/

¿Cuántos regalos deberíamos dar a un niño?

Averiguamos qué es lo que dicen los expertos por lo que respecta a la educación de los peques de la casa y cuántos regalos debemos darles en Navidad y en otras fechas especiales, como su cumpleaños.

A menudo, todos nos excedemos en Navidad. Y no solo con los dulces o las comilonas, también con los regalos, sobre todo, si hay niños en nuestro entorno. Seguramente los has visto completamente saturados y rodeados de paquetes, sin saber a cuál de ellos prestar atención y, al final, puede que hasta acaben jugando con una caja ignorando todo lo demás.

Ahora bien, por más que demostremos nuestro amor a través de los obsequios, ¿existe un límite adecuado para ello? ¿Podemos así conseguir que valoren mejor las cosas y no pierdan el norte? Pues parece que sí. Averiguamos qué es lo que dice la psicología y los expertos por lo que respecta a la educación de los peques de la casa y cuántos regalos debemos dar a un niño en Navidad y en otras fechas especiales, como su cumpleaños.

Cantidad de regalos recomendada

Regalos de Navidad
Regalos de Navidad

Pues aunque para otros temas suele haber más diferencias de opinión, para el que nos ocupa los expertos suelen coincidir en su mayoría. La cantidad perfecta de regalos que ha de recibir un niño es de cuatro. Puede que te sorprenda, sobre todo, si sois una familia numerosa y todo el mundo llega con varios paquetes o si a Papá Noel o los Reyes Magos se les ha ido la mano y han dejado ocho o doce.


Lo cierto es que cuando los más pequeños juntan muchos regalos, se ven rodeados de tantos juguetes que su mente se dispersa y son incapaces de pasar una hora atendiendo a uno solo de ellos. Poco a poco, la ilusión por los regalos se pierde e incluso se notará cuando vayan creciendo en su comportamiento.

¿Te has fijado alguna vez en esas personas adultas a las que no parece ilusionarles nada de lo que les compras, y que ni siquiera muestran curiosidad alguna por abrir un paquete? Seguramente desde niños lo han tenido absolutamente todo, incluso lo que ni siquiera pedían y, al final, perdieron la ilusión y la capacidad de valorar la importancia del obsequio que reciben. Al fin y al cabo, es un gesto de amor y cariño, al margen de lo que esconda dentro.

La regla de los cuatro regalos

regalos de Papá Noel
Pixabay

Para evitar todo eso, en los últimos años se ha hablado a menudo de la regla de los cuatro regalos. Con ella se pretende aconsejar y guiar a los padres, los familiares y los amigos a la hora de comprar los obsequios navideños o para el cumpleaños de los niños de la casa. La finalidad es que mantengan la ilusión, valoren lo que tienen y sepan agradecer lo que significa que alguien se haya molestado en seleccionar algo con cariño para ellos.


Esta regla se basa en elegirlos según cuatro categorías: un regalo para vestir, un regalo para leer, un regalo de un artículo que necesiten y un regalo que ellos deseen. De tal modo, entre los obsequios que reciban solo deben lograr uno de los que pidan, pero no todos, porque así les enseñaremos indirectamente a asumir la frustración de no obtener todo lo que se desea, valorar lo que se tiene y hallar un equilibrio saludable en su desarrollo personal.

Entre los regalos para vestir, se incluyen los complementos o accesorios del día a día, como una cazadora, una nueva mochila para el cole o unos pantalones vaqueros. Puede ser similar a lo que necesiten, pero en este punto aprovecha si en el colegio o instituto les han pedido algo que todavía no tiene, como una calculadora científica o un chándal más adecuado para gimnasia.

La elección entre los libros es infinita. Desde álbumes ilustrados hasta libro-juegos, pasando por novelas, cómics, ensayos… elige el más adecuado según su edad y sus gustos, y acertarás seguro. Además, con ello contribuirás a que se active su mente y se estimule su lógica.

Organización y mesura

Regalos de Navidad
Regalos de Navidad

Los últimos estudios aseguran que los niños reciben en Navidad diez veces más de los regalos que en realidad necesitan y terminan sintiéndose vacíos ante semejante saturación, perdiendo la ilusión por los juguetes y objetos en sí y relacionando estas fechas con el hecho de abrir paquetes. Regalando una o dos cosas de las que más desean harán que disfruten y valoren de verdad esa bicicleta, esa consola o esa tableta.


Aunque la regla de los cuatro regalos tiene muchos defensores, a otros les puede parecer demasiado compleja o estricta, así que siempre tienes la opción de adecuarla teniendo en cuenta no enterrar al niño en regalos durante la Navidad, y mucho menos si todo son juguetes. Puedes pedir a tus familiares que solo vengan cada uno con un paquete, si no sois muchos en familia, o que se pongan de acuerdo para regalar algo entre varios, muy útil cuando el regalo en sí puede tener un precio elevado. De tal modo, reducirás la cantidad de regalos del peque, pero los que reciba serán de mayor calidad y les quitará mucho más partido.



Dejar una respuesta

Your email address will not be published.