Público
Público

XII Premios Carles Ferrer Salat Torra no acude a los premios de Foment por un rifirrafe protocolario con el Gobierno

Fuentes del Govern aseguran que el Ejecutivo de Sánchez ha invocado una cláusula para que la ministra Nadia Calviño pasara por delante.

Las ministras Nadia Calviño, Margarita Robles y María Jesús Montero junto al presidente de Foment de Treball, Josep Sanchez Llibre, y al vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonés. /EFE

AGENCIAS

El presidente de la Generalitat, Quim Torra, ha anulado su asistencia esta noche al acto de entrega de las Medallas de Honor y los XII Premios Carles Ferrer Salat que concede Foment del Treball, tras declarar en el juicio por desobediencia a la Junta Electoral Central. 

Torra se ha puesto en contacto con la patronal catalana a última hora de la tarde para informar de que no estará presente en el acto, uno de los más importantes que organiza anualmente Foment, aduciendo el cansancio por la comparecencia ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), según han confirmado fuentes de la patronal y del Govern. 

Sin embargo, la verdadera razón del plantón e Torra ha sido por un rifirrafe protocolario con el Gobierno de Sánchez. Torra ha delegado la asistencia al vicepresidente, Pere Aragonès, después de que el Gobierno haya invocado una cláusula en la delegación del presidente en funciones, Pedro Sánchez, para que la ministra Calviño pasara por delante.

"Se trata de una cláusula que tan solo había utilizado Mariano Rajoy en un acto similar. El presidente Torra es la máxima autoridad en Catalunya y se ha pedido a Foment que esto fuera respetado en el acto de hoy", han explicado fuentes del Govern. Según otras fuentes, el líder de la Generalitat ha conocido la cuestión protocolaria a primera hora de este lunes, y ha declinado su asistencia a las 19 horas.

El vicepresidente Aragonès ha aprovechado su discurso ante las ministras Nadia Calviño, Margarita Robles y María Jesús Montero para invocar el diálogo y la declaración de Pedralbes impulsada en 2018 por Pedro Sánchez y Quim Torra.

Con Rajoy también sucedió

Esta situación se produjo en 2013 cuando el presidente de la Generalitat, Artur Mas, decidió no asistir, como estaba previsto, al acto de entrega de las Medallas de Honor de la patronal catalana por una cuestión de protocolo.

Según informaron entonces fuentes de la Conselleria Presidencia, Mas consideraba que se habían cambiado las condiciones del acto: en un principio, el presidente de la Generalitat era la máxima autoridad y le correspondía abrir y cerrar la cena. La situación cambió porque el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, delegó en la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, sus funciones.

Más noticias de Política y Sociedad