Público
Público

Xavier Domènech: “El acuerdo PSOE-C's es la gran esperanza del PP”

El portavoz parlamentario de En Comú Podem asegura que ni siquiera cabe la abstención al pacto, pero niega que Podemos esté en la tesis del adelanto electoral: “Seguimos trabajando para conformar un gobierno de más de 11 millones de votos”.

Perfil en Twitter del diputado de En Comú Podem en el Congreso Xavier Domènech.

MADRID.- Dice que es padre, pareja e historiador -“a voltes moltes altres coses”, añade en su cuenta de Twitter- y que esas volverán a ser sus ocupaciones exclusivas cuando termine la legislatura. Está por ver cuál. Si la XI o la que nazca de las elecciones del 26 de junio.

De Sabadell, profesor en la UAB y activista desde los 90, participó de la fundación de Barcelona en Comú, que lo propuso cabeza de lista de la coalición electoral En Comú Podem. La noticia le llegó mientras colaboraba con su amiga, la alcaldesa Colau, en el Ayuntamiento como responsable de Estudios de la Memoria Histórica.

Lo que no sabe aún @XavierDomenechs–“es todo tan acelerado que no me ha dado tiempo a pensar”- es si está a gusto o no en la carrera de San Jerónimo. El resto… lo tiene clarísimo el hombre que Pablo Iglesias quiere convertir en ministro de Plurinacionalidad.

¿Ministrable aún… o se acabó lo que se daba?

Después del 5 de marzo sabremos lo que empieza y lo que acaba.

¿No cabe siquiera la abstención en segunda votación?

Con el tipo de acuerdo al que han llegado el PSOE y Ciudadanos ni siquiera cabe la abstención.

Le ha faltado la muletilla del año: ni por activa ni por pasiva.

Jaja. Ni por activa ni por pasiva ni por consiguiente.

Iñigo Errejón dijo que la mano seguiría tendida tras “la investidura fallida”. ¿No se refería a esas 48 horas?

Con el acuerdo, que se presentó en público como un acuerdo histórico, no de investidura sino de gobierno, entendemos que habrá mucho que hablar.
La mano está tendida, pero en 48 horas dudamos que se pueda negociar todo lo que se tiene que negociar para construir un gobierno del cambio.

Pero el PSOE lo va a intentar. Su única baza es el acuerdo con Podemos y C´s

Tiene otra. Nuestro apoyo y el de los partidos de la izquierda, y la abstención de otros partidos, le permitiría construir una alternativa que no pasa por C´s. Por muchos motivos, pero por uno fundamental: que Ciudadanos trabaja por la gran coalición.
Nosotros siempre estaremos frente a la gran coalición. No tenderemos la mano a ese gobierno.

Esas abstenciones, como la de DiL -que es derecha- permitirían la investidura pero no garantizarían después la gobernabilidad…

Lo que nosotros pedimos a Democràcia i Llibertat es que se sume con una abstención a partir de algo que tenemos en común: la plurinacionalidad y el derecho a decidir.
Hasta donde me llega a mí la mirada, Ciudadanos es un partido de derechas. Y no lo digo yo, lo ha dicho Pedro Sánchez durante toda la campaña. Y en eso llevaba razón.

¿No hay nada que les guste, nada rescatable, del acuerdo con Ciudadanos?

Es un acuerdo que lleva a la gran coalición, por tanto es difícil que nos guste algo.

Imagine que el PSOE logra sumar finalmente a Compromís e IU ¿Se lo pensaría entonces Podemos?

Tanto IU como Compromís ya han expresado que no van a asumir esta investidura. Dudo que se dé ese caso. Y si se da, nosotros seguiremos funcionando según nuestros principios, el programa y el tipo de gobierno que defendemos.

¿Después del 5 de marzo será una línea roja formar parte del gobierno?

Si no nos hacemos corresponsables, el gobierno solo tendrá una base de 90 parlamentarios. Es importante hacerse corresponsables de la gobernabilidad del país, para desarrollar las políticas pactadas y porque es la mejor garantía de que esas políticas puedan llevarse a cabo.

¿Y el derecho a decidir? ¿Qué lugar ocupa ahora en sus prioridades?

El mismo sitio que ha ocupado siempre.

Si hago de Antonio Hernando y le digo: “Hoy la gran esperanza de Mariano Rajoy se llama Pablo Iglesias”, usted responde...

Hoy la gran esperanza del PP es la firma de un documento que, según dijeron, era un documento de gobierno, que iba más allá del 5 de marzo y que, según uno de los firmantes, podría asumir perfectamente el PP.

¿Estamos pues en precampaña?

Ni mucho menos. Si el PP no apoya o no se abstiene, después del 5 de marzo tendrá que haber una gran reflexión de todos sobre el camino que se abre a partir de entonces. Quedan dos meses por delante.

¿La convocatoria el 26 de junio favorecería a Podemos?

El 20 de diciembre hubo un resultado, que es el resultado con el que tenemos que trabajar. Nunca nos han dado miedo las urnas ni las encuestas. Pero eso no quiere decir que deseemos ir a unas elecciones.
Lo que deseamos es que se haga realidad la expresión de cambio del 20D, que se pueda conformar un gobierno con más de 11 millones de votos. Es lo que esperamos y para eso estamos trabajando.

¿En el caso de adelanto electoral volvería a haber confluencia en Cataluña?

Estamos trabajando para consolidarla. No solo en el ámbito de una coalición electoral. Es un proyecto de futuro más allá de las convocatorias electorales.

Se refiere al partido político, más allá de Podemos, que propuso Ada Colau

Ada Colau propuso hacer una confluencia donde cuenten todos, los que trabajamos juntos el 20 de diciembre y los que se quieran incorporar. Y eso incluye a Podemos.

Pongamos que se da la vuelta a todo y finalmente es usted ministro de Plurinacionalidad ¿cuáles serían sus primeras medidas?

Todas las que tengan que ver con el desbloqueo de los grandes temas que afectan a la plurinacionalidad: el reconocimiento de las diferentes naciones del Estado, el derecho a decidir y el diálogo sobre un modelo territorial que está agotado.
Habría que hablar con todo el mundo. Supondría muchísimo trabajo; eso seguro.

Pongamos lo contrario, que se acaba la legislatura ¿dónde se va Xavi Domènech?

Mi intención era estar solo una legislatura en el Congreso y volver luego a mi vida de padre, de pareja, de historiador y de activista. Pero eso estaba pensado para una legislatura un poco más larga.

O sea, que volvería a ser candidato

Si hubiera adelanto electoral, volvería a ponerme a disposición de la gente que ha protagonizado la construcción de un proyecto político que ganó las elecciones el 20 de diciembre.
Pero serán ellos los que decidan lo que tengo que hacer y dónde tengo que estar.

¿De momento, está a gusto en el Congreso?

No estoy a disgusto pero es todo tan acelerado que no me ha dado tiempo ni a pensar cómo estoy.

¿Se lo imaginaba cuando marchaba usted en Barcelona contra la Guerra del Golfo o contra el servicio militar obligatorio?

No. No me lo imaginaba ni hace seis meses.

Alguna anécdota del desembarco parlamentario tendrá ya…

Hay tantas… Y algunas, mejor no contarlas. Yo estoy por invitar a los guionistas de Polonia que vengan a pasar una semana con nosotros. Tendrían un material de trabajo increíble.

Más noticias de Política y Sociedad