/

Qué es el Yoga Nidra: tradición y beneficios

Te contamos qué es el Yoga Nidra, dónde aprenderlo y todo lo que necesitas saber por si te animas a practicarlo y aprovechar los beneficios que aporta para tu bienestar

Si hay un ejercicio que contribuye a que conectemos nuestra mente y nuestro cuerpo, acompañado siempre de una buena relajación, ese es el yoga. Pero tal vez desconozcas los distintos tipos o estilos entre los que puedes elegir iniciarte si te has animado a esta práctica tan beneficiosa para la salud.

Entre ellos destaca uno del que nos vamos a ocupar hoy. Te contamos qué es el Yoga Nidra y todo lo que necesitas saber por si te animas a practicarlo y aprovechar los beneficios que aporta para tu bienestar.

Tradición del Yoga Nidra

Yoga Nidra

El Yoga Nidra, que puede traducirse del sánscrito como «yoga del sueño psíquico», constituye una práctica tradicional que tiene su origen en el yoga tantra, más concretamente, en una técnica de meditación y relajación que procede de la India denominada Nyasa.


Posteriormente, Swami Satyananda simplificó sus métodos iniciales y los actualizó, sin dejar de conservar su esencia, pero facilitando que fuera más accesible su práctica por parte de todo tipo de personas. Asimismo, la acepción de Yoga Nidra puede referirse tanto a la práctica del ejercicio en sí como al estado alterado de la conciencia que se obtiene y que facilita la relajación.

El Yoga Nidra puede incluirse dentro de los Ocho Limbos del Yoga del sistema de Raja Yoga.

Métodos principales del Yoga Nidra

Como resultado, hay tres métodos que se utilizan con el Yoga Nidra. El primero de ellos es un método sistemático que induce a la relajación mental, física y emocional al completo, de manera que se mantiene la conciencia en los niveles más profundos. El segundo método hace referencia a la manifestación de los deseos individuales, ya sean físicos, mentales o espirituales. Por último, el tercer método se encarga de alterar el karma y buscar la liberación.


Cómo Practicar Yoga Nidra

yoga
Pxhere

Si quieres iniciarte en  la practica de esta técnica, te recomiendo apuntarte a un curso de yoga nidra, en el que  aprender los ejercicios y practicar con un profesor, para luego ser capaz de hacerlo  siguiendo las indicaciones de la voz de una grabación. Ten en cuenta que una vez que domines esta técnica, podrás practicarla  en solitario sin necesidad de apoyo ni ayuda adicional, mientras tanto requieres a alguien que te oriente en la práctica de la relajación guiada que constituye el Yoga Nidra. Según el nivel de quien lo practica, cada sesión puede durar entre 20 y 45 minutos.

La habitación donde vayas a efectuar tus ejercicios ha de tener una temperatura agradable, estar bien ventilada y con poca luz o en penumbra. Viste ropa cómoda y que no oprima ni apriete, sin elásticos ni gomas o pliegues que te molesten. Debes estar descalzo y cubrirte con una manta o cobertor, puesto que con esta práctica descenderá tu temperatura corporal y puede cogerte el frío.

Necesitarás también una esterilla, alfombrilla o colchoneta sobre la que tumbarte. Deberás tenderte sobre ella con los brazos abiertos y las palmas hacia arriba, cerrar los ojos y echar la cabeza hacia atrás. Lo que tienes que cuidar de tu postura es que la espalda se encuentre en contacto completo con el suelo y las piernas separadas. Si las lumbares no descansan sobre la esterilla, puedes colocar una toalla plegada o un cojín. Se trata de que en ningún caso sientas molestias. La posición del cuerpo ha de ser simétrica.

En cuanto al mejor momento para practicarlo, se recomienda que sea siempre a la misma hora y preferiblemente con el estómago vacío. Para el caso de que tengas sensación de sueño, has de procurar no quedarte dormido, aunque es posible que te suceda algunas de las primeras veces. Pero no lo conviertas en un hábito para dormir o no aprovecharás todos sus beneficios.


Beneficios del Yoga Nidra

La práctica habitual del Yoga Nidra contribuye a reorganizar la mente y tomar el control sobre uno mismo, alcanzando un grado de bienestar mayor. Además, previene el envejecimiento prematuro y contribuye a reforzar el sistema inmunológico, así como a eliminar el estrés tanto físico como emocional, lo cual facilita que se mejore el sistema nervioso. De igual modo, el Yoga Nidra contribuye a solventar los problemas de insomnio, puesto que induce al sueño y a alcanzar un efectivo descanso.

Prevenciones en la práctica del Yoga Nidra

Una vez consigas alcanzar el estado de relajación profunda, debes recordar que si vienen a tu mente viejos traumas, sentimientos desagradables o conflictos sin resolver de alguna etapa de tu vida, has de respirar y mantener la calma e intentar guardar la distancia, de modo que puedas observar la situación como si la estuvieras contemplando desde fuera y no la estuvieras viviendo de manera directa.

Es importante iniciarse en la practica de esta técnica tan poderosa de la mano de un profesor experimentado que conozca el proceso en detalle, como el maestro de yoga Prashant Pandey de la escuela de yoga Kavaalya.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que no se recomienda la práctica del yoga nidra en personas que padezcan o hayan padecido epilepsia ni tampoco en aquellas otras que hayan sido objeto alguna vez de brotes psicóticos.




Dejar una respuesta

Your email address will not be published.