Público
Público

Yolanda Díaz, un revulsivo electoral de consecuencias impredecibles para el PSOE

Los socialistas consideran que el trasvase hacia una candidatura de la vicepresidenta vendrá más de la abstención que de sus votantes. Varios expertos analizan para 'Público' cómo puede afectar electoralmente al PSOE el proyecto de Sumar. 

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (d), durante la reunión que ha mantenido con la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, este martes en Moncloa.
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (d), durante una reunión mantenida con la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, en Moncloa. Juan Carlos Hidalgo / EFE

Pedro Sánchez y Yolanda Díaz. El presidente del Gobierno y la vicepresidenta segunda muestran sintonía de forma habitual. Ambos comparten la defensa de la coalición entre el PSOE y Unidas Podemos. Son sus principales caras visibles. Pero en año electoral la situación en los socios de los socialistas se ha enturbiado. Más allá de eso surge otra pregunta en las filas del PSOE: ¿puede quitar votos Díaz a Sánchez?

Todo indica que el reparto de escaños puede estar muy ajustado en diferentes territorios el próximo 28 de mayo. Por consiguiente, puede pasar algo parecido en diciembre. A falta de resolver la alianza, o no, de Podemos y Sumar, varias voces del PSOE alertan de que la candidatura de Díaz puede ser un arma de doble filo. 

La posición "oficial" que transmiten tanto en Moncloa como en Ferraz es que el electorado diferenciará entre el proyecto socialista y el de Díaz. "Somos un espacio político distinto", señalan fuentes socialistas. Consideran que la mayoría de votos a Sumar vendrá de la abstención y en su análisis destacan a la vez que provocará una fuerte movilización del electorado progresista

Pero sí que hay diferentes opiniones en el PSOE sobre cómo podría afectar Díaz en el electorado socialista. Una de las personas que lo ha verbalizado públicamente es el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page. En una reciente entrevista con La Razón, alertaba del riesgo de una fuga de votos. "Todavía no son una realidad electoral, pero eso puede pasar perfectamente. Conozco gente que ahora mismo está dudando entre votar al PSOE o a Yolanda Díaz a nivel nacional", destacó. 

Eje electoral de "cambio o continuidad"

"Obviamente el PSOE no va a decir que le roba votos. Primero, porque no puede decir que un socio de Gobierno le quita votos. Deben manejar un discurso estratégico diciendo que deben sumar juntos para volver a reeditar la coalición. Pero obviamente hay datos que reflejan que le quita votos", señala a Público la socióloga y politóloga Gabriela Ortega, directora de estrategia de la Institución Educativa ALEPH.

Para Ortega, el trasvase de votos se explica fundamentalmente por tres razones desde el punto de visto sociológico y de comunicación política. La primera, que Sumar es la tendencia más de izquierdas del Gobierno de coalición. Y, por tanto, el votante de izquierdas se va a dividir. El segundo motivo tendría que ver con que siempre en el eje de una campaña electoral se maneja "cambio o continuidad".

"Si pones una imagen de ambos, Sánchez es continuidad y Díaz sería cambio a pesar de que esté en el Gobierno. Porque maneja un discurso de ser la primera presidenta, de sumar todos juntos los partidos de la izquierda mientras que el PSOE maneja un discurso de partido mayoritario. Y Sumar es una nueva iniciativa. En este eje, continuidad y cambio se quitan votos", señala Ortega. La tercera razón sería porque Sumar, a juicio de esta especialista, se centra en el voto urbano. "Hay mucho elector de izquierdas, más que en el entorno rural, que es menos progresista", afirma. 

Para Paz Álvarez, directora técnica de Key Data, es todavía "muy pronto", ya que solamente hay un par de encuestas que reflejan la candidatura de Sumar. Pero "parece que sí afecta" porque en ambas se destaca una transferencia desde el PSOE hacia el proyecto de Díaz. "Tiene lógica, porque la vicepresidenta no deja de ser una cara amable del Gobierno actual", señala Álvarez. 

Sumar y Podemos, ¿juntos o separados?

El hecho de que las elecciones de diciembre tengan que revalidar o no el primer Gobierno de coalición desde la República española "es un escenario inédito" en nuestro país, señala Álvarez. "En Europa no lo es, y en comunidades autónomas tampoco. Y lo que suele suceder es que el socio minoritario de la coalición sale perjudicado", añade.

Pero las comparaciones no son del todo válidas en este caso por muchas variables. Primero, por la propia naturaleza de Podemos, que en cuatro años desde su formación consiguió llegar al Gobierno. "Pero su tendencia es a la baja desde hace ya tiempo", destaca.

Aparte, es "fundamental" saber si finalmente a las elecciones concurren los dos proyectos juntos o no. "Las dos opciones tendrían sus pros y sus contras. Desde el punto de vista de la ley electoral, ir separados perjudicaría. Desde el punto de vista del número de votos no está claro que el que quiera votar a Díaz vote a Podemos, porque esta fuerza genera unos rechazos que puede ser más fuerte que el apoyo a ella. Mientras que si va por separado puede ser una opción más asumible para muchos electores. 

Transferencia de votos, de momento, no preocupante

"Con los microdatos que he podido ver no veo gran evidencia de que pueda haber una fuerte transferencia de votos del PSOE hacia Sumar. Al menos no de manera importante. Sumar se nutre más de votos de Podemos. Evidentemente, hay una parte del voto del PSOE que puede ir ahí, pero no parece que sea en magnitudes preocupantes para los socialistas". Así lo ve Ignacio Jurado, doctor en Ciencias Políticas por la Universidad de Oxford y profesor en la Universidad Carlos III de Madrid. 

El politólogo advierte en todo caso que estamos en terreno muy incierto, porque Sumar solo acaba de ser presentada y no sabemos si concurrirá con Podemos o no. En todo caso señala que todavía "no se deberían encender las alarmas" en las filas socialistas.

"Es por lo que el PSOE ha sido generoso a la hora de dar un empujón a Díaz (como sucedió en la moción de censura), porque tienen más que ganar teniendo un compañero que les parece más fiable, sabiendo que sí o sí va a haber Gobierno de coalición. Necesitan que a su lado izquierdo haya un partido que gane votos. Al PSOE la ecuación le sale a ganar", explica. 

Campaña de desgaste a Sánchez

"Me ha llamado la atención que la mayoría de las noticias en este sentido son de medios de comunicación del espectro de derechas. Por un lado, me da más la sensación que es parte de una campaña para reducir el liderazgo de Sánchez". En este sentido enmarca en primer lugar el tema Aída Vizcaíno, socióloga, politóloga y profesora asociada de Ciencia Política en la Universitat de València. 

Dicho esto, la politóloga destaca que sí "es cierto que algo de movimiento puede haber", aunque sin concretar qué volumen o magnitud. Vizcaíno considera que el liderazgo de Díaz, al menos en estos primeros pasos, "es posible que sea una maduración o sofisticación del proyecto Más Madrid".

"Cuando Errejón crea Más Madrid, a su alrededor se supera la dialéctica de traición o escisión, que se queda más en el ámbito de Podemos. Y se genera un tipo de electorado que no estaba cómodo con el liderazgo de Pablo Iglesias y que nunca ha estado cómodo tampoco con el PSOE. Eso que generó Errejón, con perfiles de corte urbano o liberal, es posible que se haya sofisticado en torno a Díaz, además con una variable de género que puede ser interesante observar", destaca en este sentido. 

Para Vizcaíno, lo que parece es que Díaz mueve al mismo tiempo "una solvencia política" con una fuerte "capacidad de negociación". "Eso puede generar cierta simpatía, afinidad, y movilización con un electorado que no está cómodo con los liderazgos de Sánchez e Iglesias en la sombra", apunta. Por último, advierte la politóloga de una "dinámica muy madrileña" que en el resto del Estado puede no entenderse. Y pone como ejemplo al País Valencià. "Aquí es muy secundario UP respecto a Compromís y se ve muy fácil el liderazgo de Díaz frente a Ximo Puig o el candidato de UP". 

Otros trasvases de voto

Algunos de los expertos consultados destacan también otros trasvases de votos relevantes a tener en cuenta. Jurado incide en los flujos de votos del PSOE al PP. "Eso durante mucho tiempo no ha ocurrido. Parece que en España se están empezando a ver grietas entre bloques. Y lo más llamativo es votantes del PSOE que se van hacia el PP", señala. 

"¿Un Sumar fuerte puede venirle mal al PSOE porque los votantes más moderados del PSOE podrían irse al PP? Ese riesgo sí creo que es mayor", destaca el profesor. "Esto sí que puede preocupar un poco al PSOE, por pensar que si juegan demasiado al ticket electoral a lo mejor se refuerza a Sumar y les pueden costar pocos votos por el lado izquierdo pero muchos por el lado derecho", reflexiona. 

Por su parte, Ortega señala en que hay un fenómeno que han detectado tras el análisis de varias encuestas. "El voto de Cs, que antes parecía que iba solo al PP, ahora está viendo una opción en Sumar, lo que es bastante curioso. Es un voto que se fue del PSOE a Cs y ahora habría un trasvase a Sumar", afirma. Este trasvase sería menor, considera la experta, si Podemos y Sumar van juntos. "El votante de Cs es más de centro y Podemos tiene un discurso bastante más escorado", afirma. 

¿Te ha resultado interesante esta noticia?

Más noticias