///

6 juegos para estimular la lógica de los niños

Si quieres regalar a los más peques de la casa algo especial, toma nota de esta media docena de juegos para estimular la lógica de los niños que seguro que les encantan.


No hay nada como aprender jugando. Y si de niños se trata, lo mejor es hacerlo con aquellos juegos de lógica que estimulan el desarrollo de los más pequeños a todos los niveles. Gracias a ellos, pueden dejar fluir su creatividad, sentirse satisfechos por los retos conseguidos para mejorar su autoestima e incrementar la utilización del pensamiento crítico.

Si quieres regalar a los más peques de la casa esta Navidad algunos de ellos, o con motivo de alguna fecha especial, toma nota de esta media docena de juegos para estimular la lógica de los niños que seguro que les encantan.


Rompecabezas

puzzle
Pixabay

Comenzamos por un clásico: los rompecabezas. También conocidos como puzles, esta es una de las mejores formas para que los niños mejoren su memoria visual, incrementen su capacidad de concentración, se relajen y resuelvan problemas.

Tienes que tener en cuenta que el nivel de complejidad del rompecabezas a resolver y su número de piezas tiene que ser acorde a la edad y capacidad del niño, o si le compras uno muy difícil puede sentirse frustrado y terminará cogiendo manía a esta actividad. Comienza desde un número bajo de piezas de tamaño grande para los más pequeños y, a medida que vayan cumpliendo años y acumulando experiencia en esta actividad, podrás ir subiendo la dificultad a 100, 200, 500, 1000 o más piezas.

Ajedrez infantil

Otro clásico con el que disfrutar grandes y pequeños es el ajedrez. Lo mejor es iniciar a los niños en este juego de lógica desde edad temprana. Con él, podrán desarrollar la memoria, resolver problemas y aprender a crear estrategias. Los beneficios del juego de ajedrez son enormes, entre los que destaca el poder ejercitar ambos hemisferios y prevenir el Alzheimer.

Encontrarás varios en el mercado dedicados a los niños. Las piezas de los ajedreces infantiles se fabrican en un buen tamaño para que las cojan y muevan sin dificultad, con figuras de animales o de madera o incluso con sus personajes de ficción favoritos.

Torre de bloques

jenga
Pixabay

Hay un juego que muy divertido para pasarlo en grande con los más pequeños que se ha convertido en todo un clásico: el jenga, también conocido como torre de bloques. Se trata de un juego de mesa formado por bloques alargados y estrechos de madera, apilados como si fueran una torre, que deben ir quitándose uno a uno uno procurando que la torre no se desmorone. Cada vez que uno de los jugadores extrae un bloque existe el peligro de que la torre se venga abajo, de manera que pierde quien haga que caiga.

Con la torre de bloques, los niños desarrollan la lógica, la concentración y la paciencia. Es sencillo de jugar a cualquier edad y se pasa muy bien echando una partida en familia.


Dados para contar historias

Si quieres que los peques de la casa desarrollen la lógica al tiempo que echan a volar la imaginación y fomentan su creatividad, seguro que aciertas con los dados para contar historias. Los encontrarás de diversas marcas, aunque los más populares son los Story Cubes. Se trata de juegos de dados en cuyos lados hay un dibujo. Cuando los tiras debes contar una historia coherente con las imágenes que han salido en sus caras.

Puedes comprar estos dados con dibujos de todo tipo, incluso verás que los hay a la venta por temáticas: acciones, viajes, exploración, medicina, ciencia ficción, fantasía y misterio, entre muchos otros. Incluso los hallarás de Harry Potter, Star Wars, Doctor Who y Hora de Aventuras. Ten en cuenta la edad del niño para elegir el tipo de dados, puesto que determinados temas son más complejos que otros a la hora de inventar un cuento.

Y si queréis pasar un buen rato con una manualidad en las vacaciones de Navidad también podéis hacer vuestros propios dados para contar historias.

Tetris

tetris
Pixabay

El tetris fue un juego muy popular allá por la década de los noventa del siglo XX, antes de que se popularizaran las potentes consolas que ahora tenemos en los hogares. Desde entonces, es uno de los juegos de lógica más entretenidos y útiles que existen. Con él se fomenta la coordinación entre la vista y la mano, el pensamiento lógico y la imaginación.


La versión infantil, para niños a partir de 3 años, la encontrarás en piezas de madera, con las que pueden jugar montando y desmontando para que les encajen sin problema el máximo número posible. Otra alternativa para niños algo mayores es comprarles una pequeña consola retro con este juego. Seguro que les sorprende comprobar cómo algo aparentemente tan simple puede llegar a ser tan divertido.

Tangram

tangram
Pixabay

No podemos olvidar otro juego clásico para favorecer la lógica y potenciar la creatividad. Nos referimos al tangram. Se trata de un juego con piezas de madera con formas geométricas de colores que deben combinarse para formar determinadas figuras sin que sobre ninguna pieza.

Para empezar, deja al niño que pruebe a construir los modelos de referencia que vengan con el juego o, en caso de no traerlos, puedes descargar en internet algunas figuras para que las vea e intente reproducirlas. El reto absoluto llegará cuando él solo sea capaz de crear las imágenes sin ayuda alguna.



Dejar una respuesta

Your email address will not be published.