Público
Público

Unos 2.500 manifestantes marchan en Barcelona contra la ley Aragonès, a la que acusan de "privatizar servicios públicos"

La medida implantada por la Generalitat cuenta con la desaprobación de múltiples asociaciones que se han puesto de acuerdo para manifestarse de manera conjunta. 

Manifestación en Barcelona contra la Ley Aragonès Matthias Oesterle/ZUMA Wire/

europa press

Unas 2.500 personas, según la Guardia Urbana, se han manifestado este domingo en el centro de Barcelona contra el Proyecto de ley de contratos de servicios a las personas que prepara la Generalitat (ley Aragonès) al considerar que "privatiza servicios públicos" externalizando su gestión hacia empresas privadas no sometidas a escrutinio público.

La portavoz de la plataforma Aturem la Llei Aragonès, Elva Tenorio, ha declarado a los periodistas que el proyecto de ley genera alarma social al afectar a más de 250 servicios públicos y convertir en "clientes" a personas con derechos.

"No es una manifestación cualquiera. Es la primera vez que juntamos servicios sociales, sanidad y educación, porque esto contamina y cambia el modelo de las generaciones futuras", ha explicado la portavoz, médica de profesión.

La también portavoz Mar Ampurdanés ha anunciado que llevarán a cabo nuevas acciones tras no obtener "ningún tipo de respuesta por parte del Govern" a las demandas de la plataforma; tampoco tras ocupar el miércoles la sede de la Conselleria de Trabajo.

La manifestación ha empezado a las 12.15 ante la Conselleria de Economia, en la confluencia de la Gran Via con la Rambla de Catalunya, con la pancarta 'Paremos la ley Aragonès' en primera línea, y la pancarta 'Se están vendiendo el país. Los servicios públicos no son un negocio' en segunda.

Manifestación en Barcelona contra la Ley Aragonés. Matthias Oesterle/ZUMA Wire/dpa Only For Use In Spain

Manifestación en Barcelona contra la ley Aragonés. Matthias Oesterle/ZUMA Wire/dpa Only For Use In Spain

Participantes y recorrido 

En la manifestación han participado colectivos del sector sanitario, educativo, de emergencias, de atención a la dependencia y pensionistas, además de sindicatos como CGT y Ustec-Stes, miembros de Podemos y la diputada de la CUP en el Parlament Maria Sirvent.

En la protesta se han visto banderas republicanas, comunistas, feministas y alguna bandera 'estelada', y carteles en defensa de los servicios y las pensiones públicas, las limpiadoras 'kellys' y la calidad en la atención a la tercera edad, que defiende el colectivo Coordinadora Residencias 5+1.

La manifestación ha descendido por la Rambla Catalunya, ha la rodeado plaza Catalunya y ha seguido por la calle Fontanella hasta llegar a la Via Laietana; a su paso por la Jefatura Superior de Policía, los manifestantes han gritado 'Este edificio será una biblioteca' y 'Más educación y menos policía'.

Al llegar a la plaza Sant Jaume, y ante el Palau de la Generalitat, los manifestantes han repetido una de las consignas más coreadas durante toda la marcha: "¿Dónde está, dónde está, Pere Aragonès? Aquí, no. Aquí, no. ¡Quizás con Florentino!".

Allí, representantes de algunas de las 80 entidades adheridas al 'Aturem la Llei Aragonès' han leído fragmentos del manifiesto de la plataforma, que exige a la Generalitat que solucione "deficiencias" y destine más recursos a servicios sociales, educación y sanidad.

"Estamos aquí para proteger la dignidad de las personas trabajadoras que cómo casa día a día como su dignidad laboral es pisada por el sector privado", han dicho en la lectura del manifiesto.

Otras intervenciones 

La representante de la escuela Mediterrània ha acusado al Consorcio de Educación de Barcelona de querer cerrar el centro, que ahora acoge a 90 alumnos y fue rehabilitado en 2013, cierre que atribuyen a que "es una escuela pequeña" que la administración no valora, según ella.

El colectivo Doctorandos en lucha ha pedido a la Generalitat que les garantice los derechos laborales básicos, y ha denunciado las "políticas precarizadoras y mercantilizadoras" del Govern en las universidades.

El SEPC ha dicho que estarán "en todas las trincheras" igual que han estado estos días en la calle, y a las 13.00 horas han desplegado una pancarta desde su sede en Via Laietana en la que se leía , lo que los manifestantes han aplaudido.

Ha cerrado el acto una actuación musical del colectivo Iaioflautas, que han interpretado una versión de Resistiré con una letra adaptada para protestar contra la ley Aragonès, y 'El pueblo unido jamás será vencido' en catalán.

Más noticias