/

6 consejos para mejorar tu productividad y trabajar menos

Toma nota de esta media docena de consejos para mejorar tu productividad personal y la gestión de tu tiempo para ello


No todo el mundo saca tanto partido a su productividad personal como le gustaría. Muchos son los que gastan tiempo y energía en el trabajo por una mala organización, y se preguntan cuál es el secreto de aquellos que, con la misma cantidad de horas, son capaces de hacer más cosas y sacar más proyectos o tareas adelante.

Pero lo cierto es que no hay demasiados secretos. Solo es cuestión de organizarse adecuadamente, dejar de lado algunos malos hábitos y ser productivo, porque si lo logras trabajarás menos, y no te sentirás tan agobiado ni estresado por todo lo pendiente. Toma nota de esta media docena de consejos para mejorar tu productividad personal y la gestión de tu tiempo para conseguirlo.

Descansar y madrugar

Melatonina
Buen descanso

Para ser productivo es imprescindible un buen descanso. Si has trasnochado, pasado la noche en vela o visto películas hasta altas horas de la noche, difícilmente serás productivo al día siguiente. Es necesario recargar energías para empezar como nuevo la jornada diaria. Lo ideal es dormir entre 7 y 8 horas, y luego madrugar, a menos que tu trabajo sea en horario nocturno o con determinadas particularidades que no te lo permita.


Las mejores horas para el rendimiento personal son las de la mañana. Además, a primera hora suelen recibirse menos llamadas y correos, y es más sencillo organizarse y comenzar el día planificando las tareas adecuadamente. Sin duda, levantarse temprano es el principal secreto de la gente más productiva. Piensa que quien lleva activo desde las 8 de la mañana, a las 12 del mediodía ya habrá quitado partido a 4 horas, así que aplica esto en tu vida personal y en la laboral para trabajar menos en ambas facetas.

Organiza tu agenda para mejorar tu productividad

agenda y productividad
Pxhere

Organiza la agenda diaria para aprovechar al máximo tus horas de trabajo y no perder el tiempo divagando de un asunto a otro o intentando recordar qué era lo que tenías que hacer. Planificar es la clave. Para hacerlo tienes dos opciones: o bien dejar la planificación preparada a última hora del día anterior para el día siguiente o comenzar a primera hora de la mañana organizando la jornada.

En cualquiera de los dos casos, debes tener claro qué hacer y priorizar las tareas. Esto resulta fundamental para la productividad. Además, ver cómo las vas tachando a medida que están listas contribuye a mejorar la motivación.


Elige para ello el sistema de planificación con el que más cómodo te sientas y que sí vayas a mirar. Tienes la opción de la agenda en papel clásica con listado de tareas por hacer, pero también puedes usar una digital. Las aplicaciones para mejorar la productividad son numerosas y todas ellas muy efectivas. ¿La mejor? La que vayas a utilizar.

Empieza por las tareas más difíciles

trabajo
Pxhere

Hay un truco que nunca falla, aunque te pueda dar pereza llevarlo a cabo. Se trata de poner siempre en cabeza de tu lista de tareas aquella que te resulta más difícil o tediosa. Y no nos referimos solo a las que te parezcan más complejas sino también a las que más te desagradan, como hacer esa llamada que no te apetece nada o dar esa noticia a un cliente que no es favorable.

Si haces esto al comenzar tu jornada de trabajo, el resto del día te sentirás aliviado, concentrado y con la energía al completo, y no le estarás dando vueltas a la cabeza todo el día trabajando con desgana y con esas tareas rondando tu mente recordando que las tienes pendientes de hacer.

Aprende a delegar

delegate
Pxhere

Este consejo es muy importante, sobre todo, si tienes empleados y colaboradores a tu cargo. Has de aprender a delegar. Olvida esas ideas de que tienes que ocuparte tú de todo o en caso contrario las cosas no se hacen bien. Trabaja en equipo y valora convenientemente a quienes te rodean, lo que incidirá también en su motivación y su productividad.


Selecciona en quién puedes delegar determinadas tareas y ocúpate de lo importante. No tienes por qué perder el tiempo con aquellas que te restan minutos, te desconcentran y que cualquier otro puede hacer si le compete ocuparse de ello.

Revisa el correo electrónico cada dos horas

Correo electrónico
Pxhere

Nosotros te proponemos revisar el correo electrónico cada dos horas, pero también puedes hacerlo cada hora y media o cada tres horas, en función de tu trabajo, reservando unos minutos para atenderlo. Se trata de no estar perdiendo el tiempo cada dos por tres revisándolo, cuando muchas veces lo único que entra es publicidad o spam.

Lo mismo sucede con el Whatsapp y otras aplicaciones de mensajería. Estar mirando constantemente cada vez que suena un mensaje, provoca que pierdas el hilo de tus tareas y que se te vaya mucho tiempo a lo largo del día en algo que ni es productivo ni imprescindible en ese momento.

Una buena idea es silenciar todas las notificaciones personales y dejar solo encendidas las relacionadas con el trabajo. Y por supuesto, olvídate de las redes sociales a menos que formen parte imprescindible de tus labores o de la tarea que estés desarrollando. Aprende a controlar los ladrones de tiempo.

Trabaja en bloques con descansos

descanso
Pxhere

Acostúmbrate, si es posible, a trabajar en bloques y entre bloque y bloque incluir descansos. Se trata de que puedas desconectar unos instantes para refrescar la mente y retomar de nuevo el siguiente bloque de tiempo con energía, de manera que serás mucho más productivo.


Puedes organizarte para desconectar 15 o 20 minutos cada par de horas. Pero si tu horario laboral no te lo permite, aprovecha los descansos que sí estén establecidos en tu empresa. No los dejes pasar para poder recuperar fuerzas, despejar la mente y volver a concentrarte luego en tus tareas sin que se resienta tu productividad.

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.