Público
Público

Violencia de género España registró un asesinato machista cada semana durante los últimos 17 años

Un análisis realizado por el Consejo General del Poder Judicial sobre 1.000 mujeres asesinadas por violencia de género desde 2003, desvela el 75% de los crímenes se produjeron en el hogar, que fueron más frecuentes en el mes de julio, que ocurren con más frecuencia los domingos y que la ruptura o la maternidad son factores de riesgo.

violencia machista 8M
Pancarta durante las movilizaciones del 8M / EFE

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha hecho público este martes un informe estadístico en el que analiza los asesinatos por violencia de género ocurridos en España entre enero de 2003 (fecha en la que empezaron a contabilizarse estos crímenes) y el 20 abril de 2019, día en que fue asesinada la víctima número mil.

Del informe se desprende que durante esos 17 años y cuatro meses, cada semana ha sido asesinada una mujer en nuestro país a manos de su pareja o expareja. Estos 1.000 crímenes arrojan una media de asesinatos anuales en España de 61,3 mujeres. Sin embargo las estadísticas oficiales dejan fuera de esta cómputo sobre violencia machistas a otras víctimas que fueron asesinadas junto a ellas, puesto los datos oficiales sólo registran como víctimas a las mujeres que son asesinada por sus parejas o exparejas y a los hijos de éstas dese el año 2013.

El informe indica que en 38 de los casos, un total de 44 personas cercanas a la víctima fueron asesinadas al mimo tiempo, 23 de ellas menores.

El documento, elaborado en base a la información contenida en los expedientes judiciales de los casos, muestra una ligera mejora de los datos en el transcurso de estos más de 17 años analizados. Así, si en la primera mitad de este período (entre 2003 y 2013) la cifra anual de asesinadas se situaba en 68,3, número disminuye hasta 54,4 crímenes al año si sólo se tiene en cuenta el período que va entre los años 2011 a 2019. El año más trágico fue 2008, con 76 víctimas mortales, y el año con menos crímenes machistas fue 2016, con 49 casos.

Para Ángeles Carmona, presidenta del Observatorio de Género del CGPJ, este descenso "nos permite albergar cierta esperanza y muestra que en España se está trabajando en la dirección correcta. Pero al mismo tiempo nos indica que no podemos bajar la guardia y que debemos seguir mejorando".

El informe, cuyo objetivo último es el de conocer al detalle la violencia machista" y dar herramientas a las diversas administraciones para que puedan "mejorar los instrumentos de los que disponen" para combatirla, refuerza algunos datos clave. Entre ellos que la violencia machista ocurre con mayor frecuencia en el mes de julio, que el peor día de la semana es el domingo y que golpeó en mayor medida a las comunidades autónomas costras. También hace hincapié en que la ruptura o la crisis de pareja y la maternidad son factores que incrementan el riesgo para la vida de la víctimas.

Tres de cada cuatro mujeres asesinadas entre 2003 y 2019 (el 75,2%) eran madres y en la mitad de los casos (49%) los hijos eran menores de edad. Las mil mujeres asesinadas dejaron huérfanos a 765 menores, de los que 499 eran hijos o hijas del agresor y los 266 restantes, fruto de relaciones anteriores o posteriores de la víctima.

Más de siete de cada diez asesinadas en su casa

Si hay un lugar peligroso para las mujeres, tal como vienen advirtiendo las expertas en violencia de género desde hace años, es el propio domicilio. El estudio viene a reafirmar este dato al confirmar que el 75% de las 1.000 mujeres asesinadas lo fueron en su propio hogar. En un 70% se trataba de la vivienda compartida entre víctima y agresor, por lo que otra de las conclusiones del estudio apunta a que la convivencia es un factor de riesgo a tener en cuenta. El resto de los crímenes se cometieron en la vía pública (7%), en un paraje o lugar abierto (5%), en un vehículo (4%), en el trabajo (3%), en zonas exteriores del domicilio (3 %) o en otros lugares (3%).

Entre las características de los agresores, el informe resalta que se trata de hombres con una edad media de 46 años, de nacionalidad española en su inmensa mayoría: 66,4% de los casos.

El estudio resalta que en un 46,4% de los casos se detuvo al agresor y que en un 21,2% se entregó o se suicidó, pero destaca que la práctica totalidad (un 82%) huyeron de lugar del crimen antes de poder ser detenidos. 

Denuncias y medidas de protección muy bajas.

El informe corrobora algunos datos clave sobre las denuncias y las órdenes de protección. Poco más de una cuarta parte de las mil mujeres asesinadas entre enero de 2003 y abril de 2019 (261) había denunciado a su agresor y el porcentaje de casos en los que se había presentado denuncia previa oscila entre el 15,8 % de 2005 y el 34,5 % registrado en 2014.

Las víctimas que denunciaron tenían una edad media de 38,9 años, algo inferior al promedio del conjunto de las víctimas (42,2 años). El 32,8 % de las mujeres que presentaron denuncia tenían entre 36 y 45 años; el 28,8 % entre 26 y 35 años; el 27,7 % entre 46 y 55 años y el 25 % entre 16 y 25 años. El porcentaje de denunciantes mayores de 55 años desciende hasta el 17,6 % en el tramo de edad comprendido entre 56 y 65 años y al 9,2 % en el caso de las mayores de 65.

Baleares y Canarias las que más muertes registran

Tal como se desprende del informe, las provincias costeras son donde más asesinatos se han producido. Si la tasa media de estos crímenes indica que en nuestro país hubo 3,1 asesinato por violencia de género al año por cada millón de mujeres mayores de 15 años, esta tasa varía en las distintas comunidades autónomas y zonas geográficas. Así en las zonas costeras se situó en 4,4 mujeres al año por cada millón, mientras que en el interior esta cifra fue de 2,5.

Las Islas Baleares está a la cabeza de asesinadas, al tener 4,9 de crímenes por millón, seguida de cerca por Canarias, con 4,6. País Vasco y Madrid son las comunidades con menor índice de este tipo de crímenes, con 2,2 y 2,4 respectivamente.



Más noticias de Política y Sociedad