/

6 ideas para jugar con tus hijos este verano

Disfruta de estos meses para jugar con tus hijos. Te damos algunas ideas para divertiros al aire libre, en el campo o en la playa.


Nada como las vacaciones para quitarle al tiempo el máximo partido y hacer todo aquello que apenas podemos hacer durante el invierno, dedicándole nuestros días al completo a la familia. Quien más lo nota son, sin duda, los niños de la casa, con los que a menudo no jugamos tanto o tan menudo como nos gustaría.

Disfruta de los meses más cálidos del año para jugar con tus hijos este verano. Por si te quedas sin ideas, nosotros te damos media docena de ellas para que podáis hacerlo en casa, en el campo o en la playa. ¿Os apetece pasar juntos un rato divertido con alguno de estos juegos para niños y no tan niños?

Rayuela

rayuela
Pixabay

Este es todo un clásico entre los clásicos, pero no por eso resulta menos divertido. Además, a los más pequeños les encanta. Nos referimos a la rayuela. Ya sea en la terraza de casa, en el parque o en la playa, no dejes de enseñar a tus hijos cómo se juega a la rayuela y, de paso, hacer un poco de ejercicio. Aunque casi todo el mundo sabe cómo se hace, no está de más recordarlo.


Pinta en el suelo un cuadrado sobre otro y numera cada uno del 1 al 3, luego dibuja dos juntos (4 y 5), coloca uno solo luego con el número 6, y de nuevo otros dos con el 7 y el 8. Termina el dibujo con otros dos individuales (9 y 10). El modo de participar en este juego tradicional es tirando una pequeña piedra en el número uno y saltar a la pata coja sin que el pie pueda pisar el cuadrado donde esté la piedra. En los cuadrados dobles puedes apoyar un pie en cada uno. Cuando se acaba el recorrido, en el siguiente turno, la piedra se tira en el número 2 y así en los turnos sucesivos. Gana quien acaba antes la octava ronda.

Si vas a jugar sobre un suelo de cemento, un patio o una terraza, lo más fácil es pintar la rayuela con una tiza. Si queréis jugar en la playa, podéis dibujarla a mano en la arena y usar una concha para lanzar en vez de una piedracita o un guijarro.

Cometas

cometas
Pixabay

Las cometas son una de los entretenimientos más divertidos y relajantes al aire libre. Da igual cuánto tiempo pase, la magia de ese hilo o cordón y ese trozo de tela de colores que, a veces, forma figuras de lo más variopinto, nos encanta. Las hay de muchos tipos, adecuadas para todas las edades, e incluso si os animáis podéis fabricar vuestra propia cometa casera y luego ir al campo a ver si es capaz de volar.


Dibujos en la arena

dibujo en la arena
Pxhere

Otro juego muy entretenido en la playa, al que podéis jugar todos juntos, es la adaptación del tradicional Pictionary en la arena. Tenéis que formar dos equipos. Se trata de adivinar palabras, acciones, objetos, películas o personajes haciendo un dibujo en la arena, para que la adivinen los miembros del equipo contrario. Según la edad de tus hijos podéis incrementar o no la dificultad, o bien decidir más o menos pistas para que resulte más fácil.

Si tus hijos son muy pequeños podéis empezar con frutas o con animales, pero si ya son algo mayores podéis establecer que tengan que adivinar superhéroes o títulos de películas, poniendo un límite de tres dibujos para ello.

Carreras de vasos de agua

jugar con cubos de playa
Pixabay

Un juego refrescante para el verano, en el que pasarlo bien con tus hijos al aire libre, son las carreras de vasos de agua. Se trata de organizar carreras portando vasos llenos de agua en las que hay que llevar corriendo a meta de la forma más rápida posible pero sin que se derrame, por un recorrido que tendréis que haber señalizado previamente, en el campo, en el jardín o en la terraza.

Para ello, utiliza vasos de plástico o de papel con los que evitar accidentes. Y recuerda luego reciclarlos en el contenedor correspondiente. Si estáis en la playa podéis jugar también a estas carreras, solo que en vez de vasos de plástico, podéis utilizar los cubos de los niños. Gana el que menos agua derrama y llega antes.


Se quema la papa

pelota
Pxhere

Si tenéis una pelota, el juego de Se quema la papa es una opción ideal para el campo y la playa. Solo debéis colocaros formando un círculo, salvo uno de vosotros que hará de director de juego y tiene que quedar fuera de él.

El director de juego lanzará la pelota a uno de los participantes, que empezarán a pasársela los unos a otros mientras el director repite «se quema la papa, se quema la papa, se quema la papa… ¡se quemó!». Cuando grite «se quemó», el jugador que tenga la pelota en las manos quedará eliminado. Gana el que resista hasta el final «sin quemarse».

Con cualquiera de estos juegos, pasaréis un rato divertido, moveréis las piernas y disfrutaréis de unos bonitos momentos en familia, de esos recuerdos que, cuando pasen los años, se atesoran como oro en paño. Probad todos ellos y elegid cuál es vuestro favorito.

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.