Público
Público

La votación de la ley antiyihadista no rompe la disciplina del PSOE

La rebelión de Madina y otros no se transforma en una ruptura de la disciplina, pero divide a CiU al votar a favor los democristiano de Duran i Lleida y abstenerse los convergentes

Pedro Sánchez, junto a varios socialistas en el Congreso. EFE/JuanJo Martín

JUAN ANTONIO BLAY

MADRID.- La votación de la toma en consideración de la proposición de ley de reforma del Código Penal en materia de terrorismo, presentada de forma conjunta por los grupos popular y socialista, junto a los diputados de Coalición Canaria, UPN y Foro de Asturias, no ha generado una fuga de votos en la bancada de los diputados del PSOE. La iniciativa legislativa ha sido admitida por 291 votos a favor, 32 en contra y 13 abstenciones. El pleno también ha votado a favor de su tramitación en lectura única, es decir por el sistema más rápido.

Esta proposición de ley es la consecuencia del pacto alcanzado por el líder del PSOE, Pedro Sánchez, con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, para dar una respuesta a la amenaza del terrorismo yihadista, especialmente tras los atentados de París contra los empleados de la revista satírica Charlie Hebdo. Esta sintonía fue ratificada solemnemente la semana pasada por ambos líderes políticos en un acto celebrado en el palacio de La Moncloa.

Sin embargo, esta iniciativa ha sido contestada de forma soterrada en el seno del partido, fundamentalmente porque implica admitir la aplicación de la condena de la prisión permanente revisable, actualmente en tramitación en el Senado en otra reforma amplia del Código Penal, a los delitos de sangre cometidos en actos terroristas, una medida a la que el PSOE se opone y que suprimirá si llega al poder.

Ese malestar interno se ha puesto de manifiesto este martes en la reunión que han mantenido los miembros del grupo parlamentario socialistas en el Congreso de los Diputados y en el Senado, habitual al inicio de los periodos de sesiones. En esta cita, el diputado Eduardo Madina, contrincante con Sánchez por el liderazgo del partido en un proceso de primarias, ha planteado su disconformidad con el pacto firmado por el líder socialista con el presidente del Gobierno, tanto por las formas – ausencia de debate – como por el respaldo implícito a la cadena perpetua. Otros diputados han intervenido para dar apoyo al parlamentario vasco.

La votación ha tenido alguna sorpresa, pero en el grupo de CiU. Los diputados de Unió Democrática, el partido democristiano de la coalición nacionalista catalana, han votado a favor, mientras que los pertenecientes a Convergència Democrática se han abstenido, tal y como había anunciado en el debate el portavoz, Jordi Jané. También se han abstenido los diputados de UPyD, tal como había dicho su portavoz, Rosa Díez. El resto han votado en contra.

Más noticias de Política y Sociedad