Público
Público

Más de 200 organizaciones de todo el mundo instan a Polonia a paralizar la nueva ley que prohíbe el aborto

El Parlamento polaco debate una nueva ley del aborto que eliminará la opción de interrumpir el embarazo cuando exista un diagnóstico de anomalía fetal grave o mortal, lo que pone en riesgo la salud de las mujeres y viola las obligaciones internacionales de Polonia en los derechos humanos.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Pancartas que dicen "El aborto está bien" durante la marcha anual previa al Día de la Mujer en Varsovia. / Reuters

Más de 200 organizaciones de todo el mundo, entre ellas el Comisario europeo de Derechos Humanos y la Federación de Planificación Familiar Estatal, instan al Parlamento polaco a rechazar el proyecto llamado "Detener el aborto". Defienden que esta nueva ley hace retroceder los derechos reproductivos de las mujeres en Polonia.

El Parlamento de Polonia votará este viernes el nuevo proyecto que si se aprueba, "limitará aún más los ya escasos motivos por los cuales las mujeres pueden acceder legalmente al aborto en Polonia", dice la FPFE. Aseguran que pone en riesgo la salud y la vida de las mujeres y violará las obligaciones internacionales de Polonia en derechos humanos.

Polonia tiene ya una de las leyes de aborto más restrictivas de toda Europa. El aborto solo es legal para salvaguardar la vida o la salud de las mujeres, en casos de anomalía fetal grave o si el embarazo es resultado de una violación u otro acto criminal como el incesto. 

Pero si finalmente se aprueba "Detener el aborto", las mujeres en Polonia ya no tendrán ni ese derecho. Esta ley eliminará la opción de la interrupción voluntaria del embarazo cuando reciban un diagnóstico de anomalía fetal grave o mortal. Según las estadísticas que presenta la FPFE, el 96% de los abortos legales en Polonia se realizan por estos motivos.

Desde 2011, el gobierno de Polonia ha desarrollado varias políticas que atentan contra los derechos reproductivos de las mujeres. Estas han sido rechazadas gracias a las movilizaciones ciudadanas, como la Protesta Negra de 2016, que consiguió paralizar la derogación de la ley del aborto.

La FPFE denuncia que prohibir a las mujeres el acceso a un aborto seguro y legal "viola una serie de derechos humanos consagrados en el derecho internacional". Entre ello, los derechos a la vida, la salud y la atención de la salud, la no discriminación y la igualdad, la privacidad y la protección contra el trato cruel, inhumano o degradante.

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos ya ha dictaminado con anterioridad que el gobierno polaco, al obstaculizar el acceso oportuno al aborto, ha violado los derechos de la mujer establecidos en la Convención Europea de Derechos Humanos.

Además, el Comisario de Derechos Humanos del Consejo de Europa, Nils Muižnieks, acaba de hacer pública una declaración en la que urge al parlamento polaco a rechazar este proyecto de ley. 

Junto a la FPFE y el Comisario del Consejo de Europa, entre las organizaciones que rechazan "Detener el aborto" se encuentran Human Rights Watch, Asociación Europea para la Defensa de los Derechos Humanos (AEDH), y diferentes agrupaciones de países como Francia, Irlanda, Estados Unidos y Argentina

Más noticias en Política y Sociedad