Público
Público

17A Habla el padre de la víctima de 3 años en los atentados del 17A: "No seamos racistas, no tengáis odio a las comunidades"

Javier Martínez pide un comisión de investigación en el Congreso de los Diputados para aclarar la presunta relación del CNI y el líder de la célula terrorista del 17A, Abdelbaky Es Satty, como confidente hasta esa fecha, tras las informaciones del diario Público. Denuncia amenazas anónimas por teléfono para pedirle que deje de investigar lo que pasó en los atentados.

Publicidad
Media: 3.89
Votos: 19

El pequeño Xavi con su padre, Javier Martínez. SALAMPLAN.COM, imagen cedida

Javier Martínez cuenta en exclusiva en SalamPlan.com que necesitaba pedir explicaciones al imán de su localidad, Rubí, sobre los terroristas que mataron a su hijo Xavi, de tres años y una de las 16 víctimas mortales de los atentados de Barcelona y Cambrils el 17 de agosto de 2017. La imagen del abrazo entre ambos acaparó la atención aquel día.

Es la primera vez que Martínez cuenta en público sobre lo que habló con el imán. En una conversación con la periodista María Torrens, fundadora de SalamPlan.com, el pádre del pequeño Xavi cuenta: "Ese hombre lo único que hacía era llorar y pedirme perdón y rezar y decir que ellos no habían sido, que no tenían la culpa, que el Corán no manda matar a ningún niño, que el que mate a un inocente tiene el infierno". 

"Yo quería decirle que qué había pasado y que yo no iba a Marruecos a matar a niños de tres años", afirma, y añade: "Ellos venían aquí a nuestra tierra, eran acogidos, mi hijo jugaba en el parque con niños marroquíes, con niños musulmanes, compartimos con ellos la vida". Javier Martínez le pidió que "se integraran más con nosotros” pues, de lo contrario, “habría un problema gordo y serio; esto acabaría mal".

El emotivo abrazo entre Javier Martínez, padre del pequeño Xavi asesinado con solo tres años,y el imán de Rubí, tras los atentados de Barcelona y Cambrils.EP

El 43% de los musulmanes en España son españoles, según el Observatorio Andalusí. Ahora Javier Martínez tiene claro que el atentado "no ha sido un tema religioso" y pide a todo el mundo que dialogue para evitar el racismo que también ha provocado atentados como el reciente tiroteo contra hispanos en El Paso (EEUU) o contra musulmanes en Christchurch (Nueva Zelanda).

"Las personas musulmanas son personas como nosotros", remarca Martínez, "la creencia en un Dios o en otro no veo que sea la gran diferencia entre nosotros". "No seamos racistas, no tengáis odio a las comunidades, porque realmente lo que evita esos atentados es conocer a las personas. Un mundo más plural y abierto es lo que frena todo esto", agrega.

"Que deje de investigar"

Javier Martínez ha desvelado también en SalamPlan.com que ha recibido amenazas anónimas por teléfono para pedirle que deje de investigar lo que pasó el 17A: "Me dicen que pare de investigar y de preguntarle a las personas lo que quiero saber, porque tengo más familia". Ha asegurado que lo único que consiguen es hacerle sentir que va por "el camino correcto".

Ha pedido una comisión de investigación en el Congreso de los Diputados para aclarar la presunta relación del CNI y el líder de la célula terrorista del 17A, Abdelbaky Es Satty, como confidente hasta esa fecha, tras las informaciones del diario Público. Por otra parte, está personado en la causa por los atentados de Barcelona y Cambrils ante la Audiencia Nacional, donde acusará al Estado “como mínimo, de negligencia”.

"Lo más duro de todo es que te asesinen a tu hijo y te digan: 'No hables con nadie, no hables con las asociaciones y vete a llorar a casa'"

"Lo más duro de todo es que te asesinen a tu hijo y te digan: 'No hables con nadie, no hables con las asociaciones y vete a llorar a casa'. Eso me dijeron los del Ministerio del Interior. Esa fue la frase que me hizo arrancar todo esto", explica.

Cree que pudo ser una frase desafortunada sin segundas intenciones, pero eso no obsta para que quiera saber "qué ha pasado", o al menos "saber lo que falló, y que la gente que falló, lo reconozca y cambien los protocolos".

Su objetivo no es señalar a nadie: "Da igual quién tenga la culpa; yo lo que necesito es sentirme más protegido, sentir que la muerte de mi hijo ha servido para algo y eso me ayudará a seguir adelante".

Más noticias en Política y Sociedad