Público
Público

Vox El libro de la diputada ultra de Vox contra feministas y gais que dedicó a sus alumnos

La polémica obra de Alicia Rubio, acusada de adoctrinarlos, es un libelo contra la "ideología de género" que podía ser leído en la biblioteca del instituto madrileño donde era jefa de estudios. La presión de los estudiantes logró apartarla del cargo.

El controvertido libro de Alicia Rubio, la diputada de Vox contraria al feminismo y la "ideología de género", y su manuscrito.

público


La diputada de Vox que afirma que "el feminismo es cáncer" y que defiende que "coser botones empodera mucho" ya dejó claro hace cuatro años su oposición frontal a la lucha por la igualdad en el libro autoeditado Cuando nos prohibieron ser mujeres… y os persiguieron por ser hombres.

La publicación de la controvertida obra y su participación en la campaña del bus tránsfobo de HazteOír en 2017 pusieron en pie de guerra a las alumnas y los alumnos del IES Arquitecto Peridis de Leganés, quienes forzaron el cese de Alicia Verónica Rubio Calle (Logroño, 1962) como jefa de estudios adjunta.

Los estudiantes estaban acostumbrados a escuchar sus posiciones contrarias a las feministas o al colectivo LGTBI, pero tanto el libro como su relación con la organización ultra les llevaron a organizar una protesta para exigir su dimisión. Los jóvenes que lo desearon pudieron echarle un ojo al texto, cuyo subtítulo reza Para entender cómo nos afecta la ideología de género, puesto que la biblioteca del instituto contaba con ejemplares.

Al menos uno estaba dedicado por la licenciada en Filología Clásica, profesora de Educación Física, vicesecretaria de Movilización de Vox y parlamentaria en la Asamblea de Madrid. “Con cariño a todo alumno y profesor que tenga la curiosidad y la libertad de leer una denuncia con datos”, escribió de su puño y letra a modo de dedicatoria. En la parte superior de la página, como una continuación del título, añadía: “... y os utilizaron por ser menores”.

Es decir, Cuando nos prohibieron ser mujeres… y os persiguieron por ser hombres… y os utilizaron por ser menores. De hecho, en una nueva edición a la venta en Amazon, figura ese añadido en letras de imprenta, aunque cambia la palabra “menores” por “niños”. Abajo, la dedicatoria impresa, que figura en todos los ejemplares:

“A todas las asociaciones, grupos y personas particulares que, contra las manipulaciones, mentiras y persecuciones por ser disidentes… sin fondos públicos, ni ayudas han enarbolado y mantenido firme la bandera en al lucha contra la hidra de las mil cabezas. A esa sociedad que se resiste a morir”.

Añadido al título del libro de la diputada de Vox Alicia Rubio 'Cuando nos prohibieron ser mujeres… y os persiguieron por ser hombres'.

Añadido al título del libro de Alicia Rubio 'Cuando nos prohibieron ser mujeres… y os persiguieron por ser hombres'.

Un exalumno reprueba que una obra así, donde ataca a las feministas y a los homosexuales, pudiese estar expuesta en un centro educativo. Ahora que ya dejó el colegio tras terminar Bachillerato, muestra un ejemplar que conserva el tejuelo, es decir, el papel que se pega al lomo para poner el rótulo.

En la etiqueta figura en letras mayúsculas RUB —que alude al apellido de la autora, Rubio— y en minúsculas cua —en referencia al título, Cuando nos prohibieron ser mujeres—. “No fue ni comprado, ni prestado, ni dedicado a una persona concreta, sino a los usuarios de la biblioteca de un instituto público”, denuncia el antiguo estudiante, quien todavía guarda la publicación.


[La lucha del instituto que logró echar a la diputada más ultra de Vox]


La obra no sólo resultó polémica en el centro, sino que alguna presentación fue boicoteada por diversos colectivos, la misma suerte que corrieron otros actos en los que figuraba como ponente la diputada de Vox. “Este libro es [...] una forma amena y clara de visualizar y comprender la nefasta influencia de la ideología de género”, puede leerse en su ficha de Amazon, que reproduce el texto de la contraportada.

“Con su negación de la base biológica de la persona, trata de construir un ser humano basado solo en su naturaleza cultural, lo que genera en el individuo concreto un alto grado de infelicidad e irracionalidad. La autora desmiente los postulados de la ideología de género desde campos tan diversos como la antropología, la neurofisiología, la anatomía y, sobre todo, la realidad, el sentido común y la experiencia cotidiana”, expone la contracubierta.


La primera parte aborda los "lobbies homosexualistas" y la “imposición a las mujeres de un modelo masculinizado que las niega como tales y desprecia sus deseos, comportamientos, gustos percepciones y capacidades”. La segunda critica “las ramificaciones la ideología de género: la persecución de la masculinidad, las técnicas de manipulación utilizadas para implantarse, sus formas de financiación, las legislaciones que impone, el adoctrinamiento a los menores y sus implicaciones en la sociedad y la familia".

En su declaración de bienes y rentas presentada en la Asamblea de Madrid el 18 de junio de 2019, constan unos ingresos de 6.526,89 euros por “royalties Amazon”, plataforma que oferta la obra autoeditada. Además, en la declaración de actividades, la diputada madrileña cita la “publicación eventual de novelas y ensayos”, así como las “ponencias en congresos o conferencias”.

Sin embargo, el 19 de septiembre, en la declaración complementaria de la declaración de actividades, Alicia Rubio matiza que “las conferencias, charlas o ponencias que realizo son de forma eventual y esporádicas y hasta ahora no son retribuidas”. La exjefa de estudios del IES Arquitecto Peridis de Leganés, quien declaró unas rentas por trabajo de 31.575,24 euros, tiene actualmente una dedicación exclusiva como parlamentaria autonómica.

Su líder y presidenta de Vox en Madrid, Rocío Monasterio, ha figurado en el cartel de alguna presentación, donde lo anunciaban como "el libro que quieren que sea censurado". También como "un estudio biológico, antropológico, económico y valiente contra la ideología de género", en la línea con el texto de contraportada: “Pone al descubierto la silenciosa infiltración de esta ideología reduccionista en nuestra vida”.

Dedicatoria de la diputada de Vox Alicia Rubio a los alumnos y profesores del instituto donde ejercía de jefa de estudios adjunta.

Dedicatoria de la diputada de Vox Alicia Rubio a los alumnos y profesores del instituto donde ejercía de jefa de estudios.

Su biografía revela que “la enorme discrepancia que constató entre la percepción de la realidad en el campo del rendimiento físico y la llamada ideología de género determinaron su interés por el estudio de este planteamiento constructivista”. Sus exalumnos soportaron sus opiniones, que consideraban ofensivas, hasta que apareció en un acto de la Universidad Complutense junto al bus tránsfobo de HazteOír y conocieron la existencia del libro.

“Su activismo como madre objetora frente al adoctrinamiento ideológico escolar ha sido el impulso final para estudiar a fondo desde sus diversos ámbitos una ideología que hoy afecta a las relaciones personales y por ende a la familia y la sociedad”, figura en la biografía de la autora.

La misma que en su día dedicó su libelo “con cariño a todo alumno y profesor que tenga la curiosidad y la libertad de leer una denuncia con datos”. Libertad, toda, porque estaba al alcance de su mano en la biblioteca de su instituto. Otra cosa es que tuviesen ganas.


- Así lograron los alumnos del instituto echar a la actual diputada de Vox

Más noticias