Público
Público

Ultraderecha El vicepresidente primero del Parlament participa en una reunión con ultraderechistas y ERC pide su dimisión

Josep Costa, una de las cabezas visibles de JxCat, intervino en una reunión telemática con Front Nacional de Catalunya y Força Catalunya, organizaciones de ultraderecha.

Quim Torra y Josep Costa, en el acto ante la puerta de la prisión de Lledoners. @JuntsXCat
Quim Torra y Josep Costa (derecha), en una imagen de archivo.

efe

La presencia del vicepresidente primero del Parlament, Josep Costa, uno de los principales cargos de JxCat, en una reunión telemática en la que participaron representantes de diversos grupos independentistas, incluidos algunas fuerzas minoritarias de extrema derecha, ha desatado la polémica.

La reunión por videoconferencia, celebrada ayer jueves, tenía como objetivo explorar las posibilidades de conformar un frente electoral unitario del independentismo partidario de la vía unilateral.

Participaron en el encuentro representantes de la Assemblea de Represaliats i Activistes, Bloc Sobiranista Català, Demòcrates de Catalunya, Directe68, Força Catalunya, Front Nacional de Catalunya y Solidaritat Catalana per la Independència, además de Costa.

Precisamente la presencia de representantes de grupos extremistas como el Front Nacional de Catalunya o Força Catalunya -formación liderada por Santiago Espot- junto a Costa ha generado múltiples reacciones de rechazo en redes sociales.

Disculpas en Twitter

Visto el revuelo suscitado, Costa ha dado explicaciones desde Twitter: "Cualquiera que me conozca sabe que no iría nunca a ninguna reunión con ultras. Si ayer hubiese sabido que estarían, no me habría conectado. Si al principio hubiese oído quiénes eran los presentes, me habría desconectado. Entré de buena fe, como otra gente que me merece todo el respeto".

"Me invitó gente a la que conozco, y no tenía motivos para desconfiar. Querían hablar de sumar esfuerzos para defender el mandato del 1-O. Según nos dijeron, habían invitado a todos los partidos independentistas. Siempre dejé muy claro que entraba solo a título personal", ha asegurado.

Enfados y clamor para que dimita

Incluso la diputada de la CUP en el Parlament Natàlia Sànchez se ha hecho eco de la reunión en un tuit, en el que ha denunciado: "Para mí, lo más grave es que Josep Costa es el vicepresidente del Parlamento de Catalunya; es gravísimo".

La vicepresidenta y portavoz de JxCat, Elsa Artadi, ha salido al paso de la polémica para subrayar que Junts per Catalunya "no ha asistido a esta reunión, ningún miembro de la dirección ni nadie autorizado por el partido". "JxCat no participa en reuniones con partidos xenófobos", ha recalcado Artadi desde Twitter.

También la diputada de JxCat en el Parlament Aurora Madaula se ha desmarcado de la asistencia de Costa: "Junts per Catalunya no ha enviado a nadie a esta reunión. Si alguien ha ido, usando nuestro nombre, lo ha hecho de manera unilateral y sin nuestra autorización ni conocimiento. No tenemos nada que ver con esta reunión".

Los impulsores de la reunión eran los siete miembros del secretariado nacional de la ANC que dimitieron en noviembre y que están integrados en la plataforma Donec Perficiam. Según un comunicado de los convocantes, la reunión duró dos horas y media y sirvió para abordar la posibilidad de constituir una "candidatura única" a las elecciones del 14 de febrero.

A la reunión no acudieron, pese a estar invitados, fuerzas como ERC, la CUP o el PDeCAT, según indica el comunicado.

ERC pide la dimisión de Costa

El presidente del grupo parlamentario de ERC, Sergi Sabrià, ha pedido la dimisión del vicepresidente primero del Parlament, Josep Costa, uno de los principales cargos de JxCat, por "blanquear la extrema derecha".

Desde Twitter, Sabrià se ha hecho eco de una polémica reunión telemática celebrada ayer jueves en la que participaron, además de Costa, representantes de diversos grupos independentistas, incluidos algunas fuerzas minoritarias de extrema derecha, con el fin de explorar las posibilidades de conformar un frente electoral unitario del independentismo partidario de la vía unilateral.

La presencia de representantes de grupos extremistas como el Front Nacional de Catalunya o Força Catalunya -formación liderada por Santiago Espot- junto a Costa ha generado múltiples reacciones de rechazo en redes sociales. "Blanquear la extrema derecha: línea roja. Dimisión", ha escrito Sabrià como reacción a la reunión.

Más noticias de Política y Sociedad