Público
Público
Únete a nosotros

Juicio independencia Vila contradice a Junqueras y dice que Rajoy sí intentó impedir la DUI: "Teníamos que haber hecho las cosas de otra manera"

El interrogatorio del exconseller de Empresa de la Generalitat de Catalunya abre la sexta jornada de juicio. Afirma que el referéndum del 1-O mutó de ser una consulta a "una gran movilización política". Asegura no haber desobedecido al Constitucional y niega la malversación, repartiendo dardos entre sus compañeros de banquillo

Publicidad
Media: 4
Votos: 3

14/02/2019.- Imagen tomada de la señal institucional del Tribunal Supremo de la declaración del exconseller de Interior del Govern catalán Joaquim Forn durante la tercera jornada del juicio del "procés" en la Sala de Plenos del Tribunal Supremo. Joaquim Forn ha subrayado este jueves que los Mossos d'Esquadra advirtieron al Govern de que el 1-0 podrían producirse "actos puntuales" pero "no una violencia generalizada". EFE/Tribunal Supremo

En el Gobierno de Mariano Rajoy, "en contra de lo que a veces se publica", había personas "más moderadas y centristas" de lo que se podría pensar, que tenían "un alto interés en la conciliación, en evitar el choque institucional" entre el Ejecutivo central y las instituciones catalanas, que alcanzó su punto álgido con la declaración unilateral de independencia (DUI) del Parlament de Catalunya, el 27 de septiembre de 2017, y la posterior aplicación del artículo 155 de la Constitución.

Vila: "Lo que ha pasado en Catalunya es impropio de una sociedad avanzada como la catalana. Teníamos que haber hecho las cosas de otra manera”

Esas personas, pero también políticos del PSOE y otros "interlocutores políticos, religiosos o del mundo de la empresa" mantuvieron negociaciones -"Aproximaciones"- con dirigentes independentistas a contrarreloj, "sin publicidad", "para evitar el despropósito", "que esto acabara mal". Esto es, que hubiera una declaración de independencia que pudiera resultar "ofensiva, inflamatoria", aunque no tuviera "repercusión penal". Indirectamente, además, sí da entidad a esta DUI, a la que todos sus compañeros se han referido como "política" o simbólica.

Éste es el relato de elxconseller de Empresa de la Generalitat de Catalunya Santiago Vila, que este jueves ha respondido a las preguntas de la Fiscalía y la Abogacía del Estado como procesado en la causa que enjuicia la Sala de Lo Penal del Tribunal Supremo. Ha sido muy crítico con el Govern del que formó parte, siempre distanciándose de los hechos: "Lo que ha pasado en Catalunya es impropio de una sociedad avanzada como la catalana. Teníamos que haber hecho las cosas de otra manera”.

"Todos podíamos haber sido más responsables", apuntaba en respuesta a las preguntas del fiscal Fidel Cadena, en relación a la violencia de las cargas policiales de la consulta del 1 de Octubre. Su relato, además, contrastaba notablemente con el del resto de procesados, en especial del exvicepresident Oriol Junqueras, que en su interrogatorio insistió en que en todo momento el Govern intentó negociar, para toparse con la "silla vacía" del Ejecutivo de Rajoy. "Mantuvo siempre vías de diálogo abiertas", aunque "no supo ni nosotros supimos" crear el necesario "clima de confianza", afirmaba Vila.

Frente a la "silla vacía" del Gobierno a la que se refería Junqueras, Vila afirma que Rajoy "mantuvo siempre vías de diálogo abiertas"

Su propia permanencia en el Govern fue valorada por el Ejecutivo en Madrid como una confirmación de que había división en relación con la DUI: "Si estás en el Govern seguro que hay esperanza, seguro que hay muchos que estáis conjurados para que esto no acabe mal", le trasladaron, siempre según su versión.

 Vila dimitió de su cargo "frustrado" por las discrepancias en el Govern sobre el 1- O el 26 de septiembre, poco antes de que el Parlament votara la DUI.

De hecho, sostiene que renunció porque, tras haber formado parte del grupo de “interlocutores” que tomaron parte en esta “aproximación política”, y cuando se había forjado la convicción de que no habría declaración unilateral, "al final lo que habíamos acordado discretamente se torció por el alto clima de tensión”.

El exconseller de Empresa se enfrenta a una petición de cárcel de 7 años por malversación y desobediencia [Consulta aquí todas las penas]. Ha sido criticado por los suyos -"Muy criticado"- por distanciarse del procés, y hoy ha respondido a la fiscal del Estado, Rosa María Seoane que, si pudiera volver atrás, "se habrían hecho las cosas de forma muy distinta". "Habríamos encauzado el conflicto de otra manera", incidía.

El 1-O, un día "muy desgraciado y triste"

Sobre la DUI: "Al final lo que habíamos acordado discretamente se torció por el alto clima de tensión"

"Hasta el último segundo", decía Vila, estaba convencido de que no se celebraría el 1-O. Acabó teniendo lugar y fue "muy desgraciado y triste". "Es una herida que nos acompañará toda la vida haber visto las cargas policiales, señoras por los suelos. Todos podríamos haber sido más responsables", apuntaba.

En su opinión, el referéndum del 1-O mutó de ser una consulta a "una gran movilización política", a la que no reconoce la entidad de referéndum. Las diferencias sobre cómo reconocerlo, además, se dieron también en el resto del Govern. "Unos reconocían el 1-O como una movilización que obligaba. Otros estábamos convencidos de que era un movimiento muy importante en el que más de dos millones de personas querían la independencia, pero también había más de dos millones de catalanes que se habían quedado en casa y no se sentían interpelados". "Algunos considerábamos que la obligación del Gobierno era ser el Gobierno de todos", apostillaba.

Sobre el referéndum del 1-O: "Algunos considerábamos que la obligación del Gobierno era ser el Gobierno de todos"

Por otro lado, en cerca de hora y cuarto de declaración Vila también ha negado que se usase dinero público para la consulta del 1-O, y se ha alineado con sus compañeros de banquillo para incidir en que no se saltaron al Tribunal Constitucional. "Cuando la ley del referéndum fue inmediatamente suspendida, ni yo ni ninguno de mis compañeros de Gobierno tomamos ninguna decisión sobre la ley", apostillaba.

También ha criticado a Ley de Transitoriedad Jurídica aprobada por el Parlament el 7 de septiembre de 2017 -"Ni un alumno de primero de Derecho la habría asumido"-. Por criticar, Vila incluso ha afirmado que el Govern fue incapaz "de gestionar emocionalmente" la situación en la que se encontraba, y que acabó cediendo a las exigencias vertidas en redes sociales, en referencia a las críticas al expresident Carles Puigdemont por no atreverse a declarar la independencia de manera unilateral. "Somos aprendices de mago ante la presión de las redes sociales", asegura haberle transmitido a Puigdemont antes de dimitir. 

Más noticias en Política y Sociedad