos que tener en común para dialogar es la legalidad", "cuando los partidos se sustentan en la legalidad pueden pactar con este Gobierno", apostilló la vicepresidenta.

Sáenz de Santamaría, además, ha asegurado la prioridad del próximo Govern tiene que ser restaurar la confianza "en Catalunya y para Catalunya" para poder dar marcha atrás a la "enorme fractura social" y el daño económico que, según ella, ha provocado el independentismo.

"Que a nadie le quepa la menor duda de que si tenemos un interlocutor dentro de la ley este Gobierno hará todo lo posible para recuperar el buen clima social y una buena confianza para la mejora de la economía y el bienestar social en Catalunya", concluyó.

Más noticias en Política y Sociedad