/

Método Karezza, el placer del sexo sin orgasmo

Pese a lo que muchos puedan creer, la sexualidad se vive mucho más allá del clímax. Y es que para tener una relación sexual perfecta hay que tener en cuenta todo el cuerpo, de tal forma que podría decirse que es una cuestión de piel.

De hecho, sobre todo ello versa el método Karezza, con el que experimentar el placer del sexo sin orgasmo. Si quieres saber algo más de este tema, hoy te explicamos en qué consiste y qué beneficios ofrece para nuestra salud física, emocional y mental. Tal vez ya lo practiques y desconozcas que se llama así.

Qué es el método Karezza

pareja
Pareja mirándose/Foto: Pixabay

El nombre del método Karezza proviene de la palabra italiana carezza que significa caricias, así que ya nos da una idea sobre lo que trata este sistema para experimentar placer viviendo libremente nuestra sexualidad.

Quien acuñó por ver primera el término fue Alice Bunker Stockham, una de las primeras mujeres médico en Estados Unidos, que ejerció entre finales del siglo XIX y principios del siglo XX. Esta profesional luchó por la igualdad de género y el control de la natalidad, además de defender la importancia de la satisfacción sexual de los dos miembros de la pareja, y no solo del hombre. Cuando ella publicó su libro Karezza, la ética del matrimonio (Karezza: Ethics of Marriage), en el año 1896, las enseñanzas del tantra solo se centraban en el control del orgasmo masculino. Fue la precursora que abordó este tema en hombres y mujeres sin distinción, reivindicando los derechos de estas últimas.

Técnica erótica

hombre y mujer (método Karezza)
Hombre y mujer besándose/Foto: Pixabay

De tal modo, el método Karezza se basa principalmente en las caricias y en los tocamientos previos al acto sexual, que también puede incluir el sexo oral así como las miradas y los abrazos. Todo ello incrementa el vínculo entre la pareja, a través de la confianza, la sensualidad y el erotismo, y prepara al cuerpo para el momento del éxtasis si es que se desea llegar a él. Por ese motivo, la importancia del tiempo resulta primordial.

Como técnica erótica y de estimulación sexual, el método Karezza requiere dedicación, generosidad, relajación y tiempo, así que no es adecuado si piensas dedicarle 20 minutos. Piensa que anteponer la sensualidad y las caricias antes de cualquier otra cosa facilita que el placer pueda prolongarse de tal forma que no sea necesario llegar al clímax.

Un encuentro de este tipo es recomendado siempre por los expertos en sexualidad para consolidar las relaciones de pareja, reavivar la llama a la que parece que le cuesta prender y olvidarse de presiones y prejuicios que todavía versan en torno al orgasmo para disfrutar del placer con la persona que se desee y quiera compartir ese instante único. No obstante, resulta especialmente recomendable en las parejas para afianzar los vínculos de confianza y afectivos.

Cómo practicar el método Karezza

pasión
Pixabay

En todo caso, para practicar el método Karezza es necesario comprensión y respeto mutuo y solo hacer aquello que ambos estéis dispuestos a hacer, explorando las zonas erógenas, intercambiando miradas o susurrando lo que deseéis, aunque con esta técnica suele omitirse la comunicación verbal para ganar en intensidad con el resto de los sentidos. Sea como fuere, se trata de gozar juntos y dejaros llevar principalmente por el placer pausado de los besos y caricias, sin olvidar ningún rincón del cuerpo.

Sin embargo, los movimientos, los ósculos, el tacto sobre la piel, el detenerse a escuchar el sonido de la respiración… todo ha de realizarse de una forma pausada, lenta y tranquila, como si te encontraras en pleno estado de meditación. Contrariamente a lo que se pueda pensar, esa lentitud y calma, incrementa todavía más los niveles de excitación.

Beneficios del método Karezza

Mujer
Mujer sonriendo en la cama/Foto: Pixabay

De forma general, no podemos olvidar el beneficio de las caricias, demostrado ya en numerosos estudios científicos, y clave en el metodo Karezza. Pero en cualquier relación personal, acariciar a alguien con cariño provoca que este mejore su autoestima y su autoconfianza, calma el dolor y disminuye el riesgo de depresión y estados ansiosos, además de fortalecer el sistema inmunológico.

Si a todo ello le sumamos el placer en términos de sexualidad de pareja, esos beneficios se multiplican con otros. Los sexólogos consideran que el método Karezza permite alcanzar altas cotas de placer en todos los individuos y sus beneficios son positivos para todas las personas adultas. Además, se libera gran cantidad de oxitocina, conocida como la hormona del amor, que contribuye a que nos sintamos más felices y alegres y a que se estrechen los lazos de la relación.

Pero lo cierto es que el método Karezza también permite aprender a controlar los impulsos y la excitación, consiguiendo mantener relaciones sexuales de mayor duración e intensidad, así como desinhibirse y salir de las relaciones rutinarias en las que pueda haber caído la pareja. Después de todo, se trata de disfrutar de la sexualidad en total libertad, sin presiones y sin complejos, y dejarse llevar por el goce de descubrir o redescubrir vuestros cuerpos.




Dejar una respuesta

Your email address will not be published.