Público
Público

Yolanda Díaz: "Va a haber Presupuestos, pero el Gobierno tiene que mandar un mensaje reformista claro"

La vicepresidenta segunda de Trabajo manda un mensaje de "tranquilidad" y pide respetar los tiempos de la negociación: "Hay una cultura masculina de llevar al límite las negociaciones", advierte.

Yolanda Díaz
La vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, el miércoles en el Congreso de los Diputados. Juan Carlos Hidalgo / EFE

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha mandado este jueves un mensaje de tranquilidad acerca de la negociación presupuestaria que están llevando a cabo el PSOE y Unidas Podemos en el seno del Ejecutivo de coalición. "Habrá Presupuestos", ha dicho; eso sí, ha advertido de que "el Gobierno progresista tiene que mandar un mensaje reformista claro: que los que tributan muy poco ahora se comprometan con su país".

Durante una entrevista en la Cadena Ser, la titular de Trabajo ha reconocido que en la negociación con los socialistas existen discrepancias, sobre todo en el tema tributario y la reforma fiscal que quiere acometer Unidas Podemos: "Estamos funcionando con tributos públicos del siglo XX. El Impuesto de la Renta está sostenido por los que menos cobran. Eso pasa también con el Impuesto de Sociedades. Hablar de impuestos es hablar de servicios públicos y necesitamos cumplir con el mandato constitucional: que los que más tienen aporten más para los que menos tienen".

El espacio confederal está pidiendo en el marco de las negociaciones que se fije un tipo mínimo del 15% en el Impuesto de Sociedades para las grandes empresas, como ha respaldado el G20 o ha llevado a cabo el presidente de Estados Unidos, Joe Biden. En este momento, este es el principal escollo para que haya un acuerdo presupuestario entre las dos formaciones que sostienen al Ejecutivo.

"Debe gravarse con el 15% el Impuesto de Sociedades. En este momento, nuestro país necesita dinero y los que más ganan tienen que aportar más", ha insistido la vicepresidenta. También ha hablado sobre la ley de vivienda, otro de los escollos que está dificultando la negociación por la petición de Unidas Podemos de que se cumpla el acuerdo de gobierno y se regulen los precios del alquiler, y la negativa del PSOE a hacerlo.

"Este país tiene que tomarse en serio este problema. Si analizamos las políticas de vivienda de la historia, basadas en las bonificaciones fiscales, vemos que han sido un fracaso. España debe hacer lo que están haciendo otras ciudades europeas: medidas que logren bajar los precios del alquiler", ha defendido Díaz. El grupo de Unidas Podemos ha manifestado su apoyo y ha asegurado que va a impulsar la ley de vivienda que este jueves llevan al Congreso CCOO, UGT, el Sindicato de Inquilinos y la PAH, que contiene la regulación de los alquileres.

"Estoy rodeada de egos"

"Los grupos parlamentarios tienen dinámicas propias y es justo que los ciudadanos sepan lo que opinan. Hay que avanzar, pero sin ruido", ha manifestado la ministra de Trabajo en este sentido.

También ha hablado la vicepresidenta sobre el proyecto que quiere liderar y que está construyendo de cara a los próximos años. Ha explicado que sigue en una fase de "escucha activa de la sociedad": "Voy a empezar una serie de actos en los que voy a interlocutar con la sociedad, y no va de partidos, ni va de egos, va de que hay que reconstruir un contrato social con una parte extensa de la sociedad española, que quiere un proyecto nuevo. No es un proyecto de Yolanda Díaz, no va de nombres. La protagonista es la sociedad, que nos está esperando".

En este sentido, ha asegurado que siempre ha estado "rodeada de egos" y ha advertido de que si en la construcción de su proyecto se cruzan luchas partidistas o entre dirigentes, puede que abandone la idea: "Yo no creo en las individualidades. Esto no es un proyecto de Yolanda Díaz. Estoy rodeada de egos, y he demostrado en mi experiencia que nunca me he peleado por estas razones ni lo voy a hacer. Como suceda esto o exista ruido es probable que yo me vaya".

"Los partidos son muy importantes y tienen que estar, pero no tienen que ser los protagonistas. Lo importante son las personas, los partidos son herramientas. No necesitamos esquemas ideológicos precocinados", ha concluido.

Más noticias