Público
Público

Vox anuncia un acuerdo con el PP para entrar en el Gobierno de la Comunidad de Madrid

Monasterio asegura que ha firmado un pacto con Isabel Díaz Ayuso para entrar en un futuro gobierno regional en función de los votos que ha conseguido en las últimas pasadas elecciones. Según la candidata de Vox, Aguado se ha negado a firmar el acuerdo. El candidato de Ciudadanos insiste en un pacto únicamente con el PP para gobernar.

Publicidad
Media: 1.91
Votos: 11

Rocío Monasterio, este martes en la Asamblea de Madrid. EFE/ Fernando Alvarado

La candidata de Vox a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio, ha anunciado este martes que ha firmado un pacto con la candidata del PP, Isabel Díaz Ayuso, para entrar en un futuro gobierno regional en función de los votos que ha conseguido en las últimas pasadas elecciones.

Monasterio ha explicado que se ha reunido esta mañana con Ayuso y que ambas han firmado este documento que recoge que Vox entra en los entes de la Comunidad y en los presupuestos en función de la proporcionalidad obtenida en las elecciones y traducida en escaños (PP, 30; Cs, 26 y Vox, 12). Ese mismo documento se lo ha entregado a Ciudadanos en una reunión también in extremis esta mañana, pero según Monasterio éstos se han negado a firmarlo y ella se ha levantado de la mesa.

"Hemos firmado un acuerdo con el PP que incluye las posiciones en la Mesa (de la Asamblea de Madrid) y por supuesto las posiciones de Gobierno, consejerías, entes... en proporción a los escaños que tenemos, como es lógico", ha declarado a los medios tras la constitución del Parlamento madrileño. 

Aguado ha confirmado que esta mañana, antes de la sesión constitutiva, se ha reunido con la candidata de Vox a la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio, pero ha encuadrado el encuentro en "la cortesía parlamentaria" y ha insistido en que "una cosa es hablar y la otra es negociar". Respecto al anuncio de Monasterio, ha dicho: "Yo no sé qué acuerdo tiene firmado Vox [con el PP], yo sé lo que nosotros estamos dispuestos a firmar y es un acuerdo exclusivamente con el PP (...) y que en ese futuro Gobierno solamente habrá miembros del PP y de Ciudadanos".

Además, ha declarado que se ve "más cerca" de alcanzar un pacto de Gobierno con el PP, pero ha reiterado que quiere un Ejecutivo en el que sólo haya miembros de estos dos partidos, y no de Vox.

Según Aguado, en la votación de las vicepresidencias -que han recaído por este orden en PP, PSOE y Vox- Ciudadanos sólo ha prestado sus votos a la candidata del PP, Paloma Adrados, dando a entender que ha sido el PP quien, a su vez, ha dado su apoyo al diputado que se postulaba por parte de Vox, José Ignacio Arias Moreno.

"No ha habido, por lo tanto, ningún tipo de voto cruzado ni de apoyo explícito por parte de ningún miembro de Ciudadanos a los candidatos propuestos por Vox (...) No ha habido, por lo tanto, intercambio de votaciones con otras formaciones políticas, y exactamente lo mismo haremos de cara a la formación de un futuro Gobierno", ha alegado el candidato naranja.

Vox: "Tenemos un acuerdo que nos da posiciones en el gobierno"

Desde la formación de Santiago Abascal defienden que no darían los votos de Vox en la Asamblea "con un acuerdo de cero" y subrayan que Monasterio se ha sentado, previa constitución de la Mesa, con Ignacio Aguado y Juan Trinidad, el ahora presidente de la cámara madrileña. Fuentes conocedoras de lo sucedido en la reunión apuntan que Aguado se ha negado a firmarlo no por convicción personal sino "por mandato de la Ejecutiva de su partido".

Las citadas fuentes han asegurado que tienen un acuerdo "que da posiciones a Vox en el gobierno" y que ese era su "objetivo de hoy". En dicho acuerdo estaría contemplado que Vox tuviera a su cargo entes -entendidos como cargos intermedios o incluso alguna viceconsejería- y parte del presupuesto "en función de la representatividad".  "El PP está alineado con los intereses de Vox", destacan.

También aseguran que en 15 días se han de cerrar todos los acuerdos y que es Ciudadanos, en este caso, el que debe decidir si se une o no. Fuentes de la dirección del partido 'naranja' han dejado la puerta abierta a la posibilidad de que la formación de extrema derecha tenga ciertas concesiones en un plano menor pero nunca "consejerías o viceconserjerías". 

Fuentes de la dirección del PP: "Cs es el que dice que no y luego pacta con Vox en diferido"

Por su parte, Ayuso ha señalado a los medios que hay un acuerdo con cada partido (Ciudadanos y Vox, por separado) pero no ha concretado si con últimos se recoge en el documento que entren en el Gobierno. Fuentes de la dirección del Partido Popular explican que, con este duelo, ambas formaciones les están situando "en la centralidad" y no descartan cederle a Vox cargos de segundo o tercer nivel.

Díaz Ayuso ha sostenido que, tras la constitución de la Mesa de la Asamblea y la firma de "acuerdos bilaterales" con Ciudadanos y Vox, se ve más cerca de encabezar el Gobierno autonómico. "Los tres partidos nos hemos puesto de acuerdo para seguir caminado juntos para ese fin", ha dicho.

En Génova son más claros respecto a los pactos de Cs con Vox aunque aseguran que "queda un mes para el culebrón de Madrid", pero destacan que los de Rivera son los que "dicen que no en público y luego pactan con Vox en diferido". Fuentes cercanas a Casado señalan que tanto PP como Vox serán "responsables de lo que sea", al final, la formación de Santiago Abascal, ya que ahora se están negociando programas y "se han dejado las tonterías a un lado".

Ha quedado con Ciudadanos y Vox en ver "programas y políticas" en los próximos días. Así, ha hecho hincapié en que desde mañana empieza "un nuevo proceso de cero" ante el que no quiere aventurarse. La popular quiere mantenerse "al margen" de hacer declaraciones sobre el contenido de lo negociado por "consideración y respeto" a los grupos parlamentarios con los que aspira pactar.

"No lo hemos cerrado, sin más. Son acuerdos bilaterales que voy a mantener en secreto hasta que hable con ellos y decida qué vamos a ir avanzando", ha contestado cuando se le ha preguntado sobre la posibilidad de que Vox hubiera cedido sus votos en la Mesa de la Asamblea a cambio de entrar en el Ejecutivo regional.

Más noticias en Política y Sociedad