Público
Público

Sanidad plantea que no haya más de 1.000 pacientes por médico de atención primaria

La ministra Carcedo presenta un borrador del documento de consenso de la Atención Primaria en el Sistema Nacional de Salud (SNS) a los representantes de las Comunidades Autónomas.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un médico atiende a una mujer en una consulta de Atención Primaria./ EFE

El Ministerio de Sanidad ha propuesto dimensionar las plantillas de médicos de atención primaria con unos criterios que garanticen que los cupos de pacientes estén en relación con las características demográficas y epidemiológicas de la población. La idea del ministerio es que a partir de 2025 no haya más de 1.000 personas por médico y, en el caso de pediatría, que no se superen las 1.500, según El País, que saca las cifras del documento que la ministra María Luisa Carcedo presentó este miércoles a los representantes de las Comunidades Autónomas. 

Esta es una de las medidas que contempla el documento de consenso de la Atención Primaria en el Sistema Nacional de Salud (SNS) que Carcedo entregó a los consejeros de las comunidades. Se trata de un "primer borrador" fruto de las aportaciones de tres grupos de trabajo (profesionales, instituciones y pacientes), explicó la ministra de Sanidad en declaraciones a los medios antes del encuentro. Carcedo insistió en que la atención primaria "es clave" en el futuro del sistema sanitario.

La ministra pidió a los consejeros que no trasladen a la ciudadanía falsas expectativas y sí certeza y seguridad jurídica cuando piden una convocatoria extraordinaria MIR para acabar con el déficit de profesionales, porque "estamos hablando de un tema muy serio". La convocatoria extraordinaria no es una medida contemplada en el documento, ya que, según explicó Carcedo, se ha "exprimido al máximo" la capacidad de formación conforme a los datos que han comunicado las autonomías. Por ello, ha insistido en que "no podemos andar jugando con falsas expectativas ni con cuestiones que rompen las reglas del juego".

Carcedo recalcó que la atención primaria requiere de "una alianza en materia de salud pública" que tenga en cuenta "todos los determinantes de la salud, incluidos los sociales y los medioambientales". Además, ahondó en que hay que "ser capaces de elevar el papel y la función de la atención primaria a todos los niveles, desde la formación pregrado a la formación postgrado, pasando por la labor investigadora".

Así, otras de las propuestas del documento es la poner en marcha programas de rotación en medicina de familia de otras especialidades durante el MIR e introducir la medicina de familia en la formación universitaria de los médicos necesaria para obtener su graduación. Asimismo, plantea que los contratos de los residentes que finalicen el MIR tengan, al menos, dos años de duración.

La titular de Sanidad insistió en que se trata de un texto inicial abierto a las diferentes aportaciones hasta su aprobación definitiva que tendrá lugar en una futura Consejo Interterritorial de Salud, previsto durante la primera quincena de abril.

Plan contra la escasez de medicamentos

Carcedo anunció además la celebración de una reunión, prevista para el viernes, con técnicos de Comunidades Autónomas para elaborar un Plan de Prevención para la escasez de medicamentos. El objetivo del plan es, precisamente, "prevenir estas situaciones", según Carcedo, y, en caso de que se produzcan, realizar "una identificación temprana y rápida de qué y dónde falta para poder adoptar medidas".

De forma paralela, la ministra de Sanidad hizo referencia a tratar el desabastecimiento con "transparencia" hacia los ciudadanos. No obstante, a pesar de que reconoció que "existe desabastecimiento en las farmacias", hizo un llamamiento de tranquilidad respecto al asunto de la escasez y aseguró que "no existe riesgo de que no haya medicamento para una enfermedad".

En los últimos meses, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS), dependiente del Ministerio de Sanidad, está informando sobre el desabastecimiento de diferentes presentaciones farmacológicas, según expertos podrían rondar las 400. No obstante, Carcedo agregó que "hay diversidad de marcas y disponemos de un arsenal terapéutico".