/

¿Es lo mismo ser introvertido que tímido?

Seguro que alguna vez te has preguntado si eres tímido o introvertido. Pero, ¿son ambos términos sinónimos? A continuación, desgranamos las características que definen la introversión y la timidez.


Dificultad para relacionarse, sentirse bien en soledad, inclinación al silencio y a las actividades sosegadas, pereza ante los actos sociales… Si tienes alguno de estos rasgos de personalidad o comportamiento, seguro que alguna vez te has preguntado si eres tímido o introvertido. Pero, ¿son ambos términos sinónimos? A continuación, desgranamos las características que definen la introversión y la timidez. 

Características de la introversión 

¿Introvertido o tímido?
¿Introvertido o tímido? Fuente: Unsplash

En 1921, Carl Gustav Jung publica Tipos psicológicos, una obra en la que diferencia 8 tipos psicológicos básicos que surgen de la combinación de varias funciones y actitudes. Es así como se definen los términos introversión y extraversión. De los ocho tipos psicológicos, cuatro derivan del concepto de introversión: 

  • Reflexivo introvertido: Se formulan preguntas y tratan de comprender su propio ser, aislándose hacia su propio pensamiento. 
  • Sentimental introvertido: A menudo inaccesibles, dan sin embargo una impresión de autonomía y de armonía. 
  • Perceptivo introvertido: Se nutren de sus impresiones sensoriales y viven inmersos en sus sensaciones internas, manifestando afición por el silencio.  
  • Intuitivo introvertido: Son soñadores y se entregan a sus visiones internas.  

Jung afirmaba que cada individuo solía mostrar predilección por un tipo dominante, estando los otros tipos menos definidos, pero que, generalmente, no existen introvertidos puros ni extrovertidos puros, y que si los hubiera habría que buscarlos en el psiquiátrico: el investigador suizo ya avisaba a navegantes, el individuo es mucho más poliédrico que una clasificación de tipos psicológicos, por muy acertada que esta sea. 


La clasificación de Myers-Briggs derivada de los estudios de Jung y que amplía la clasificación a 16 combinaciones posibles afirma que un introvertido suele obtener la energía de las ideas, la información, las imágenes y los recuerdos que permanecen en su mundo interior al contrario que los extrovertidos que suelen obtener la energía del objeto, del mundo externo, del contacto social.  

¿Introvertido o tímido?
¿Introvertido o tímido? Fuente: Unsplash

Por su parte, los introvertidos pueden mostrar una sensación de agotamiento en ambientes demasiado estimulantes: la persona con tendencia a la introversión ‘no se escucha’ en ambientes muy cargados y tiende a rechazarlos.

En este sentido, Jenn Granneman, autora del libro La vida secreta de los introvertidos, asegura que los introvertidos disfrutan en ambientes poco estimulantes que, por contra, aburren soberanamente a los extrovertidos… 


No obstante, la introversión no se asocia, necesariamente, a la falta de habilidades sociales o a trastornos como la fobia social. Los introvertidos suelen preferir relaciones más profundas y encuentros entre menos personas para poder mantener conversaciones más tranquilas y reflexivas. Así mismo, un introvertido puede comportarse de forma ‘muy civilizada’ en un acto social: otra cosa es que esté deseando irse a su casa a descansar. Es decir, un introvertido no tiene por qué ser tímido… 

Características de la timidez 

¿Introvertido o tímido?
¿Introvertido o tímido? Fuente: Unsplash

Si bien la introversión es un rasgo de la personalidad, la timidez es un comportamiento, una forma de abordar determinadas situaciones. Pongamos un ejemplo para entendernos:

Una persona introvertida y una tímida son invitadas a una fiesta. La persona introvertida va por compromiso, pero no tienes ganas de ir porque sabe que estará mejor en su casa leyendo o escuchando música, o prefiere quedar con un par de amigos. La persona tímida, por su parte, quiere ir, pero le da miedo no encajar, que hablen de él o cometer algún error y ser el hazmerreír de la fiesta. Finalmente decide no ir porque la angustia le consume: se queda en casa frustrado. 

Por lo tanto, aquellas personas que se comportan de forma tímida suelen rechazar las situaciones que les provocan angustia o miedo pese a que, en realidad, les gustaría formar parte de ellas. En ocasiones, se mienten a sí mismos: “prefiero no ir a la fiesta y quedarme en casa”, pero en realidad están deseando acudir… y ‘triunfar’. 


Así las cosas, el tímido y el introvertido suelen rechazar la interacción social, pero por motivaciones diferentes: el tímido porque no quiere angustiarse y el introvertido porque no quiere agotarse.  

La timidez deriva del miedo, la angustia, la falta de seguridad en uno mismo o la baja autoestima, pero puede ser un comportamiento temporal que proviene de un momento ‘bajo’ en la vida de una persona. La introversión es más bien una preferencia, un rasgo de la personalidad que se suele mantener a lo largo de la vida del individuo.  

Entonces, ¿eres tímido o introvertido? 

¿Introvertido o tímido?
¿Introvertido o tímido? Fuente: Unsplash

No hay que obsesionarse, ya lo decía Jung: no existen tipos psicológicos puros. Un introvertido puede mostrar rasgos de timidez momentáneamente y un tímido rechazar un acto social porque no le apetece acudir, no porque sienta angustia de ser señalado. Así mismo, una persona extrovertida puede sentir miedo en una situación social desconocida y un introvertido puede sorprenderse a sí mismo disfrutando de forma inesperada en una fiesta. 

Dicho esto, la introversión no es un problema, aunque generalmente las personas extrovertidas sean consideradas más positivas para el entorno al relacionarse de forma más directa con el mismo. Por supuesto, no tiene nada de malo rechazar la interacción social. En ocasiones, te sentirás obligado a participar en determinada situación y lo harás a mala gana, pero lo harás porque sabes que forma parte del juego. Y en otras ocasiones te sorprenderás pasándolo bien en una fiesta a la que fuiste por compromiso.  

Así mismo, la introversión no lleva aparejada necesariamente otras facetas positivas como la creatividad, la empatía o la comprensión, así como las personas extrovertidas pueden perfectamente ser grandes conversadores y tipos muy humildes. 


Por su parte, la timidez exagerada sí puede derivar en algún trastorno. Si te crea malestar salir de casa por tener que entrar en contacto con gente, si no te gusta la soledad, pero terminas quedándote solo por miedo y si fantaseas con exponerte al público, pero la angustia provoca un rechazo patológico al contacto social, sí debes evaluar cuánto tiempo llevas así y si es necesario buscar ayuda.

Pero, de cualquier forma, se trata de casos extremos y que, generalmente, pueden derivar de otros trastornos psicológicos más severos como la fobia social.  

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.