/////

El efecto Zeigarnik o el paradigma de la tarea interrumpida

¿Te desvelas por la noche dándole vueltas a la tarea que no pudiste terminar durante el día? No te preocupes, es una reacción normal: se trata una tensión psicológica que derivaría del paradigma de la tarea interrumpida, también conocido como efecto Zeigarnik por la psicóloga de origen lituano Bluma Zeigarnik.

¿Te sientes culpable por ese proyecto que no has sido capaz de consumar? ¿Te desvelas por la noche dándole vueltas a la tarea que no pudiste terminar durante el día? No te preocupes, esa tensión psicológica deriva del paradigma de la tarea interrumpida también conocido como efecto Zeigarnik por la psicóloga de origen lituano Bluma Zeigarnik.

A continuación, explicamos en qué consiste este efecto, su relación con la memoria y su aplicación en diferentes campos que van de la educación, al marketing o a la ficción narrativa.  

Bluma Zeigarnik y el paradigma de la tarea interrumpida 

¿Qué es el efecto Zeigarnik?
¿Qué es el efecto Zeigarnik? Fuente: Pexels

Nacida en 1901 en Prienai, una localidad de la actual Lituania aún formando parte del Imperio Ruso en aquel tiempo, Bluma Zeigarnik fue una de las primeras mujeres rusas en asistir a la universidad. Estudiando Filosofía en Berlín entra en contacto con varios psicólogos de la Gestalt además de Kurt Lewin, un pionero de la psicología social con el que comienza a trabajar. 

Es en 1925 cuando publica en la gestaltista Psychologische Forschung su disertación “La memoria de las acciones completadas e incompletas” que fundamenta su paradigma de la tarea interrumpida que, con el tiempo, adquiría el nombre de su autora. 

Para elaborar su teoría, Zeigarnik tomó una de las ideas centrales de la teoría del campo de Lewin según la cual toda persona es un campo de energía complejo definido por tensiones psicológicas que actúan como fuente de energía que fundamentan el comportamiento, de forma que la tensión psicológica se libera cuando se logra el objetivo de dicho comportamiento

El camarero y el origen del efecto Zeigarnik  

¿Qué es el efecto Zeigarnik?
¿Qué es el efecto Zeigarnik? Fuente: Unsplash

Cuentan los biógrafos de Bluma Zeigarnik que la base de la disertación surge de una anécdota en un restaurante que, a su vez, tiene dos versiones, ambas con un camarero como protagonista.

En la primera, el camarero recuerda de memoria cuánto dinero debe el grupo de amigos de Bluma a pesar de no haber anotado nada. Es entonces cuando la psicóloga prueba por primera vez el paradigma de la tarea interrumpida: un rato después, vuelve a preguntar al camarero cuánto deben y este ya no lo recuerda. 

En la segunda versión, el camarero escribe de memoria la cuenta de la mesa de Bluma con todo detalle a pesar de no haber anotado nada previamente. Cuando es requerido media hora después para repetir la cuenta, el camarero se enfada: “Ya no sé lo que pedisteis, ya pagasteis la cuenta”

A partir de aquel día Zeigarnik comienza a rumiar su teoría conectándola con la teoría del campo de Lewin: la intención de realizar una tarea crea una especie de necesidad fruto de una tensión psicológica la cual permanece activa hasta que la tarea se completa.  

La psicóloga de origen lituano se pregunta entonces: ¿podría esa tensión influir en la memoria posterior? ¿Es posible que recordemos mejor la información relacionada con las tareas incompletas que con las tareas completas debido a que en el primer caso el cerebro permanece en estado de alerta y en el segunda ya no? 

Efecto Zeigarnik: experimentos y controversias 

¿Qué es el efecto Zeigarnik?
¿Qué es el efecto Zeigarnik? Fuente: Unsplash

Entre 1924 y 1926, Bluma Zeigarnik realizó hasta doce experimentos diferentes para apoyar su hipótesis extrayendo diversas conclusiones. La principal cimentaba el paradigma de la tarea interrumpida: “los experimentos han demostrado que las tareas inconclusas se recuerdan aproximadamente el doble que las completadas, suscitando las primeras una necesidad que genera, a su vez, un estado de tensión que puede detectarse no solo en el deseo de terminar la obra interrumpida, sino también en el protagonismo memorial respecto a la obra”. 

Así mismo, la psicóloga de origen lituano también extrajo otra conclusión de su experimento: si la tarea se interrumpe mientras el sujeto está aún ‘fresco’ mantiene la tensión psicológica persistiendo la memoria de forma más clara que si se interrumpe la tarea cuando el sujeto está cansado.


Efectivamente, la fatiga debilita la tensión psicológica reduciendo el efecto Zeigarnik: es más difícil recordar la información concerniente a una tarea interrumpida si esta se ha interrumpido por el cansancio. 

Pese a su influencia durante su casi siglo de historia, no son pocos los autores que han puesto en duda los hallazgos de Bluma Zeigarnik. Un ejemplo son los trabajos de John William Atkinson de los que se extrae que el efecto Zeigarnik es más visible cuando el objetivo de la tarea es experimentar sentimiento de éxito y logro personal, mientras que el efecto se diluye en individuos que quieren evitar la sensación de fracaso.  

En este sentido, las personas altamente motivadas mantienen la tensión psicológica del efecto Zeigarnik por su necesidad de remediar fallos o completar tareas para sentirse satisfechos, mientras que las personas menos motivadas quieren olvidar sus fallos para ocultar su sentimiento de fracaso sintiendo en menor medida el efecto Zeigarnik.  

Un estudio de la década de los 90 partiría de esta teoría del éxito y el fracaso en relación al efecto Zeigarnik sugiriendo que el individuo recuerda con más énfasis y se arrepiente más cuando no actúa que cuando actúa, independientemente del resultado de dicha acción, volviendo a demostrar que el paradigma de la tarea interrumpida sigue interesando en el ámbito de la psicología cognitiva

Aplicaciones prácticas del efecto Zeigarnik 

Libros
¿Qué es el efecto Zeigarnik?

Pese a sus controversias, el efecto Zeigarnik sigue de actualidad por sus aplicaciones en numerosos campos que tratan de explorar esa tensión psicológica que se produce en el individuo producto de las tareas o los hechos interrumpidos o incompletos. 

Educación y aprendizaje 

Dado el análisis de la memoria y sus métodos que aporta el efecto Zeigarnik, el aprendizaje ha sido uno de los primeros campos en los que ha tenido repercusión. En este sentido, se señala que un buen método de estudio pasaría por la inclusión de frecuentes pausas antes de que el cerebro se fatigue de cara a que la información se almacene de forma más eficaz. 

En el caso de los más pequeños, se sugiere que introducir juegos o temas no relacionados en mitad de una sesión de estudio contribuye a apuntalar la memoria sobre un tema central. Con estudiantes mayores, el efecto Zeigarnik supone mantener la motivación del estudio en alza al introducir pausas frecuentes pero cortas de cara a no fatigar la capacidad de entendimiento y memorización.  


Estudio de los trastornos psicológicos 

Un estudio publicado por la Universidad de Cambridge en 2009 pone en relación el efecto Zeigarnik con el papel de las intrusiones y perseveraciones de algunos trastornos psicológicos de forma que estas actuarían como persistencias en la memoria reflejando cuestiones no resueltas que requieren de un mayor procesamiento. En este sentido, el efecto Zeigarnik ha sido sido puesto en relación con el estrés postraumático, el trastorno obsesivo-compulsivo y el trastorno de ansiedad general. 

Ficción literaria y cine 

El efecto Zeigarnik ha tenido gran repercusión en la ficción literaria y cinematográfica. Vendría a cimentar el suspense, entendido como una situación de tensión no resulta hasta el final de la narración que mantiene en vilo al lector y al espectador.

El desproporcionado abuso de este efecto, también conocido como cliffhanger, define una gran cantidad de productos literarios y cinematográficos de consumo masivo que han convertido buena parte de la ficción en una irritante tetratología del ‘continuará’.

Marketing y publicidad 

Por último, el efecto Zeigarnik también ha conquistado a los incisivos alquimistas de la publicidad. En su afán por conseguir la máxima eficacia de los mensajes publicitarios tratando de que el individuo mantenga su pulsión consumidora en alza, se acude al paradigma de la tarea interrumpida para que los mensajes publicitarios “continúen ejerciendo su efecto durante todo el proceso de toma de decisiones” tal y como sugiere este estudio clásico sobre el comportamiento del consumidor: se trata de que el mensaje publicitario produzca una tensión consumista en el individuo que solo sea resulta con la adquisición del producto en cuestión.



Dejar una respuesta

Your email address will not be published.