Público
Público

Zapatero abre el debate de financiación autonómica con el PP

Herrera pide al jefe del Ejecutivo que la poblaci sólo suponga el 80% de la inversión regional

ANA PARDO DE VERA

El presidente de Castilla y León llegó a Madrid, se reunió con José Luis Rodríguez Zapatero durante más de hora y media y mostró su perplejidad porque nunca tanta "expectación" creara la visita de un jefe del Ejecutivo castellanoleonés a la capital, concretamente, al Palacio de la Moncloa, sede de la Presidencia.

Pero no es para menos. Juan Vicente Herrera fue el primer presidente autonómico del PP que se reúne con Zapatero tras abrirse el melón de la reforma de la financiación autonómica. Además, es el segundo mandatario de una comunidad -después del lehendakari Juan José Ibarretxe- que acude a reunirse con el presidente del Gobierno tras ganar éste las elecciones generales por segunda vez.

Como era de esperar, y a pesar del amplio dossier de reivindicaciones que Herrera dio a conocer a Zapatero y a la prensa, las propuestas sobre el nuevo modelo de financiación autonómica coparon buena parte de la reunión.

El presidente de Castilla y León propuso en La Moncloa que, en el nuevo régimen de financiación autonómica, como máximo, el 80% del coste de los servicios lo determine la población y el 20%, factores como la dispersión, el envejecimiento o la insularidad.

Zapatero, según reconoció posteriormente ante los periodistas la ministra de Administraciones Públicas, es sensible a la reivindicación del presidente de Castilla y León, el cual, dando tanta prioridad a cuestiones como la dispersión de la población, está centrando el objetivo en reconocer, por ejemplo, que el coste que soporta una comunidad al prestar un servicio como el sanitario en una población rural es más elevado que en una gran ciudad.

El presidente de Castilla y León, sin mencionar a otras comunidades ni querer entrar a valorar la cena del jefe del Ejecutivo central con los mandatarios autonómicos socialistas del pasado 21 de mayo, ha lanzado sus advertencias de cara al debate -"largo y trascendental"- que aborda ya Pedro Solbes con cada una de la comunidades autónomas y con conocimiento de todas.

Herrera consideró "inaceptable" un modelo que lesione los principios de igualdad, equidad, solidaridad, eficiencia y multilateralidad o que limite la solidaridad a los servicios públicos fundamentales.

Aunque admite el avance en la ampliación de la autonomía financiera autonómica, para el presidente castellanoleonés lo fundamental del nuevo sistema es que a todos los ciudadanos "de cualquier parte de España, se les garantice el acceso a cualquier servicio público".

Más noticias de Política y Sociedad