/

Vitaminas y otros complementos para superar la fatiga veraniega

El calor afecta a nuestro ánimo y a nuestro físico provocando una serie de reacciones que van de la apatía y la debilidad a la falta de sueño y energía. Por suerte, contamos con vitaminas y otros complementos que nos pueden ayudar a superar la fatiga veraniega.


¿Has notado que en verano sientes más fatiga, que duermes peor y que te cuesta más concentrarte? No te preocupes, es normal. El calor afecta a nuestro ánimo, pero también a nuestro físico provocando una serie de reacciones que van de la apatía y la debilidad a la falta de energía. Por suerte, contamos con vitaminas y otros complementos que nos pueden ayudar a superar la fatiga veraniega.  

¿Por qué sentimos más fatiga en verano? 

Calor
Vitaminas y otros complementos para superar la fatiga veraniega

8.30 de la mañana. El termómetro marca 29.5. Hoy será otro día con alertas por altas temperaturas. Desde las 2 hasta las 7 de la tarde tendremos temperaturas por encima de 33 grados. En este ardiente escenario lo único que apetece es tumbarse en la orilla del mar o irse a la piscina. Pero no todo el mundo puede pasar el verano sin hacer nada.  

Las altas temperaturas y la humedad provocan una fatiga generalizada que los expertos denominan astenia veraniega: es la conjunción entre el cansancio muscular y la apatía anímica. Esta astenia veraniega es la principal responsable de que, en ocasiones, tengamos serias dificultades para completar tareas sencillas y rutinarias.  


No se trata de que no tengas ganas de lavar los platos o de ir al supermercado, es que ‘no puedes’ hacerlo. De hecho, durante los días de más calor, la Atención Primaria de los ambulatorios detecta un aumento de la demanda de consultas relacionadas con estos síntomas. No lo dudes, si tu sensación de apatía y falta de energía te impide hacer tareas sencillas y mantener un ritmo de vida normal, acude al médico.   

Vitaminas para para superar la fatiga veraniega 

Vitaminas y otros complementos para superar la fatiga veraniega
Vitaminas y otros complementos para superar la fatiga veraniega. Fuente: Unsplash

Si tu sensación debilidad y falta de energía es leve o moderada tal vez necesites un aporte extra de vitaminas y otros complementos. Aunque la eficacia de los complejos vitamínicos varía dependiendo de cada persona, hablamos de remedios naturales que son una buena alternativa en situaciones de debilidad anímica y muscular. Y tampoco hay que obviar su más que posible efecto sugestivo. Estas son las vitaminas más indicadas para combatir la fatiga veraniega. 

Vitaminas del grupo B 

Las vitaminas del grupo B son unas de nuestras grandes aliadas si se trata de hacer frente al cansancio. Ayudan a equilibrar el metabolismo para que podamos obtener energía de los alimentos que consumimos, de forma que se presentan como fundamentales a la hora de ‘recargar las pilas’. Además, participan en los procesos de eliminación de toxinas y la limpieza del organismo, el crecimiento de tejidos y la producción de glóbulos rojos, activando la respuesta inmune.  


Entre las vitaminas del grupo B debemos destacar la B2 o riboflavina que interviene en la liberación de la energía contenida en las proteínas, las grasas y los hidratos de carbono, la B6 o piridoxina que intervine en el proceso de conversión de triptófano en niacina y serotonina que beneficia nuestro estado de ánimo, o la vitamina B12, esencial en la función celular y del metabolismo energético. En este sentido, un déficit de B12 puede agravar estos síntomas de cansancio y debilidad. 

Vitamina C 

La vitamina C es un potente antioxidante que está presente en frutas y verduras pero que también podemos consumir en complejos multivitamínicos que nos ayuden a revertir un posible déficit vitamínico. La vitamina C estimula el sistema inmunológico haciéndonos menos propensos a enfermar además de protegernos de los radicales libres. Y no hay que olvidar que ayuda al cuerpo a absorber el hierro de los alimentos que evita la aparición de la anemia.

Vitamina E 

Con una importante acción antioxidante, la vitamina E o tocoferol es otra vitamina clave en la lucha contra la fatiga veraniega. Al evitar la oxidación de las grasas y las proteínas se fomenta el desarrollo normal del sistema neurológico y muscular. Además, colabora en la formación de glóbulos rojos, estimulando el sistema inmunitario y ayudando en el combate contra las infecciones. 

Complementos para superar la fatiga veraniega 

Melatonina
Vitaminas y otros complementos para superar la fatiga veraniega

Además de las vitaminas y los minerales, existen otra serie de complementos cuya acción puede beneficiar nuestro estado físico y anímico. De cualquier forma, y aunque sus efectos secundarios son muy limitados, antes de iniciar un tratamiento con uno de estos componentes, consulta con un especialista.  


Ginseng 

Desde hace 5000 años existe constancia de que la medicina china ya usaba la raíz de esta planta para preparar remedios contra la debilidad y el agotamiento gracias a sus propiedades tónicas y reconstituyentes.  

Desde los años 90, se ha convertido en uno de los complementos de moda también en Occidente gracias a sus numerosos beneficios: aumento de la resistencia, estímulo de neurotransmisores como la dopamina o la serotonina, impulso de los procesos cognitivos y mejora del sistema inmunológico.  

Triptófano 

Ya hemos hablado de este aminoácido a la hora referirnos a la vitamina B6. Y es que el triptófano se ha convertido en un suplemento nutricional de moda gracias a sus propiedades. Pese a que con una dieta saludable ya deberíamos tener al aporte suficiente de este componente en nuestro cuerpo, un aporte extra en caso de déficit puede mejorar nuestro estado de ánimo, además de permitirnos dormir con más facilidad, algo que, en verano, con altas temperaturas, es de gran ayuda. 

Melatonina 

Y si hablamos de complementos para conciliar el sueño y descansar adecuadamente debemos referirnos a la melatonina, una hormona que es sintetizada por la glándula pineal sobre la base inicial del propio triptófano.  

Algunos estudios parecen confirmar que diversas alteraciones del sueño pueden deberse a un déficit de melatonina con lo que su consumo podría tener el efecto contrario: mejorar nuestro descanso en las horas de sueño. Además, estimula la función inmunitaria previniendo posibles infecciones.  


Una buena opción, por tanto, para contrarrestar la fatiga veraniega mejorando nuestro descanso, pero siempre con un consumo moderado y consultando a un especialista en caso de que sigamos tratamientos con otros fármacos, debido a sus posibles interacciones. 

Dejar una respuesta

Your email address will not be published.