Público
Público

violencia policial La ONU condena el "racismo sistémico" en Estados Unidos y pide acabar con la impunidad policial

El documento estudia más de 190 muertes a manos de agentes de la seguridad y asegura que no se aplican mecanismos de control eficaces para frenar la violencia policial racista.

Participante alza un cartel que dice 'Racismo sistemático es una pandemia' en la concentración convocada por la Comunidad Negra, Africana y Afrodescendiente de España frente a la Embajada de EEUU
Participante alza un cartel que dice 'Racismo sistemático es una pandemia' en la concentración convocada por la Comunidad Negra, Africana y Afrodescendiente de España frente a la Embajada de EEUU. Jesús Hellín / Europa Press

Grupos en defensa de los derechos civiles y contra la brutalidad policial en Estados Unidos pidieron este lunes a las autoridades que tomen medidas ante un reciente informe de la ONU (Organización de las Naciones Unidas) sobre el racismo sistémico.

La oficina de la alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, Michelle Bachellet, publicó hoy un informe sobre el racismo contra afrodescendientes en Estados Unidos (encargado tras el asesinato de George Floyd por un policía)

Tras el análisis de 190 casos de muertes relacionadas con la intervención de las fuerzas del orden en todo el mundo, se concluye que estas muy raramente responden judicialmente a abusos o crímenes cometidos contra afrodescendientes, en parte porque se hacen investigaciones deficientes y no hay mecanismos de control, de denuncia y de sanciones adecuadas.

Entre las recomendaciones, se pide a todos los Estados que dejen de negar esta realidad y empiecen a desmantelar el andamiaje del racismo, combatir la impunidad y generar así confianza en las comunidades de afrodescendientes.

En un comunicado, el director del programa de Derechos Humanos de la Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (ACLU), Jamil Dakwar, consideró el documento "histórico" y urgió al Gobierno de Joe Biden y al Congreso estadounidense a que "presten atención" y "tomen medidas". "El liderazgo global de Estados Unidos en los derechos humanos y la justicia racial debe empezar en casa. Sin abordar las causas de raíz del racismo sistémico y empezar el proceso de reparación, seguirá visto como falso e hipócrita", escribió.

Bachelet pide que se acabe con el racismo estructural

El racismo contra los afrodescendientes sigue siendo sistémico en muchas partes del mundo, dijo el lunes la alta comisionada de las Naciones Unidas para los derechos humanos, y pidió a los estados que desmantelen la discriminación y juzguen a los agentes de la ley por homicidios ilegítimos. "El uso policial de fuerza excesiva contra gente racializada está arraigado en gran parte de América del Norte, Europa y América Latina", aseguró.

El racismo afecta al empleo, la vivienda y a la justicia afirma Bachelet 

El racismo estructural crea barreras para el acceso de las minorías al empleo, la atención médica, la vivienda, la educación y la justicia, dijo. "Hago un llamado a todos los estados para que dejen de negar y comiencen a desmantelar el racismo; acabar con la impunidad y generar confianza; escuchar las voces de los afrodescendientes;  hacer frente a los legados pasados y ofrecer reparación", dijo en el informe al Consejo de Derechos Humanos.

Bachelet dio la bienvenida a una "iniciativa prometedora" del presidente estadounidense Joe Biden al firmar una orden ejecutiva en enero para abordar la desigualdad racial en todo Estados Unidos. Su informe citó 190 muertes de africanos y personas de ascendencia africana en todo el mundo a manos de agentes de la ley que "rara vez rinden cuentas".

"El racismo sistémico necesita una respuesta sistémica", dijo Bachelet. "Hoy existe una oportunidad trascendental para lograr un punto de inflexión para la igualdad racial y la justicia".

Más noticias